NUEVO CICLO | LA DEUDA

Al límite, Kicillof les propuso a los bonitas pagar el 30% del capital

El gobernador bonaerense también extendió el plazo hasta este martes. El Ejecutivo necesita el 75% del aval de los acreedores. En caso de no alcanzar un acuerdo, el distrito caería en un default.

 

"En virtud de la adhesión de un gran número de bonistas y de intercambios mantenidos con fondos institucionales que aún no han prestado su consentimiento, pero mostraron buena voluntad y entendimiento por la situación provincial, hemos modificado la propuesta para incluir en esta instancia el pago del 30% del vencimiento de capital involucrado cuya postergación se busca obtener", justificó el Poder Ejecutivo provincial.

 

Asimismo, explicitó que si el 75% del capital en circulación de los bonos otorga su consentimiento, "se pagará dentro del período de gracia que estipula la documentación de los bonos, el 30% del capital que vencía el 26 de enero -aproximadamente U$S 75 millones- y dentro de los 5 días hábiles de efectivizada la enmienda, los intereses que devengue el capital postergado al 1 de mayo -aproximadamente U$S 5 millones-, postergando hasta el 1 de mayo de 2020 el pago del restante 70% de capital originalmente con vencimiento el 26 de enero de 2020".

Se afirmó que esa enmienda "tiene efecto inmediato y los tenedores de los bonos 2021 tienen plazo hasta las 10 h (horario de Bruselas/Luxemburgo) del 4 de febrero de 2020 para pronunciarse en favor de la modificación propuesta".

El gobierno bonaerense también aclaró que los consentimientos ya enviados siguen siendo válidos.

El ministro de Hacienda y Finanzas de la Provincia, Pablo López, señaló que "este esfuerzo se hará con recursos provinciales, que son escasos", y añadió que "por eso, la Provincia reafirma el compromiso de abordar el problema de deuda, en pos de recuperar la sostenibilidad, de forma rápida y ordenada".

"Debemos avanzar en solucionar las cuestiones más urgentes y volcar todo nuestro esfuerzo en reactivar la economía provincial", finalizó.

 

La decisión del gobernador Kicillof de posponer un pago de capital de 250 millones de dólares del bono Buenos Aires 2021 (BP21) amenaza con derivar en un default del principal distrito del país y amenaza con contaminar la compleja renegociación de la deuda con el FMI, a cargo del ministro de Economía, Martín Guzmán.

 

De hecho, este fin de semana el presidente Alberto Fernández les mandó un mensaje a los acreedores bonaerenses: “Siempre los acreedores quieren cobrar todo y rápido, pero los acreedores deben comprender que la provincia de Buenos Aires ha quedado en una situación de quebranto profundo y que el Estado nacional no puede andar socorriendo a todas las provincias porque también tiene sus obligaciones”.

 

Toto Caputo y Federico Sturzenegger, dudas y señales positivas de los mercados
la reaccion del mercado a los cambios de gabinete: cae el dolar y suben las acciones

También te puede interesar