15|5|2022

Un aliado con muñeca le asegura a Jatón el control del Concejo un año más

02 de diciembre de 2020

02 de diciembre de 2020

Rosquero profesional, el radical Leandro González será reelegido presidente del cuerpo legislativo. Las claves: apertura, consenso y oposición dividida.

El Concejo santafesino perdió esta semana su aura rosquera y las tensas negociaciones que se vive en sus pasillos. En las horas previas a la sesión preparatoria no hubo llamados con tonos agitados ni búsqueda de votos desesperados como otros años. Reina una calma política que demuestra que está todo cocinado y acordado, las autoridades se renovarán sin ningún traspié ni oposición. El radical frentista Leandro González seguirá sentado en la silla de presidente, la concejala PRO Luciana Ceresola continuará como vicepresidenta primera y la perottista (PJ) Jorgelina Mudallel como vicepresidenta segunda. Todos serán votados unánimemente este viernes. Hay dos factores que llevan a que no se produzca un terremoto político y la cúpula del cuerpo legislativo cambie: la oposición hiperfragmentada y el buen trabajo de González.

 

 

CONSENSO. “González estuvo muy por encima de las respuestas que dio el Ejecutivo”, reveló un concejal de la oposición a Letra P, hablando prácticamente por todo el arco no oficialista. Es que hay una coincidencia casi unánime con respecto a la labor del radical en el trato con todos los bloques y la búsqueda de consenso. El presidente es reconocido por sus pares por haber permitido el aporte de cada fuerza política en el tratamiento de los temas más relevantes y en los mensajes enviados por el intendente Emilio Jatón. En el entorno del radical inflan el pecho y afirman confiados que hicieron un buen año.

 

Desde el oficialismo municipal apoyan la gestión González al mando del Concejo, reconocen su buen desempeño y aseguran que hubo un intercambio fluido entre Ejecutivo y presidencia. Algo que jugó a favor del radical es justamente no pertenecer al riñón del intendente. Varios opositores y opositoras coinciden en que si hubiese habido algún apéndice de Jatón al mando, la cosa hubiese sido distinta porque “son muy cerrados”. Con mirada política, una dirigente socialista muy cercana al intendente le aseguró a Letra P que la estrategia es tener una apertura dentro del espacio político y ese es el motivo por el que Jatón sigue apostando a la “construcción colectiva dentro del Frente Progresista”. Por eso propuso a González para que presida el Concejo el año pasado y lo apoya ahora.

 

 

 

DIVIDIDOS. El Frente Progresista es la fuerza con más legisladores en el recinto: posee siete de 17. Si bien apenas alcanza la primera minoría, cobra importancia la fragmentación de una oposición que está dividida en cuatro bloques: Juntos por el Cambio con cinco concejales, el peronismo con tres, el Frente Renovador con uno y Barrio 88 con otro. El año pasado el peronismo intentó torcer la balanza hasta último momento, pero no lo logró. Con la experiencia de 2019 los concejales y las concejalas del arco opositor decidieron no mover las fichas y esperar. “Mientras no haya modificación en la composición del Concejo va a seguir todo igual”, explicó un dirigente peronista a Letra P, pero esas mismas palabras se replicaron en la boca de legisladores y legisladoras de otros espacios.

 

Lo que hoy es tranquilidad puede transformarse en la tensa calma que se vive en la previa a un temporal. El 2021 promete ser un año picante y recargado con elecciones de medio término que pondrán en juego la conformación del tablero político. El actual presidente finaliza su mandato y deberá someterse a un nuevo test electoral si es que quiere seguir en el Concejo. La ocasión será un buen termómetro para demostrar internamente si está para algo más que presidir el Concejo en caso de que Jatón no busque su reelección. El justicialismo, en tanto, intentará recobrar fuerzas y recuperar las bancas que perdió en los últimos comicios. Por otra parte, Juntos por el Cambio, espacio del exintendente José Corral, tendrá el desafío de superar las diferencias internas y seguir construyendo poder para volver ser protagonistas de cara a 2023.

 

DICIEMBRE. Más allá de que este viernes se reelijan las autoridades, el año no termina para el Concejo santafesino. En el horizonte aparece el presupuesto 2021, que se aprobaría sin demasiados inconvenientes. Sin embargo, en los últimos días una noticia generó malestar en parte de la oposición. Jatón hizo públicos quiénes son sus dos candidatos a ocupar los cargos que vencieron en el Tribunal de Cuentas y deben renovarse. Desde el peronismo objetan que si se aprueban los pliegos, de tres integrantes, dos serán oficialistas. “Avanzaron sin hablar con nadie”, explicó un legislador a Letra P.

 

Indicios de un diciembre que comienza con tranquilidad, pero que puede terminar con debates acalorados y roscas de alta intensidad.