X

Guzmán y Massa negocian con el campo de Todos un megaplán de exportación

Quieren más producción y volúmen de proteína animal para consumo humano. Es el primer guiño al Consejo Agropecuario, armado que reemplaza a la Mesa de Enlace.

Por 26/07/2020 9:50

El que definirá las condiciones es el ministro de Economía, Martín Guzmán, celoso de la calculadora que controla los niveles de gasto, pero ya hay en marcha una negociación entre el Gobierno y el campo más amistoso con la gestión de Alberto Fernández para un proyecto de fomento a la producción y exportación de proteína animal para consumo humano.

A partir de una idea de Gabriel Delgado, interventor virtual en Vicentin y asesor del Gobierno en una serie de medidas para el agro, Guzmán, junto al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, trabajan en cómo articular un proyecto de ley o un decreto que puntualice beneficios, como la amortización acelerada de inversiones para aquellos que inviertan en producir carne aviar, porcina y vacuna con fines de exportación.

También piensan en reducir retenciones para quienes exporten por encima del año previo al ejercicio, un descuento aplicable sólo al excedente. El asunto se encuadra en el marco de la idea de “Vaca Viva”, un precepto de Delgado para referir a un campo que le permita al Gobierno contar con dólares frescos como sólo le da el sector petrolero.

 

La UIA, Aceiteros y miembros de Enlace, el nuevo campo negociador. 

 

Por ahora, son ideas que se discuten no sólo entre los funcionarios, sino con el Consejo Agropecuario Argentino, un pool de casi 50 cámaras y entidades representantes de la agroindustria y los productores.

La medida, que se estará cristalizando en algunos días, es, sobre todo una señal política de cómo el Gobierno pretende recrear la interlocución con el sector agropecuario. El guiño al Consejo es una confirmación de que la representación de la Mesa de Enlace no sólo está cuestionada por las bases, sino que perdió relevancia federal en la discusión de la política.

 

 

Desde el Consejo, dispuestos a jugar articulando con el oficialismo, admiten que la Mesa de Enlace fue una creación que nació de un conflicto y que, con el pasar de los años, subsistió sólo bajo la premisa de la disputa. Esa característica la fue apagando lentamente. Hoy, tres de esas patas, la Federación Agraria (FAA), Confederaciones Rurales (CRA) y Coninagro, ya están dentro del Consejo. Afuera quedó sólo la Sociedad Rural (SRA), que se negó a participar, cruzada por fuertes internas propias.