X

Piensa en un decreto con exenciones y beneficios impositivos para aliviar a sectores muy golpeados, como el turismo y la gastronomía. El beneficio sería únicamente para comercios.

Por 25/03/2020 16:38

La profundización de la crisis económica que trae el avance del coronavirus en la Argentina golpea de lleno a las pequeñas y medianas empresas. Para la Ciudad de Buenos Aires, foco de casos positivos de Covid 19, este impacto se siente especialmente en el sector turístico. La cuenta es simple: menos ventas, menos ocupación hotelera y menos consumo afectan la recaudación del fisco porteño. Bajo esa lógica, hace días que circula en distintos despachos del Gobierno de la Ciudad un borrador para aliviar a las pymes en este escenario de caída del consumo.

En principio, el plan consiste en líneas de crédito y exenciones impositivas para pequeñas y medianas empresas con sede en la ciudad. Sin embargo, el énfasis estará puesto en la gastronomía y el turismo, sectores visiblemente dañados producto de la cuarentena y las restricciones para ingresar al país, circular por las calles y, también, para la aglomeración de personas en lugares cerrados.

 

 

Según pudo saber Letra P, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, piensa en un decreto para aliviar en materia impositiva a hoteles, restaurantes y agencias de turismo. Esto implicaría condonación o postergación de pago de tributos como ingresos brutos, sellos e, incluso, se estudia una compensación.

Además, en el borrador también se contemplan líneas de créditos del Banco Ciudad para pagar insumos y salarios. En línea con el Banco Central, la banca pública porteña evalúa el lanzamiento de préstamos con tasas inferiores al 25% para empresas de estos rubros.

 

 

De acuerdo a un informe de la Fundación Observatorio Pyme (FOP), que consultó a más de 780 empresarios y profesionales independientes de todo el país, reveló que, a nivel nacional, el 58% está padeciendo caída en las ventas, 40% en las compras; 39% en la producción, y 33% en los niveles de ocupación. 

En la Ciudad, el 65% de la recaudación porteña corresponde al cobro de ingresos brutos, que dejan de percibirse cuando cae el consumo. Ante este contexto, el gobierno porteño estudia como alternativa acudir al mercado local para emitir letras en pesos y financiarse a corto plazo ante la caída de la recaudación. 

Este paquete de medidas saldrá por decreto y deberá ser refrendado por la Legislatura, que aunque por estos días se encuentra semi vacía, podría reabrir el recinto para avalar esta compensación. Sin embargo, esa sesión podría recién hacerse en abril.