X

De puño y letra: el discurso para el Congreso que escribe Fernández en coautoría con Beliz

Omnipresente, el Presidente ya trabaja en un borrador de las palabras que dirá frente a la Asamblea Legislativa el 1 de marzo. Habrá referencias a la herencia y llamado a la unidad.

Por 09/02/2020 9:59

De puño y letra, personalmente, el presidente Alberto Fernández ya prepara el borrador del discurso que dará ante la Asamblea Legislativa el 1 de marzo para inaugurar el 138º período de sesiones ordinarias del Congreso, cuando tendrá oportunidad para hacer un relato pormenorizado del estado en que recibió el país el 10 de diciembre y anunciar los proyectos que enviará al Parlamento este año para su debate, entre los que estará la legalización del aborto.

A pedido de la Jefatura de Gabinete, los ministerios y organismos estatales ya comenzaron a sistematizar información sobre sus áreas para que el Presidente cuente con el material que necesita para presentar lo que se conoce como memoria detallada del estado de la Nación -que abarca todo el período 2019, hasta el 31 de diciembre- y los proyectos para cada sector.

En lo que refiere a la memoria, Fernández tendrá oportunidad para relatarle a la población en qué condiciones le entregó el gobierno Mauricio Macri y que medidas inmediatas tomó su gestión a partir del 10 de diciembre. Pero el Presidente se resiste a hacer de la herencia recibida un eje central del discurso. "¿Qué le voy a contar yo a la gente lo que dejó Macri? La gente ya sabe todo, por algo nos votaron", suele repetir ante sus colaboradores.

 

 

Sin embargo, en los ministerios afirman que los números que mostrará el Presidente serán contundente, aunque el discurso no tendrá una épica refundacional. "El tono no va a ser 'Patria o buitres'”, aclaró un funcionario que sigue de cerca el proceso de envío de información que ya iniciaron las diferentes reparticiones. La estrategia de no polarizar tiene el aval de todo el arco de la coalición oficialista. "La polarización no sirve. Hay que llevar la idea de la unidad electoral a la unidad nacional, seguir haciendo gestos para ampliar", dijo un miembro destacado de La Cámpora.

La ruta de los datos sale desde los ministerios hacia el primer piso de la Casa Rosada, donde los recibe y sistematiza la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, que luego se los envía a Gustavo Beliz. En la Casa Rosada señalan al secretario de Asuntos Estratégicos como el principal colaborador del Presidente en la elaboración del discurso y en la definición del tono político. El primer mandatario completa sus consultas con los otros tres miembros de su mesa chica: la secretaria de Legal y Técnica,  Vilma Ibarra, el jefe de Asesores, Juan Manuel Olmos, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que también incidieron en el discurso que Fernández dio ante la Asamblea Legislativa el 10 de diciembre, cuando apeló a la unidad nacional para hacer frente a los desafíos de la economía.

El tono podría repetirse el 1 de marzo, a tres meses de la asunción, y sumará los anuncios de los proyectos que el Presidente, ya con un liderazgo más consolidado, le pedirá al Congreso que trate en el período de sesiones ordinarias. Fernández ya adelantó durante su gira europea que la legalización del aborto formará parte de esa agenda y que el Poder Ejecutivo enviará un proyecto propio.