X
Este 14 de febrero vence el plazo para reclamar una denominación (color) para competir en la interna macrista y dos sectores lo pidieron. La visión de Tortoriello, el ungido por Macri.
Por 14/02/2020 11:43

Propuesta Republicana (PRO) de Río Negro debe solucionar los cortocircuitos entre sus principales facciones a tan solo horas de que venza el plazo para manifestar intención de participar (reclamar denominación, color) mientras se empantana la lista de unidad, que debería presentarse el próximo 23 de febrero. Hasta este jueves, dos nóminas exigían su espacio y esto perjudicaban el acuerdo que dejó a Aníbal Tortoriello como máximo candidato a presidir el partido. Por ahora, todo indica que en el día de los enamorados no habrá paz y armonía.

Este 14 de febrero puede significar la implosión del acuerdo para el macrismo. En una estructura golpeada por el rechazo electoral, donde conviven pocos actores influyentes, se les termina el tiempo a los que buscan competir por la conducción. Como explicó Letra P, desde la reunión con Mauricio Macri en Villa La Angostura las diferencias se acentuaron y perjudicaron la desgastada fraternidad partidaria. Para colmo, en 10 días se sabrá algo fundamental: si habrá internas o no.

A Tortoriello lo impulsa el legislador Juan Martín, quien por estas horas prefiere silencio. Desde General Roca, sostiene a la estructura que construyó cuando coordinaba acciones para el Ministerio del Interior como delegado. En el inicio de la gestión del exintendente en Cipolletti, Martín trabajó para que se afiliara al partido. Por entonces, movilizó la estructura del empresario del transporte, dueño de una flota que conecta al Alto Valle con toda la Patagonia.

 

 

En contacto con Letra P, Tortoriello ratificó que se siente el elegido para aglutinar las vertientes de una fuerza vapuleada en la última elección. Para despejar dudas, llamó a continuar con la alianza Juntos por el Cambio con el radicalismo y el ARI de Elisa Carrió. “Es importante”, razonó.

“Hay un acuerdo con las diferentes líneas del partido, tal cual se organiza. Por ahora, consensuamos una lista  para presentar el 23”, ratificó Tortoriello. Como nombre de la unidad, todavía faltan “toques finales” a la nómina, insistió, por eso buscará la formación de futuros candidatos “en estamentos locales” para expresar un nuevo espacio en política. “Macri nos alentó a trabajar en el crecimiento, en el futuro de Río Negro”, recordó.

Con un cargo asegurado en la estructura nacional como vocal, Sergio Wisky observa a los suyos encontrar su lugar: el armado que conformó no quiere verse relegado; con los díscolos de Roca, se sumaron dirigentes de la cordillera y el circuito atlántico.  “Si hay unidad, se dará sobre el filo”, reflexionó un dirigente del partido que observa neutral.