X

Endeudamiento: intendente de Juntos por el Cambio denuncia presiones de Kicillof

Cappelletti (UCR), de Brandsen, dice que le negaron insumos sanitarios y le quitaron control policial. Y lo vincula a la disputa en la Legislatura.

El intendente de Brandsen, el radical Daniel Cappelletti, denunció que el Gobierno bonaerense está presionando a los jefes comunales de Juntos por el Cambio y lo atribuye a que la oposición no acompañó el tratamiento del proyecto de endeudamiento que Axel Kicillof envió a la Legislatura. Dijo que el Ministerio de Salud no le entregó los insumos que habían sido acordados y que la cartera de Seguridad le quitó el control de localización de patrulleros.

En ambas cámaras legislativas estaba previsto tratar este jueves el pedido de autorización del Ejecutivo para tomar deuda por 500 millones de dólares y 28.000 millones de pesos. Las diferencias entre oficialismo y oposición primaron y la discusión se postergó. Juntos por el Cambio se mantuvo firme en sus exigencias.

Para el intendente brandseño, el rechazo comenzó a ser facturado por el oficialismo. “Como todos los viernes, fuimos a la Región Sanitaria XI a buscar los insumos. Nos habíamos mandado un mensajito con quien coordina y nos habilitó a que lo retiráramos, pero nos volvimos sin nada”, se quejó Cappelletti en diálogo con Letra P.

 

 

Relató que antes de que cargaran el pedido se acercó un hombre y les dijo: “Brandsen no, está en verde”. Consultado sobre la expresión, Cappelletti dijo desconocer qué significaba esa denominación. Pero indicó: “Para mí nos están presionando por el tema del endeudamiento, porque me lo están haciendo en todos los Ministerios”. Y lo relacionó con otro hecho: contó que días atrás el Ministerio de Seguridad conducido por Sergio Berni le informó que el municipio ya no podría controlar la localización de los patrulleros.

En un comunicado, el municipio indicó que dicha cartera notificó: “No se seguirán requiriendo los servicios referentes a monitoreo de información, enlaces y conectividad”, servicio conocido como A.V.L. (Automatic Vehicle Location) de los patrulleros de la policía hacia el ámbito municipal. Según el texto comunal, la medida afecta “de forma sustantiva el control civil sobre la fuerza policial e incide negativamente en la inversión y elaboración para las políticas públicas de prevención y seguridad por parte de los municipios”. Ante la situación, Cappelletti indicó que inició las gestiones para que se restablezca la herramienta.

 

 

El intendente también cuestionó las condiciones en las que se disponen los insumos en el centro operativo de la Región Sanitaria XI: “Está todo tirado, es una vergüenza”, vociferó, y acompañó sus expresiones con la imagen que se ilustra arriba.

Sobre la situación sanitaria, el jefe comunal indicó que en Brandsen están en observación once pacientes y que esperaban que el ministerio conducido por Daniel Gollán les extendiera barbijos N95, barbijos quirúrgicos, mamelucos, hisopos dacrón, cofias, botas, camisolines descartables y alcohol. “Esto no lo vi jamás, con ningún otro gobierno”, señaló enojado. Y completó: “Si juegan con la salud de la gente ya es el colmo”.