X

Busca habilitar deportes individuales y comercios en terminales de trenes para mostrar algún avance. La provincia no hará modificaciones a la fase actual.

Por 12/08/2020 19:35

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quiere avanzar con la hoja de ruta trazada en el plan de puesta marcha de la Ciudad en el marco de la pandemia por coronavirus. Lo planteó el lunes en su encuentro con el presidente Alberto Fernández y este miércoles en su reunión con el gobernador Axel Kicillof. A sabiendas de que ambos gobernantes del Frente de Todos (FdT) insisten en que la situación sanitaria no permite mayores cambios al estado de aislamiento, ofreció una versión acotada: propuso un plan de "miniaperturas" con el que busca diferenciarse sin romper la alianza del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Tras el acuerdo para volver a la cuarentena estricta que rigió durante la primera quincena de julio, Rodríguez Larreta trazó un plan para sumar permisos en cada anuncio de prórroga del aislamiento. Sin hablar de fases, puso en práctica un guión con detalles de actividades y habilitaciones que negocia semana a semana con Fernández y Kicillof. Desde el martes, busca que en la Ciudad se puedan practicar deportes individuales como tenis, golf, remo y hasta el turf, al tiempo que propuso que reabran los comercios ubicados en inmediaciones a la estaciones de ferrocarrill de Once, Retiro y Constitución.

 

 

Rodríguez Larreta cree que este nuevo paquete de aperturas tiene aval de Kicillof y Fernández. Sin embargo, la discusión seguirá en la reunión tripartita en la que se definirá cómo sigue la cuarentena en el AMBA. El gobernador bonaerense le adelantó al jefe de Gobierno que no habrá nuevas habilitaciones en el conurbano y le repitió su preocupación por el control en el transporte público y el movimiento de pasajeros entre ambas jurisdicciones.

El jefe de Gobierno retiró del plan de aperturas las obras de construcción privada y la atención de bares y restaurantes en las veredas, que implicarían un traslado de trabajadores bonaerenses hacia la Ciudad. Espera que ese "gesto" destrabe las "miniaperturas" que quiere presentar para no quedar atado a un plan sin avances.

 

 

Rodríguez Larreta sabe que su intención de abrir siempre alguna actividad como método para mostrar un horizonte y diferenciarse del oficialismo le trae cortocircuitos hacia el interior de la triple alianza del AMBA. Según el reporte sanitario de los tres gobiernos, los datos epidemiológicos, sumados al ritmo de ocupación de camas, dan cuenta de una situación peor que la del último anuncio.

Pese a ese escenario, el jefe de Gobierno promueve aperturas focalizadas y se guía por el consejo del ministro de Salud, Fernan Quirós. El titular de Salud sostiene que “hay un conjunto de elementos epidemiológicos que demuestran que la curva de la ciudad está madura y es una cuestión de pocas semanas que empiece a descender”.