X

Advierten que las energéticas siguen sobrefacturando: no pasan a medir y “cobran a ojímetro”. Reclaman un plan de pagos a Cammesa.

Por 15/07/2020 17:24

Meses atrás, entidades representativas de las pymes bonaerenses hicieron público el reclamo por sobrefacturación de los consumos de energía, advirtiendo que numerosas pequeñas y medianas empresas inactivas por el escenario pandémico recibieron boletas con consumos estimados, basados en el último mes de actividad y no en el panorama real, lo que representó un lastre adicional al escenario productivo crítico. A pesar de las advertencias del ENRE, que ordenó a las distribuidoras facturar el consumo real, las entidades del sector alertan que las irregularidades en este aspecto persisten, no solo en lo que refiere al servicio de luz sino también con las boletas de gas. Advierten que el Estado “está lento” y “no ejerce un fuerte control”.

“Para que Edelap, en La Plata, deje de cobrar a ojímetro hay que hacer un trámite. Y después que lo cobraron, ven cómo lo devuelven. No hay una resolución inmediata y todavía siguen cobrando sin leer los medidores. Y el Estado está lento porque no tiene resortes para hacer cumplir las resoluciones”, definió en diálogo con Letra P el titular de la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (CEPBA), Guillermo Siro.

Amén de esto, las cuatro entidades pyme bonaerenses (UIPBA, FEBA, ADIBA y CEPBA) presentaron recientemente ante la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) una nota requiriendo acceder a un plan de pagos que “colaboraría para aliviar la situación de asfixia que atraviesan los distintos sectores industriales”. Puntualmente, en el texto al que tuvo acceso este medio se solicitó que dicho plan contemple “los consumos de energía registrados entre marzo y mayo del corriente año, mediante un plan de seis cuotas mensuales sin interés”.
 

 

En lo que refiere al reclamo por sobrefacturación, Siro señaló que ese cuadro de situación también se refleja en las boletas de gas: “Están cobrando igual que las anteriores, sin leer la factura, lo que históricamente ellos creen que uno debe haber consumido, cuando las empresas están sin actividad. Y aquellas que están contratadas porque el gas es parte de sus insumos, de su materia prima y que no funcionaron, porque tienen el horno apagado, le cobraron como si hubiera estado en marcha”.

“Si hay gente que te puede acercar la boleta de luz, también hay gente que puede tomar el registro de los medidores.” (Guillermo Siro)

El dirigente pyme remarcó que el pedido que se hace a las empresas y los organismos de contralor es “primero, que lean los medidores y cobren lo que tienen que cobrar, situación que nos cuesta muchísimo porque siguen cobrando a ojímetro. Segundo, aquellos que tienen la energía con un contrato semestral o anual, que las empresas entiendan que cuando no hay actividad es muy difícil pagar lo que no se consumió por más que esté contratado. Con los alquileres pasa una situación similar y uno se sienta y negocia. Las empresas de energía no negocian”.



El titular del CEPBA, Guillermo Siro.


Siro también crítico lo que considera un insuficiente monitoreo estatal. “Cuando el Estado no ejerce un fuerte control, las empresas monopólicas y privatizadas hacen uso y abuso de su posición dominante. El Estado actúa de manera tibia porque no puede o porque todavía no se entendió el rol del Estado en el control de estas empresas”.

En este punto, cuestionó el entramado burocrático por el que tienen que transitar las pymes para revertir esa irregularidad. Dijo que las empresas “hacen que cumplen pero en muchos casos no cumplen”, y que el pyme tiene que hacer gestiones particulares “para que no se le cobre cualquier cosa”. “En muchos casos se les cobra igual, después tiene que pedir el reintegro que en algún momento cobrarán. Pero la resolución es que deben leer los medidores. Si hay gente que te puede acercar la boleta de luz, también hay gente que puede tomar el registro de los medidores”.