ENCUESTAS | ¿YA HAY 2023?

Larreta pisa fuerte el conurbano y se afirma como amenaza para el peronismo

Según una encuesta de Reyes Filadoro, tiene mejor imagen en la provincia que Kicillof y seis de cada diez votantes del Frente de Todos lo valoran positivamente.

En medio de la polémica por la flexibilización o el endurecimiento de la cuarentena en el Área Metropolitana (AMBA), una encuesta reveló que la figura del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, viene creciendo en la provincia de Buenos Aires, territorio difícil para las fuerzas no peronistas, y que hasta tiene mejor imagen que el propio gobernador Axel Kicillof

 

Según el trabajo de la consultora Reyes-Filadoro, la imagen positiva del presidente Alberto Fernández es de 75% en el Gran Buenos Aires, con 23% de imagen negativa; Larreta tiene 70% de positiva y 27% de negativa; mientras que Kicillof consigue 65% de imagen positiva y 33% de negativa.

 

 

"El dato más interesante es que Larreta está empezando a trascender las fronteras de la Capital Federal, lo cual es muy positivo para él y su futuro político. Larreta tiene un liderazgo muy fuerte y eso también se refleja en la provincia de Buenos Aires", remarcó la politóloga Florencia Filadoro.

 

En diálogo con Letra P, la consultora vinculó la imagen positiva del jefe de Gobierno a su decisión de flexibilizar la cuarentena y al estilo "dialoguista" del alcalde porteño. "El contraste de estilos entre Larreta y Kicillof es muy fuerte. Uno se muestra moderado y el otro, crítico", señaló.

 

En el trabajo de la consultora, la adhesión y rechazo a la cuarentena está dividido casi en partes iguales porque mientras el 50% cree que el Gobierno debe flexibilizar la cuarentena, un 49% opina que tiene que continuar.

 

 

 

El estudio, que se realizó entre el 7 y 9 de junio, también dio cuenta de que seis de cada diez bonaerenses que votaron al Frente de Todos en las últimas elecciones tiene una valoración positiva del jefe de Gobierno, quien en las últimas semanas habilitó la apertura de comercios barriales y permitió que los porteños salieran a ejercitarse. "Larreta está intentando responder a su propia base política y sus decisiones se basan en una cuestión ideológica sobre la restricción de las libertades. La cuarentena se volvió demasiado extensa y quizás fue muy dura al principio", analizó Filadoro.

 

Desde hace semanas, la situación de contagios en la zona más poblada del país va en aumento y las opiniones sobre si continuar con la apertura paulatina o restringir la circulación son cada día más contrapuestas. Aunque los equipos técnicos intentan mantener el diálogo permanente, las críticas de los dirigentes bonaerense no cesan. Los funcionarios de Kicillof y los intendentes entienden que la apertura implica un "enorme riesgo para el conurbano".

 

 

 

Filadoro destacó el vínculo que Fernández, Larreta y Kicillof supieron construir al inicio del aislamiento, el cual se tradujo en niveles de aprobación "históricos" por parte de la sociedad, pero también reconoció que esa buena relación se fue "resquebrajando" en las últimas semanas. 

 

"Las diferencias políticas comienzan a notarse. Aunque Larreta tenga un estilo dialoguista, se transformó en el líder de la oposición y tiene una mayor visibilidad a partir de la pandemia", evaluó.

 

Por el momento, los funcionarios porteños y bonaerenses acordaron reforzar los controles en el transporte público y privado para evitar la propagación del virus. Se hará hincapié en las estaciones de trenes, donde se concentra la mayor cantidad de personas.

 

Entre Ríos: quién es y qué proyecta el mandamás del poderoso instituto portuario
Victoria Villarruel, vicepresidenta de la nación, y el gobernador de Salta, Sáenz.

También te puede interesar