Interna en la pandemia

Con charlas de cuarentena, la UCR “antigrieta” alista su tropa bonaerense

Posse, Storani y opositores a la actual conducción de la UCR Provincia aceitan actividades vía Zoom y llaman al debate. Críticas al PRO duro y sintonía con dialoguistas. Ampliar espacios sin romper.

Sea para abordar aspectos como salud y economía en tiempos de pandemia o la cooperación política en situaciones críticas, el armado opositor a la actual conducción partidaria de la UCR bonaerense, que había empezado moldear su fisonomía previo a la cuarentena, aceita sus encuentros virtuales vía Zoom, con la pandemia como eje disparador, pero también con un mensaje político claro teniente a exhibir un sector definido y decidido a la disputa del poder interno dentro de la estructura del partido centenario en el orden bonaerense, a la vez que marca su posicionamiento dentro de la convivencia societaria de Juntos por el Cambio, estrechando lazos con aquellos dirigentes que acentúan un perfil dialoguista, desprovisto de la persistente excavación en la grieta.

 

“Hay un radicalismo en marcha que quiere ser protagonista”, se observa en un post vía Twitter del ex diputado Alejandro Echegarayen el que se destaca que la conferencia virtual “Salud y política” protagonizada por el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, y los dirigentes radicales Federico Storani y Juan Manuel Casella contó con más de mil asistentes. “Es mucho más que lo que convocó toda la conducción del partido junta”, marcó a Letra P uno de los organizadores de esa jornada, para contrastar con las actividades de similar tenor convocadas desde el oficialismo boina blanca, a cargo de Daniel Salvador.

 

El mandato del exvice de Vidal en la UCR bonaerense expira el 28 de noviembre, pero el actual contexto de aislamiento abre interrogantes sobre la factibilidad de concretar elecciones internas en las fechas inicialmente previstas. Más allá de este aspecto, en San Isidro no dudan: “Posse es candidato a presidente del comité; vamos por la renovación del partido y con otra idea, de integrar Juntos por el Cambio pero de igual a igual. Basta de sometimiento radical al PRO”, deslizó a este medio una fuente de la mesa chica del sanisidrense.
 

 


Ampliar el espacio sin romper con Juntos por el Cambio es un objetivo que también destacan en el sector referenciado en "Freddy" Storani, desde donde ponen énfasis en la diferenciación con “el ala dura del PRO”. “Nuestro espacio se define en el sentido de la antigrieta”, enfatizó un dirigente de este grupo para recalcar que el rechazo que ese planteo genera en el sector más afín a polarizar: “Parece que el abrazo de Perón y Balbín no existió”, machaca para cuestionar a quienes dentro del partido observan rasgos autoritarios en el proceder del Gobierno en la cuarentena.

 

En busca de esa amplitud, este radicalismo que se define “antigrieta” llama a “ampliar horizontes” y recuperar un perfil socialdemócrata con socialistas, el GEN e, incluso, dirigentes de extracción peronista. En esa línea, destacan a Emilio Monzó, con quien articula el possismo dentro del bloque de Cambio Federal en la Legislatura, que comanda Walter Carusso, quien enfatizó a este medio: “Cuando pase la pandemia, estaremos ahí para recuperar y renovar el partido y llevar el radicalismo donde nunca tendría que haber dejado de estar”.
 

 


A su vez, cerca de Storani marcan que “las relaciones de Freddy con Monzó fueron excelentes siempre”. Y recuerdan: “Armaron juntos la primera etapa de construcción de Cambiemos”. “Hay que armar con dirigentes como Monzó, como Pablo Javkin en Rosario y Martín Lousteau en la Ciudad de Buenos Aires; estamos perfilados por ahí”, sintetizan, para tampoco prescindir del armado de dirigentes radicales como Ricardo Alfonsín, sobre quien señalan que “es entendible” su decisión de aceptar la embajada argentina en España y ponderan la representatividad que posee fundamentalmente en distritos del interior, algo que es visto con buenos ojos para complementar el caudal que este espacio en el GBA, sobre todo en la Primera sección electoral.

 

Aquí, se destacó la asistencia de numerosos dirigentes referenciados en el hijo del expresidente en algunas de las actividades virtuales impulsadas por Posse y Storani. En ese marco de interacción con el ala dialoguista, este sábado, Posse ofrecía una charla de “política y actualidad” vía Zoom con el exministro del Interior Rogelio Frigerio.
 

 


También se exploran intendentes, pero, en este lote, los paladares son variopintos, al punto de no renunciar algunos de ellos a la posibilidad de ofrecer un carril alternativo. “Tiene que correr mucha agua bajo el puente. Está todo bastante líquido y eso es bueno”, confían para dar cuenta de un presente “con mucho dialogo, mucho vaso comunicante por arriba y por abajo”. Sobre ese plano de actividades, en este espacio instan a la construcción de un radicalismo que “se ponga patas para arriba y se discuta a sí mismo”.

 

El Socialismo confirmó su integración al Frente de Frentes opositor en Santa Fe.
Mirabella pretende que Santa Fe recupere el 50% de las retenciones al agro.

También te puede interesar