Nuevo ciclo | Buenos Aires

Colectiveros le reclaman a Kicillof $1.900 millones y amenazan con paro

La deuda corresponde a subsidios y avisan que es “imposible” cumplir con los servicios. Afecta a 120 líneas que recorren el conurbano. El gobernador ya había dicho que no puede afrontar el gasto.

Las empresas de colectivos que operan en la provincia de Buenos Aires y, puntualmente, en la jurisdicción de diferentes municipalidades del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) reclaman al gobierno de Axel Kicillof el pago de 1.900 millones de pesos en concepto de subsidios y amenazan con paralizar el transporte en el conurbano. Aducen que la deuda representa más del 65% de los ingresos, sin lo cual no pueden garantizar el servicio.

 

“De no resolverse urgentemente la situación, se generará un empeoramiento diario pudiéndose llegar a la suspensión total de los servicios de las líneas provinciales y municipales del AMBA”, indicaron las cinco cámaras que representan al sector, la Asociación Civil Transporte Automotor (Acta), la Cámara del Transporte de la Provincia de Buenos Aires (Ctpba), la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros (Ceap), la Cámara Empresaria del Transporte Urbano de Buenos Aires (Cetuba) y la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor (Aaeta).

 

La advertencia pone en un grave problema al gobierno bonaerense en función de que las empresas representadas por esas cinco cámaras representan el 97% de las que operan en esa zona, por lo que una huelga total dejaría paralizado el conurbano.

 

 

La provincia tendría que haber cancelado la deuda “como tarde el pasado 4 de marzo. Hoy hay empresas que están pagando en cuotas los sueldos y se hace difícil operar porque hay que pagar los insumos”, dijo el presidente de la ACTA/CEAO, José Troilo, al sitio Infobae.

 

Los subsidios al transporte que María Eugenia Vidal recibió de Mauricio Macri en tiempos del gobierno de Cambiemos terminan generando uno de los peores dolores de cabeza a la actual gestión. El gobernador de Buenos Aires busca sacarse de encima esa responsabilidad, devolvérsela a la Nación.

 

El ministro de Infraestructura, Agustín Simone, fue taxativo. En una entrevista con Letra P, dijo que la provincia no puede afrontar ese gasto, menos en una situación de crisis por el brutal endeudamiento heredado. Y anticipó que avanzan las negociaciones entre el Estado bonaerense y la administración que conduce Alberto Fernández.

 

En 2018, la administración bonaerense pagó 27 mil millones de pesos en concepto de subsidio al transporte y, según estimaciones del gobierno, para este año se proyecta que la cifra alcance los 60 mil millones de pesos.

 

milei logro aprobar una version xxs de la ley omnibus despues de ceder hasta el final
Eduardo Vischi, jefe del bloque UCR del Senado, complica la aprobación de la ley ómnibus. 

También te puede interesar