X

El ministro Borgonovo anticipó a Letra P que “si es necesario” acudirán a esa herramienta. Acusó a Lifschitz de “trabar la gestión”. El proyecto no pasaría Diputados, donde manda el exgobernador.

Por 11/03/2020 8:58

El gobernador Omar Perotti no descarta recurrir a un decreto para alcanzar su reclamada Ley de Necesidad Pública, si la Legislatura no sanciona a la brevedad el proyecto que ya tiene aprobación del Senado. “Si es necesario, sin ninguna duda acudiremos” al decreto, adelantó el ministro de Gobierno, Esteban Borgonovo, ante la consulta de Letra P. Al mismo tiempo, el funcionario responsabilizó directamente al exgobernador Miguel Lifschitz de no convalidar lo resuelto por la Cámara baja y lo acusó de querer “trabar la gestión”.

Para dejar de dilatar la situación, el peronismo se puso un plazo: pretende que este jueves haya una resolución. Lifschitz, en su rol de presidente de la Cámara de Diputados, convocó a los legisladores a sesionar, aunque la mayoría del Frente Progresista mantiene firme su rechazo al proyecto. Si dicha postura se sostiene, Perotti no tendrá ley y deberá hacer borrón y cuenta nueva.nta nueva.

 

 

 

-¿Tiene expectativas reales de que el proyecto sea convertido en ley?

-Hay una decisión política del socialismo, de Miguel Lifschitz, de no acompañar. Todas las señales que tenemos son negativas.

-¿Por qué remarca al socialismo por sobre el radicalismo?

-Lifschitz es quien controla los votos de la mayoría de la Cámara de Diputados. Si tomara la decisión de acompañar la norma, esto sucedería. En segundo lugar, porque creo que él ha sido directamente beneficiario de la actitud política del peronismo durante estos cuatro años. No hubo una sola negativa del justicialismo en su rol de opositor para acompañar al Poder Ejecutivo. Si alguien lo sabe es Lifschitz.

 

 

-¿Los radicales están en otro tono?

-No lo sé. El Frente Progresista se viene moviendo como un frente. En las negociaciones participaron diputados del radicalismo y el socialismo, vienen siguiendo una política común.

-¿Qué pasa si no hay ley?

-La ley la pedimos con un destino muy claro para los fondos que requerimos. Hay una necesidad de atender un problema alimentario, los gastos de salud, el Boleto Educativo gratuito, la ayuda a municipios y comunas, un financiamiento adecuado para el congelamiento de tarifas. Si no tenemos la ley, a la gente le vamos a cumplir igual. Va a ser más lento, dificultoso, pero vamos a cumplir. Es muy lamentable que la Legislatura no acompañe, estamos en el inicio de gobierno. Distinto sería que la oposición nos hiciera un planteo fundado al año y medio de gobierno. Nosotros estamos comenzando una tarea, la voluntad de la oposición de trabar la gestión es absolutamente desproporcionada e infundada.

 

 

-¿Cabe la posibilidad de acudir al decreto?

-Nosotros vamos a usar todas las herramientas que el ordenamiento jurídico nos permita. Si eso es necesario y pertinente en algunos de los casos, sin ninguna duda acudiremos a ello. Lo que no vamos a hacer es dejar de cumplir con la gente.

-¿Se pueden endeudar por decreto?

-Veremos en cada caso, no quiero adelantarme. Utilizaremos mecanismos que sean legítimos y jurídicamente viables.

 

 

-¿Qué la ley no salga le provocó un desgaste al Ejecutivo en estos 90 días de gobierno?

-Esa es otra cosa que se plantea con un nivel de virulencia increíble, tanto a nivel provincial como nacional. Está de moda, a gobiernos que tienen escasos 90 días en funciones, hacerles planteos que son más propios de mediados de mandatos. Que quienes dejaron una cantidad enorme de problemas sin resolver, deudas con obra pública y proveedores, nos juzguen y condenen en 90 días, me parece que es otro síntoma de una actitud política más interesada en tomarse revancha que en colaborar con la provincia. No veo que eso sea cierto o justificado.

-¿Que no haya ley impedirá que haya una oferta superior a los docentes?

-No quiero ligar una cosa con la otra. El tema docente no está en mi área, pero sí puedo garantizar que la vocación de llegar a un acuerdo y seguir dialogando es absoluta.