18|6|2022

Javkin: “No puedo reventar un municipio por un sistema de transporte sin solución”

29 de mayo de 2020

29 de mayo de 2020

El intendente de Rosario exige el programa ATP para los choferes y, así, frenar 20 días de paro. La Nación, la única que puede sanear un sistema contaminado.

La crisis del sistema de transporte del interior continúa naufragando con casi 20 días de paro sobre las espaldas y un futuro que se presenta sombrío desde lo estructural. El jefe comunal de Rosario, Pablo Javkin, sigue dándole espesor a la miniliga de intendentes que conforma con sus pares de otras grandes ciudades para que la Nación reaccione y sustente el sistema. “No puedo reventar un municipio por un sistema de transporte sin solución”, argumenta.

 

Sostiene que la administración central no ve al tema integralmente y que el reparto de subsidios es inequitativo. “De un día al otro se pasó de 450.000 pasajeros a 65.000 y la recomendación es que no se transporte más. Perfecto, esa es la decisión, pero cuánto se puede sostener sin una solución económica que acompañe”. Justamente, desde hace unos días se avanzó sobre la idea de que el gobierno nacional incluya a los choferes en el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). “¿Por qué el transporte de larga distancia recibe el ATP y el urbano no?”, preguntó.

 

Para darle mayor visibilidad al reclamo, trabaja para ensanchar las espaldas de la miniliga del interior, tal como publicó Letra P. En este marco, pidió “ponerle ritmo de solución” y apeló a la voluntad de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) a nivel nacional y, sobre todo, de los empresarios del transporte, “quienes saben cómo se prestan los servicios y conocen de la inequidad”. El miércoles, las empresas advirtieron con cesantear empleados ante posible insolvencia.

 

 


El gremio UTA se movilizó en el día 18 de la huelga.

 


Pero también abrió el espectro a legisladores, desde socialistas y peronistas hasta de Juntos por el cambio. “El gobierno ha tenido una medida muy positiva cuando asumió que fue corregir los subsidios, pero la pandemia se llevó puesta esa base”, dijo.

 

Ahí radica el problema que no está al alcance de los municipios, sostiene. “Yo tomo los planteos (gremiales) pero es claro cómo son los números y la situación. No puedo reventar un municipio por un sistema que no tiene solución. El sistema recauda 15% de lo habitual (…) No hay manera de que funcione así, ni en Rosario, ni en Córdoba; tampoco en Bariloche o Bahía Blanca. No se lo pueden plantear a los municipios, con solo mirar los presupuestos alcanza”, dijo en LT8.

 

En la semana, Javkin le escribió al Presidente pero, según pudo saber este medio, por el momento no tuvo respuesta. “Estamos intentando hablar con el Presidente, estoy seguro que comprendería en forma inmediata”, sostuvo.