04|5|2022

En clima de postguerra, lockout oficial a la fiesta anual del campo

09 de marzo de 2020

09 de marzo de 2020

A diferencia de la era Macri, ni el Presidente, ni el ministro Basterra ni Kicillof irán a Expoagro, la feria sectorial que se desarrollará en medio del paro patronal agropecuario.

Luego de la pulseada por las retenciones a la soja con algunos sectores del agro nacional, el Gobierno decidió calmar las aguas saliendo de la esfera pública y esquivando escenarios de conflicto. Según adelantaron a Letra P fuentes oficiales, el presidente Alberto Fernández no estará en la apertura de Expo Agro, la muestra del sector que organizan los diarios Clarín y La Nación. Tampoco será de la partida el ministro de Agricultura, Luis Basterra. Como el evento se desarrollará desde este martes y hasta el viernes en San Nicolás, se esperaba la presencia del gobernador bonaerense Axel Kicillof, pero tampoco estará, según confirmaron desde su entorno. La posición oficial contrasta con lo que ocurrió un año antes, cuando el gobierno de Cambiemos desembarcó a pleno en el evento, con el entonces presidente Mauricio Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere.

 

Otros tiempos. Cambiemos, a pleno, en Expoagro.

 

 

La muestra coincide, precisamente, con los cuatro días del cese de comercialización que un sector del campo encaró como respuesta a la suba de las retenciones a la soja y sus derivados. Por esta razón, en el Gobierno entienden que la mejor forma de salir del atolladero es no entrar en disputas personales. De hecho, y por la misma razón, Basterra tampoco asistió a la Vendimia.

 

 

Ayala, el titular del gremio UATRE no adhirió al paro. 

 

 

La representación del Ejecutivo será a través de dirigentes del INTA y el Senasa y de carácter netamente institucional. “No hay una relación rota –aseguran en el Gobierno-, pero el capítulo retenciones está cerrado”.

 

En paralelo, en la Casa Rosada evalúan el impacto del primer día de la medida de fuerza, con un par de conclusiones de lectura simple. La primera y más fuerte, que el paro está desdibujado por las internas en las entidades y por el faltazo que anunció el gremio de los peones rurales. La UATRE, encabezada por Ramón Ayala, fue aliado de Cambiemos y el campo hasta diciembre, pero rompió lanzas también por disputas políticas. Ayala confirmó que no aceptan las condiciones del paro. Sin los peones, no se siente la medida, afirman en el Gobierno.

 

 

 

En Agricultura cuentan también que Basterra sigue en buen diálogo con los dirigentes de la Mesa de EnlaceCarlos Iannizzotto, de Coninagro, Jorge Chemes (CRA), Daniel Pelegrina, de la Sociedad Rural y con la Federación Agraria (FAA) más alejada de su presidente, Carlos Achetoni. Es que el Gobierno entiende que es esta última entidad la que apuntaló un paro siendo una de las más beneficiadas por los anuncios sobre economías regionales.