X

Bragado: se partió el oficialismo y el intendente pierde poder en el Concejo

Una concejala del PRO abandonó el espacio por diferencias en la presentación de un proyecto. La carrera hacia 2021 como telón de fondo.

Por 12/08/2020 10:56

A ocho meses de asumir su segundo mandato al frente del ejecutivo municipal de Bragado, el intendente Vicente Gatica sufrió el primer golpe a su estructura: en el Concejo Deliberante, el armado oficialista se quebró tras la salida de la concejala del PRO Daniela Monzón. La representante macrista asegura que continuará en Juntos por el Cambio, pero no responderá al jefe comunal.

La alianza Juntos por el Cambio en el distrito de Bragado es amplia y heterogéneo. Además de la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica y el PRO, también integran el frente el Partido Fe (que en la mayor parte de los distritos abandonó el espacio a principio de 2020) y dos partidos vecinalistas: Acción para el Desarrollo y Unidos por Bragado. Esta última fuerza es presidida por el intendente Gatica.

 

 

PORTAZO. En el Concejo, todas las fuerzas tienen representación y hasta ahora trabajan en un interbloque. Pero el armado comenzó a resquebrajarse. “Continúo en Juntos por el Cambio”, aclaró a Letra P la concejala Monzón, quien integra el espacio que a nivel local lidera el diputado nacional Pablo Torello y que a partir de ahora presidirá el monobloque PRO Bragado. Dijo que rompió con el oficialismo luego de que los representantes del espacio Unidos por Bragado le recriminaran la presentación de un proyecto en conjunto con un edil del Movimiento Evita.

“Veníamos con rispideces desde 2016, año que estuve al frente de la jefatura de Pami, por la gestión de la salud en Bragado, que no es igualitaria ni equitativa”, explicó la concejala a este medio. Y agregó que la crisis se desató cuando le propuso al concejal y médico Fernando Maidana avanzar con una iniciativa para formar el Consejo Asesor de Salud en el marco del decreto nacional Nº 939 del año 2000, que apunta a los hospitales de gestión descentralizada.

 

 

La concejala explicó que avanzar con la iniciativa mejorará el sistema de salud de la ciudad. “Le permiten a un hospital municipal poder cobrarle a alguien que tenga una prepaga o que tenga una obra social, por eso el hospital de Bragado tiene convenio con Pami. Implica que ese ingreso extra deba ser invertido en el incentivo para el personal de salud, compra de materiales o equipamiento y además invertir en médicos de cabecera”, detalló.

Monzón señaló que el proyecto contó con la firma de su par de la bancada peronista porque es “el presidente del Círculo Médico en Bragado y palabra autorizada para hablar de salud en el Concejo Deliberante”.

Tras la presentación, el espacio vecinalista que responde a Gatica se molestó con la concejala. “Cayó muy mal el proyecto”, dijo, y señaló que le indicaron que no podía presentar ningún proyecto sin la autorización del funcionario del área. “Yo soy del poder legislativo, no pertenezco al poder ejecutivo”, indicó en referencia a la división e independencia de los poderes.

“Entiendo que no tengo por qué hacer lo que me dice el Poder Ejecutivo y puedo presentar proyectos con quien quiera. Si no se puede pensar la salud con los opositores, que se queden solos”, argumentó Monzón.

 

🔴MEDICOS Y FUNCIONARIOS VOLVIERON A LLAMAR A TOMAR CONCIENCIA. “LA IRRESPONSABILIDAD DE UNA PERSONA PUEDE PERJUDICAR A...

Publicado por Municipalidad de Bragado en Martes, 11 de agosto de 2020

 

HCD Y 2021. La concejala asumió por primera vez una banca en 2015, tras integrar la lista de 2013, pero licenció su lugar para asumir en la jefatura distrital del Pami. En 2017, juró nuevamente. De cara a 2021, la intención de su espacio es “tratar de trabajar en un proyecto diferente y poder ir a internas”, contó a Letra P, posibilidad que estuvo vedada en 2019. Sin embargo, reconoció que ante el contexto pandémico las elecciones están en segundo plano.

El cuerpo de representantes del Concejo Deliberante de Bragado está integrado por 18 concejales. La alianza Juntos por el Cambio tiene once: el PRO, la Unión Cívica Radical y la vecinalista Acción para el Desarrollo tienen dos ediles cada uno; la Coalición Cívica y el Partido Fe, uno; y Unidos por Bragado, tres, incluida la presidencia. Hasta diciembre, estaban nucleados con el nombre Cambiemos. Ahora, en momentos en que aún no se habían definido si se avanzaba con la denominación Juntos por el Cambio, Monzón jugará en soledad. “Estoy permanente tratando temas y trabajando proyectos con las fuerzas que integran Juntos por el Cambio, menos con la del intendente”, señaló.

El resto de las bancas se las divide el peronismo. Cinco tiene el Frente de Todos y dos el PJ-Movimiento Evita.

 

 
 

EXPERIENCIA 2019. En las elecciones pasadas, la decisión de la entonces gobernadora María Eugenia Vidal de evitar internas en los distritos donde la alianza conducía silenció las diferencias en la tropa que conducía Gatica. Antes del cierre de listas, varios sectores visibilizaron su disconformidad con la decisión del intendente de buscar la reelección.

En aquella ocasión, el exdiputado radical e integrante del partido vecinalista Acción para el Desarrollo Marcelo Elías recordó que en diciembre de 2015 Gatica se había comprometido a no buscar la reelección y pidió un “recambio generacional en la intendencia”. Casi en simultáneo, dirigentes de la Coalición Cívica - ARI impulsaron una encuesta para posicionar la candidatura del exsenador y exintendente Orlando Costa.

Sin embargo, la posición que finalmente más ruido hizo fue la de la entonces concejala radical Laura Pico, quien no sólo se alejó del oficialismo rompiendo el bloque con serias críticas al intendente sino que, ante el impedimento de competir dentro de Cambiemos, participó de la elección compitiendo con el sello de Roberto Lavagna, Consenso Federal.