X

Ordenaron acciones para achicar el riesgo de contagio entre jubilados: atención médica, reparto de alcohol y barbijos y montaje de salas de espera en la calle, entre otras disposiciones de emergencia.

Redacción 03/04/2020 14:48

El caos generado en la puerta de los bancos debido al aluvión de adultos mayores que se acercaron a cobrar sus haberes puso al descubierto la falta de planificación. Para atemperar el impacto sanitario que podría acarrear el amontonamiento de gente en medio de la pandemia de coronavirus, sobre todo tratándose de personas en riesgo por su edad, intendentes bonaerenses desplegaron diversos operativos en sus distritos: reparto de bebidas, alcohol en gel y barbijos; atención médica; habilitación de baños de comercios cercanos y cortes de calles sobre las que se dispusieron sillas convirtiendo el espacio público en grandes salas de espera. Rápidos de reflejos, la gestión de ayuda no exhimió las críticas de varios jefes comunales opositores, algunos de los cuales enviaron mensajes directos al presidente Alberto Fernández.

 

 

En La Matanza, Fernando Espinoza dispuso que la guardia urbana ordenara y orientara a las personas en los bancos para que se cuide la distancia social necesaria en las colas, se desinfectan los cajeros automáticos cada vez que alguna persona los utilizara y se extienda alcohol en gel para que los usuarios se higienizaran las manos. Además, se brindaron sillas y agua embotellada para los adultos mayores.

En 9 de Julio, el radical Mariano Barroso indicó que personal de la Policía Comunal y Defensa Civil colocaron marcas con cinta en las veredas de los bancos para que se respete el distanciamiento social.

 

 

En Lomas de Zamora, el intendente Martín Insaurralde dispuso la desinfección de los bancos y asignó personal para que demarcara la distancia preventiva y para que entregara alcohol en gel a los beneficiarios.

En Zárate, Osvaldo Cáffaro dispuso la entrega de barbijos a quienes se acercaron a los bancos. Una medida similar avanzó en General Lavalle, donde José Rodríguez Ponte instó a que personal de salud y de la policía entregaran barbijos, alcohol en gel y guantes.

En Villa Gesell, Gustavo Barrera, autorizó el corte de calles y colocó sillas para que los adultos mayores pudieran descansar mientras esperaban ser atendidos en los bancos.

En el Partido de La Costa, el jefe comunal Cristian Cardozo también activó una serie de medidas para atemperar el impacto del aluvión de personas que llegó a las entidades crediticias, como la disposición de sillas en la calle para que los jubilados esperasen guardando la distancia adecuada, el reparto de alcohol en gel y la higienización permanente de cajeros y accesos con gran tránsito de personas, entre otras.

 


 

También en Berisso, Fabián Cagliardi puso en marcha un operativo de cuidado y prevención. “Distintas áreas del Municipio, fuerzas de seguridad, juventudes de distintos partidos políticos y concejales de todos los bloques trabajando juntos para cuidar a los berissenses”, señaló el intendente.

En Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini informó que el jueves por la noche ya se habían marcado las veredas para que los vecinos que se acercaran a las entidades bancarias mantuvieran la distancia recomendada para evitar el contagio del virus.

En Castelli, Facundo Echarren indicó que personal de Defensa Civil y de la Secretaría de seguridad junto a Policía Comunal asiste a los adultos mayores durante el tiempo que estén haciendo filas para cobrar sus haberes.

En San Isidro, Gustavo Posse informó que se habilitó a los comercios próximos a los bancos para que los jubilados pudieran usar sus baños y sanitarios. “Durante el día seguiremos tomando medidas para mitigar las colas alrededor de las entidades bancarias”, señaló el jefe comunal.

CRITICAS. La falta de previsión ante el aluvión de mayores que se acercarían a las entidades crediticias para cobrar sus haberes alentó la crítica de intendentes de la oposición, quienes cuestionaron la falta de planificación por parte del Gobierno nacional.

En Capitán Sarmiento, el macrista Javier Iguacel indicó vía redes sociales que en su distrito se marcó la calle para que se respetara la distancia y que se desinfectaron los lugares. “Planificando podemos hacer que las cosas funcionen”, remarcó el jefe comunal apuntando al Gobierno nacional.

 

 

 

En Tres de Febrero, el intendente Diego Valenzuela envió en mensaje al Presidente Alberto Fernández, al director Ejecutivo de la Anses, Alejandro Vanoli, y al titular del Banco Central, Miguel Ángel Pesce. “El presidente nos dijo días pasados que la cuarentena de los adultos mayores tiene que ser obligatoria y absoluta. Lo de los bancos hoy es un retroceso, necesitamos que se organice todo mucho mejor para los próximos días”, pidió el jefe comunal del PRO.

En Vicente López, Jorge Macri, además de detallar las acciones dispuestas por el municipio para mitigar la propagación del virus ante el amontonamiento de gente, apuntó contra las autoridades de Anses. “No se puede volver a repetir porque tira por la borda el esfuerzo que venimos haciendo”, pidió el intendente del PRO. Y añadió: “Necesitamos que la Anses y los bancos nos ayuden a cuidar a los mayores. Es imprescindible que tomen alguna medida urgente para mejorar este sistema, los jubilados no pueden seguir estando en la calle esperando a ser atendidos”.