X

La diputada de Cambio Federal pide construir desde la antigrieta. Destaca la alianza Fernández - Kicillof – Larreta y pondera a Monzó.

Por 20/05/2020 16:01

María Elena Torresi es diputada provincial por Cambio Federal y una histórica dirigente del justicialismo del sur del conurbano bonaerense. Junto a su esposo, Osvaldo Mércuri, dotaron en los últimos años de la famosa pata peronista a distintas alianzas electorales. En 2013, al Frente Renovador, y en 2015, a Juntos por el Cambio. En esta entrevista con Letra P, la legisladora vuelve a destacar el trabajo del histórico partido, tanto en la oposición que integra como en el oficialismo. Dueña de un tono moderado que moldeó su trayectoria y figura políticas, hoy refuerza su postura dialoguista y de unidad nacional. Celebra la mesa de trabajo entre el presidente Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Una triple alianza que, asegura, “gusta a los de un pensamiento y otro”. Además, remarca que el bloque que conformaron en la Cámara de Diputados junto a Walter Carusso, Fernando Pérez, Guillermo Bardón y Martín Domínguez Yelpo es bien considerado por el Ejecutivo. “Nos sentimos escuchados”, afirma. Prefiere no hacer demasiada referencia al surgimiento de nuevos líderes en la oposición y destaca el rol de armador de Emilio Monzó.

 

 

-¿Qué evaluación hace del trabajo del gobernador en la pandemia?

-Lo veo bien y como parte de un equipo que compone junto a la Nación, con Alberto, y la Ciudad, con Larreta. Esa unión gusta. Gusta a los de un pensamiento y a los de otro. Es bueno que un gobernador muestre ahí su programa y conforme un trabajo, su trabajo, desde una multisectorial. Porque observo que ha llamado a las organizaciones de la comunidad no gubernamentales, en la que también está la Iglesia. El AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) tiene grandes problemáticas y necesita de todos para resolverlas. Y es ahí donde lo veo trabajando, por supuesto, con algunas diferencias y discusiones.

-¿El sector que integra se siente escuchado por esa mesa?

-Totalmente. Y la idea es escuchar y proponer también. Por ejemplo, ahora observamos que los intendentes están pidiendo refuerzos económicos y me gustaría decir que nuestro presidente de bloque, Walter Carusso, presentó una propuesta para que las ayudas que se le están dando a los municipios puedan ser devueltas una vez que pase la pandemia y en cuotas. Es decir, ver un problema y tener algo positivo para dar. 

-¿Coincide con el gobierno en que la principal preocupación está puesta en el conurbano?

-Preocupaciones hay muchas y vemos también ocupación de esos temas. Es decir, vemos que, a través de la acción social y desarrollo, el gobierno está dando respuestas. ¿Se necesitan más? Sin dudas, siempre se necesitan más. Esta crisis llegó a la clase media, que nunca ha necesitado pedirle algo al gobierno, a personas que ante una dificultad siempre encontraron contención de su entorno, de un padre, un hermano o amigo. Hay que estar al lado de los profesionales que no pueden trabajar, del comerciante que cerró y a quien se le acumulan las cuentas. Se está dando ayuda, pero muchas veces no se llega a completar todo el cuadro. Tenemos que prepararnos para acompañar a todos cuando pase la ola. Atender los nuevos problemas y comenzar a preocuparnos un poco más por el otro.

 

 

-¿Qué rol cree debe tomar la oposición en este sentido?

-En Cambio Federal creemos que tenemos que eliminar la grieta en esta crisis. E ir quitando las grietas cuando termine la pandemia para superar la crisis. Por eso pensamos que la oposición tiene que indicar si hay errores en el gobierno, pero también tiene que tener un trabajo positivo, el de proponer mejores políticas. Antes de la pandemia teníamos muchos problemas y rompiéndonos unos a los otros no se va a crear una solución mejor. Hay que escuchar, proponer y hacer y no hay que quedarse en el rincón de una oposición negativa. Eso directamente no debe existir.

-¿Monzó reactivó sus intenciones de convertirse en el líder de la oposición?

-Emilio nunca dejó de construir y siempre estuvo en la escena política. Pero porque la política no va en tramos, es una película en transcurso. Y el accionar en esta película no se corta por periodos, sino que transcurre y es la gente misma la que hace una evaluación completa. En este caso sobre quién es Monzó, qué propone y con quiénes está. En este momento podemos hablar de lo que pasa hoy y después de que pase esta ola, que esperemos no sea tan alta y se tengan todos los hospitales y políticas públicas para nuestra gente, van a surgir de manera natural y clarísima los liderazgos. Y creo que Monzó ahí tiene un lugar para ocupar.