X
En 2019, Sebastián Abella sólo habló 30 segundos ante el Concejo Deliberante. Ahora, con mayoría propia, esperan que este año esquive las diferencias con la oposición y amplié su exposición.
Por 26/02/2020 16:53

“Espero que el intendente se luzca porque tiene con qué”, dice un representante del oficialismo del distrito bonaerense de Campana al ser consultado sobre el discurso que el intendente Sebastián Abella pronunciará este domingo para inaugurar un nuevo periodo de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante. En el anhelo sobrevuela el fantasma de su último mensaje: en marzo de 2019, sólo habló 30 segundos.

En diciembre pasado, el discurso del jefe comunal del PRO ante el cuerpo de concejales duró menos de nueve de minutos. Lo pronunció luego de jurar como intendente por segunda vez. Aunque el mensaje fue breve, superó ampliamente las expresiones formuladas el 1 de marzo de 2019, cuando, en el inicio del anterior ciclo legislativo local, sólo habló medio minuto. 

 

 

Un año después, el escenario político es diferente y por eso hay expectativas sobre el tono y la extensión de la disertación de Abella. En las últimas elecciones, el respaldo del 54% de los campanenses posibilitó torcer a su favor la composición del recinto y hoy Juntos por el Cambio cuenta con 11 de las 20 bancas, mapa que lo pone en amplia ventaja sobre los representantes del Frente de Todos, que cuentan con siete lugares.

Si bien el vínculo entre oficialismo y oposición sigue roto, el triunfo de octubre fortaleció políticamente al intendente y desde ambos lados de la cinchada coinciden en que el mensaje será más interesante que el pronunciado en 2019, cuando apenas cumplió con la formalidad del saludo a los representantes y vaticinó que volvería a hablar 12 meses más tarde, ya reelecto. 

“Creo y espero que el intendente se luzca, porque tiene con qué”, señaló a Letra P el presidente del bloque de Juntos por el Cambio, Carlos Castellano, quien sostuvo que el expiloto de TC Pista “tiene mucho para decir de lo que hizo” y consideró que la apertura de sesiones es “un buen momento para que haga un balance de los últimos cuatro años de gestión”.

 

 

Fuentes cercanas al intendente indicaron a este medio que Abella encabezará el acto el próximo domingo 1 de marzo a las 19, el mismo día en que el presidente Alberto Fernández dirigirá su mensaje ante legisladores nacionales. A diferencia del año pasado, el municipio tiene previsto acompañar el discurso del intendente con un video que se proyectará por una pantalla instalada en el recinto, donde, con imágenes, se hará un recorrido de la gestión desde que llegó al comando del Ejecutivo, en diciembre de 2015.

Si bien indicó que, por una cuestión de “estilo”, él no compartió la decisión del intendente de hablar 30 segundos, Castellano indicó que se trató de un “acontecimiento extraordinario” porque estaban “en un momento donde los palos en la rueda por parte de la oposición eran continuos”. “Aun así, con tantas trabas, se impuso electoralmente y su triunfo es mucho más valioso”, dijo.

Desde la vereda de enfrente también consideran que el próximo discurso será más completo. “Estará ante un Concejo Deliberante más cómodo y eso seguramente le dará más confianza”, señaló a Letra P Marco Colella, del Frente de Todos. El concejal explicó que, hasta diciembre pasado, Abella tenía el recinto dividido en tercios y las distintas fuerzas de la oposición conformaban la mayoría. “Vetó más de 40 ordenanzas en el año. Se burló del Concejo Deliberante. Lo que se construía por consenso, con diálogo, entre distintas fuerzas políticas, el intendente lo vetaba. Gobernó por decreto durante los últimos dos años”, repasó el representante del massismo.

 

 

“Ahora logró construir la mayoría dentro del Concejo Deliberante y quizá viene con un poco más de confianza a hacer un discurso un poquito más largo”, indicó y consideró que “los vecinos esperan sus anuncios”.

Mientras que Castellano habla de palos en la rueda para describir a la oposición, Colella sostiene que con el oficialismo no hay diálogo porque el jefe comunal lo hace imposible. “La prepotencia que tenía el intendente gobernado en minoría se potencia hoy por la mayoría absoluta. Está más cerrado que nunca y hace imposible el diálogo”, remarcó y consideró que este domingo “volverá a hablar de obras que prometió en 2015 y no concluyó”.