X

Rosca de intendentes radicales para limar asperezas y fortalecerse ante el PRO

En el foro de la UCR en Brandsen hubo pases de factura por la ruptura del bloque en la Legislatura. Elucubraciones para el Comité. Voz y voto en el armado de listas. El objetivo: mostrar unidad.

Por 19/02/2020 17:31

Con las tensiones puestas de manifiesto en el desdoblamiento del bloque legislativo y en las diferencias de cara a la construcción de un liderazgo en la escena bonaerense, los intendentes radicales de la provincia de Buenos Aires tuvieron este miércoles en Brandsen una reunión de foro signada por un fuerte debate interno donde se visibilizaron malestares y se sinceraron inquietudes. Todo, bajo un principio básico: evitar que esas fricciones erosionen el volumen político del partido centenario ante el socio PRO, de cara al posicionamiento electoral en el esquema de Juntos por el Cambio.

“Fue una discusión como hacía tiempo no nos dábamos los intendentes, con mucha vocación política”, remarcó en diálogo con Letra P el titular del Foro, Miguel Fernández (Trenque Lauquen), quien admitió que se abordó la decisión de diputados alineados al intendente de San Isidro, Gustavo Posse (presente en el encuentro), de escindirse del bloque de Juntos por el Cambio y armar con legisladores monzoistas la bancada Cambio Federal. “Se habló cara a cara de las dudas, de los fantasmas, de las opiniones, por eso fue una reunión muy sincera”, dijo.

De acuerdo a lo detallado a este medio por distintas voces participantes del encuentro, luego de una primera parte enfocada en los aspectos de gestión y los planteos a realizar al gobierno de Axel Kicillof, en un segundo tramo llegó el turno del debate interno. No faltaron los pases de factura por el portazo dado por los legisladores possistas, aunque también algunos jefes comunales cuestionaron el tenor de algunos mensajes que llegaron vía WhatsApp apuntando contra el intendente de San Isidro. Por otro lado, se alzó la voz por el casi nulo poder de influencia que tuvieron varios alcaldes en la confección de las listas seccionales durante la pasada gestión.
 


Más allá de estas cuestiones, el presidente del Foro de Intendentes UCR puso en claro que la confluencia de los distintos sectores está en obtener “un rol protagónico del radicalismo” dentro de la alianza Juntos por el Cambio: “Hoy la relación es transversal y queremos ganar posicionamiento, voz. Hay un deseo y una manifestación bien clara de los intendentes de participar activamente del armado político del partido, su presencia en Juntos por el Cambio y tener un rol relevante de acá al futuro”.

“Si hay espacios internos, que no contaminen el rol del foro.” (Miguel Fernández)

En esa línea, el intendente de Trenque Lauquen marcó que “si hay espacios internos” dentro del radicalismo bonaerense, que éstos “no contaminen el rol del foro, porque perderíamos potencia política si empezamos a tener una interna o un posicionamiento para la próxima renovación de autoridades. Esta mesa tiene que estar preservada de esa discusión. Acá, más allá de las pertenencias o las preferencias, tenemos que trabajar en conjunto para lograr objetivos en las comunas y en nuestra relación con el gobierno provincial”.

Sobre la instalación de candidatos radicales que encabecen las listas de Juntos por el Cambio en las próximas ruedas electorales, Fernández fue paso a paso: “La primera estación es ver cómo resuelve el partido su renovación de autoridades”.

 

 

Precisamente, esta renovación del Comité Provincia de la UCR, que se dará este año, es un tema que no se abordó abiertamente en el encuentro pero que sí flotó como detonante de tensión. Las pretensiones del possismo por dar pelea en ese escenario es algo reconocido por dirigentes del sector.

Mientras, el ala más afín al actual titular del Comité, el exvicegobernador Daniel Salvador (que no puede renovar), aún no luce un candidato concreto, aunque en voz baja se mencionan algunos nombres.

Se abordó además el perfil que debiera tener el próximo conductor. “Un intendente no puede ser porque tiene dos opciones: ser un mal intendente o un mal presidente de Comité”, fundamentó un dirigente que participó del encuentro. Es que en plena puja con el PRO, el rol demandará una dedicación casi absoluta que un jefe comunal no podría otorgar. En el otro rincón replican que ese argumento puede ser utilizado para obturar las aspiraciones possistas.

 

 

Más allá de las conjeturas, Posse aún no confirma: “La discusión sobre quién es el candidato a presidente del Comité Provincia es suntuario. Lo importante es el crecimiento de una masa crítica que entiende la etapa de renovación y de un futuro distinto”, dijo a Letra P el intendente de San Isidro. En esa línea, añadió: “El radicalismo está en etapa de renovación en la provincia. Distintas fueron las condiciones en 2016, 2018, cuando se era gobierno provincial y se postergaba esta renovación. Ahora es el momento, toda vez que hubo un resultado donde se perdieron las elecciones”.

“El radicalismo es la columna vertebral de Cambiemos, el partido tiene que ponerse fuerte para poder liderar.” (Gustavo Posse)

En ese marco, Posse justificó el desdoblamiento del bloque por parte de legisladores de su sector: “Tiene que ver con la sumisión al PRO por parte de la conducción partidaria del radicalismo”. Y destacó que el objetivo “es que el radicalismo se haga fuerte; es la columna vertebral de Cambiemos, entonces el partido tiene que ponerse fuerte para poder liderar el proceso de la coalición en esta nueva etapa”.

 

 

 
 

La necesidad de construir liderazgos radicales también la puso de manifiesto el intendente anfitrión y autoridad del Foro por la Tercera sección, Daniel Cappelletti (Brandsen), quien sostuvo en diálogo con Letra P: “Hoy estamos en igualdad de condiciones con nuestros socios del PRO, nadie está por encima del otro. Hasta ayer, parecía que el PRO era el dueño de la pelota respecto a las relaciones con la Provincia. Hoy estamos de igual a igual y nos interesa seguir construyendo visibilidad desde el Foro de intendentes y generar políticas claras respecto a la posibilidad de gobernar en 2023, y candidaturas en 2021. Creemos firmemente que el radicalismo debe tener un candidato a gobernador y a presidente para 2023”.

Amén de esto, se mostró crítico con la decisión tomada por los diputados possistas: “Hubo un claro sinceramiento de ese tema, tengo duras críticas hacia ese desdoblamiento pero Posse garantizó votar espejado con el resto del bloque de la UCR. Si se da de esa manera, no estaríamos frente a ninguna pérdida de poder legislativo”. Y ponderó: “Fue un foro muy rico, con mucho debate, en el que se despejaron fantasmas que muchas veces tienen que ver con la gran cantidad de lineamientos internos que el partido tiene”.

“Los senadores los pusieron a dedo y le dieron la reelección a dos senadores que no me representan.” (Daniel Cappelletti)

El jefe comunal hizo hincapié en la necesidad de “un fuerte posicionamiento seccional” de los intendentes y los distintos comités de distrito a la hora de elegir al legislador que los represente, “para charlar con alguien que elegimos y no con alguien que pusieron a dedo”.

En este punto dirigió una dura crítica al proceso de elección de los candidatos de Juntos por el Cambio para la Tercera sección en 2019: “No tuvimos posibilidad de elegir. Los senadores los pusieron a dedo y le dieron la reelección a dos senadores que no solo recorrieron poco la Tercera sección electoral (NdR: en alusión a Lorena Petrovich y Walter Lanaro), sino que uno tuvo la caradurez de venir a decir a Brandsen que no apoyaba la lista local; entonces, no me representan”.