X

Municipales denuncian que intendente PRO da luz verde a eventuales despidos

El titular de Fesimubo, Rubén García, apuntó contra un decreto de Ezequiel Galli (Olavarría) que habilita la reducción de personal. Pide intervención de la Provincia y evalúa una presentación penal.

Por 30/03/2020 17:10

Recientemente, el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli (PRO), firmó un decreto mediante el cual, bajo el argumento de crisis económica agudizada por el coronavirus, habilita la reducción de personal. Ante eso, la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo) decidió avanzar contra esa medida, denunciándola ante el Ministerio de Trabajo provincial y evaluando realizar una presentación penal. Lo adelantó a Letra P  el secretario General del gremio, Rubén “Cholo” García, quien señaló que este lunes comunicó a la titular de la cartera laboral bonaerense, Mara Ruiz Malec, el pedido de intervención de la Provincia ante esta situación que definió como “un hecho grave” que, por lo pronto, es el único registrado en terreno provincial. Fuentes del municipio dijeron a este medio que “por ahora” no habrá reducción de personal.

“A nombre de la emergencia, Galli trata de echar trabajadores. Lo estamos denunciando al intendente ante el Ministerio de Trabajo. Lamentablemente, demostró la catadura de intendente que es, que cuando tiene problemas económicos lo primero que hace es encarar el achique por los que menos tienen”, enfatizó García. Y cuestionó los argumentos expresados en el decreto para dar luz verde al paquete de medidas contempladas en la “emergencia económica, administrativa y financiera” de la comuna.

En ese texto, además de la “profunda recesión económica” desatada por la pandemia, Galli alude a una merma en enero y febrero de los ingresos por coparticipación, demoras en las transferencias a los municipios desde la Provincia y transferencias inferiores vía Fondo Educativo.
 


Ante la consulta de este medio, en la Municipalidad de Olavarría señalaron que “por ahora no” habrá reducción de personal y que lo que no habrá son “contrataciones temporales por eventos determinados como había”, a la vez que se admitió una “redistribución de partidas” con prioridad en Salud y Desarrollo Social.

“No vamos a permitir a ningún intendente echar trabajadores bajo pretexto de la emergencia económica que dicte en su distrito”, subrayó el titular de Fesimubo y de la Confederación de Trabajadores Municipales de la República Argentina (CTM). Y advirtió que, de avanzarse con despidos, el gremio no descarta “activar denuncias penales”.
 


Bajo este escenario, García manifestó: “Le pedimos al Ministerio de Trabajo que intervenga, nosotros vamos a estar en un estado de alerta permanente ya que el decreto de Galli va en contra de las palabras del Presidente de la Nación que fue muy contundente con respecto a aquellos empresarios que quieren despedir gente amparados en esta situación. Las palabras del Presidente nos dan más fortaleza para seguir reclamando”.

Sobre la situación de los municipales en el resto de los distritos bonaerenses, el titular de Fesimubo graficó: “En todos los distritos los municipales están poniendo el hombro, sin tener las mejores condiciones de salud e higiene, sobre todo sectores de hospitales municipales, unidades sanitarias. A veces faltan elementos como barbijos, alcohol en gel y todo lo que necesitan los trabajadores para atender esta pandemia”.

 

 

Y puntualizó que la pandemia los agarró en “un contexto de discusión salarial”. “Obviamente –dijo– esto quedó stand by; la situación nos supera a todos y en todos los municipios están pidiendo la colaboración de los trabajadores municipales y nosotros no nos aprovechamos de la situación”.