X

El lado B de la Argentina en llamas: por el canje, se derrumba 50% el riesgo país

Ya cotizan los bonos nuevos. El resultado está en línea con el resultado del acuerdo con los acreedores. Argentina deberá bajarlo más para acceder al mercado.

Por 10/09/2020 13:39

La entrada en circulación de los bonos surgidos de la reciente renegociación de la deuda pública en manos de tenedores privados se tradujo este jueves en el esperado desplome del riesgo país, que en 24 horas fue recalculado de los 2.147 puntos básicos a menos de 1.100.

El riesgo país es un índice que elabora el banco de inversión J. P. Morgan, que mide el diferencial de rendimiento entre el considerado riesgo cero, los Bonos del Tesoro de Estados Unidos a diez años, y papeles equivalentes de las diferentes naciones.

Pasado el mediodía de la rueda de este jueves, el indicador se ubicaba a 1.083 puntos básicos, con una caída abrupta del 49,6%. Eso significa que si Argentina saliera hoy al mercado voluntario de deuda pagaría una tasa de interés del orden del 11,5% en dólares.

 

Fuente: Rava Bursátil.

 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya aclaró de que ningún modo se buscará financiamiento a esas tasas, pero el país deberá en los próximos años iniciar un sendero descendente de ese indicador, sobre todo cuando deba refinanciar vencimientos que se harán exigentes a partir de 2025.

Más aun luego de que culmine la negociación de la deuda pendiente con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que agregará 46.000 millones de dólares a los compromisos nacionales.

Para eso deberá dar garantías de solvencia, que pasarán por el equilibrio progresivo de las finanzas públicas, la restauración del crecimiento económico y la moderación de variables clave como el tipo de cambio y la inflación.

El rendimiento de los nuevos bonos queda, al menos en el debut, algo por encima de lo calculado al cerrarse el acuerdo con los acreedores externos, que incluía el supuesto de un exit yield (rendimiento posterior al canje) del 10%.

Leandro Ziccarelli, director del Departamento de Research del Instituto de Capacitación Bursátil (ICB), le dijo a Letra P que el nuevo riesgo país “está en línea con lo que se esperaba. Los rendimientos están levemente por encima de la previsión optimista básicamente por dos factores. Por un lado, por la corrección del mercado en Estados Unidos, que se dio justo dos días antes de que salieran a cotizar los bonos argentinos y que sumó algo de incertidumbre a los emergentes. Segundo, por los problemas macroeconómicos argentinos, con un Banco Central que sigue perdiendo reservas”.

 

 

“En conclusión, el rendimiento que vemos hoy es un punto de partida. Argentina tiene que corregir ciertos desajustes macro en el corto plazo y normalizar el mercado de capitales para apuntar a un rendimiento promedio del 10% como base. Desde ahí, debería tratar de aventurarse a un 8% para 2023 aproximadamente, que es cuando vamos a necesitar volver con fuerza a los mercados de capitales”, completó.