23|11|2022

Radicales, adelante con las PASO

17 de diciembre de 2020

17 de diciembre de 2020

Los intendentes bonaerenses de la UCR bancan las Primarias. No hay grieta entre el sector de Abad y el de Posse. Denuncian “oportunismo” del oficialismo.


Por María Eugenia Suárez y Damián Belastegui

En la tropa de intendentes bonaerenses de la Unión Cívica Radical (UCR) no hay grieta sobre las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). En una ronda de consulta realizada por Letra P, destacaron la necesidad de mantener esta herramienta para definir candidaturas y, en pleno reordenamiento partidario, apuntaron contra el gobierno de Alberto Fernández por respaldar la jugada impulsada por un grupo de gobernadores peronistas.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Tras el reciente ingreso al Congreso de un proyecto para suspenderlas, la discusión podría colarse en la Legislatura bonaerense; representantes del PRO bonaerense habían calificado de “especulativa” y “oportunista” la idea idea. En la misma línea se expresaron en el radicalismo. Consultados, integrantes del Foro de Intendentes de la UCR respaldaron la continuidad de la primera elección y rechazaron las argumentaciones del oficialismo.

 

“Las PASO son un instrumento más que importante”, dijo el intendente de Brandsen, Daniel Cappelletti, representante del Foro de jefes comunales por la Tercera sección. Y aclaró que mantiene esa postura desde que el debate se puso sobre la mesa en tiempos de vidalismo. Considera que, a diferencia de los tiempos en que los partidos políticos realizan sus propias internas para definir candidaturas, en una coyuntura frentista, el mecanismo de Primarias “es un ordenador perfecto”: “Caso contrario, ¿cómo ordenás un frente electoral?”, se preguntó en diálogo con Letra P.

 

Alineado al oficialismo partidario que propone a Maximiliano Abad como presidente del Comité Provincia, Cappelletti cuestionó que la iniciativa del Gobierno este “muy agarrada de los pelos” y definió las motivaciones “reales” del Frente de Todos: “Si es por una cuestión económica, puede llegar a discutirse, pero esto es una cuestión de conveniencia del Gobierno. Seamos claros. A los oficialismos les conviene que no haya PASO, cuando, para la oposición, es una manera de movilizar, de mostrar propuestas y ordenar”.

 

Con esa visión, remarcó la escasa representatividad del radicalismo en las últimas listas de JxC en la Tercera sección y apeló a “una distribución equitativa” de los casilleros seccionales entre los socios, al marcar que, en 2019, la representación boina blanca no accedió al Senado por su ubicación periférica en la lista.

 

Por su parte, el intendente de Puan, Facundo Castelli, coincidió en observar a las PASO como “una buena herramienta para dirimir en frentes como Juntos por el Cambio. Es una forma de ordenar los candidatos y que salgan consensuados para ir a una general”, estimó en diálogo con Letra P. Más allá de no desestimar el factor económico, Castelli consideró: “Es un poco de aprovechamiento de parte del oficialismo eliminarlas, sabiendo que Juntos por el Cambio puede llegar a tener varios frentes que, si no se dirimen y van dispersos a las generales por no llegar a un acuerdo, eso llevaría a beneficiar al oficialismo”.

 

Alineado internamente a la candidatura de Gustavo Posse para el Comité bonaerense, el intendente de Puan consideró que habría que sostener las Primarias en la provincia de Buenos Aires, más allá de lo que se resuelva en el Congreso. En ese aspecto, no descartó la posibilidad de que vía PASO “se puede llegar a dirimir en el orden seccional”, en la Sexta, las candidaturas a la Legislatura de no llegarse a un acuerdo entre los socios en la oposición.

 

La necesidad de esta herramienta electoral en una coyuntura plagada de internas dentro de Juntos por el Cambio es un aspecto sobre el que hace foco Posse: “Lo que necesitamos es que haya PASO para que nadie se quede sin boleta”. De esta forma, el intendente de San Isidro ahondó sobre su postura en declaraciones a FM Milenium: “La ley no es buena, pero no es bueno que el poder cambie las reglas de juego a meses de la elección. Sobre todo, porque desde la oposición nos permitiría que fuesen PASO de verdad”.

 

En el mismo sentido se expresó el presidente del Foro, Miguel Fernández (Trenque Lauquen). “Seguimos sosteniendo la misma posición que expresamos cuando esto se puso en agenda. El partido ha expresado su desacuerdo y esa es también mi posición personal”, indicó en diálogo con Letra P.

 

El intendente alineado con el salvadorismo sostuvo que, aunque la iniciativa está motorizada por el oficialismo, no ve “homogeneidad en el Frente de Todos”. “Hay diferentes miradas y diferentes intereses. Hay que esperar y ver si hay verticalidad en la toma de decisiones”, indicó.  

 

Fernández consideró que, si hay tiempo para discutir este tema, “habrá que discutir también otras cosas”, relativas al orden electoral. En línea con sus correligionarios, consideró que el argumento de los gobernadores que están detrás de la eliminación de la contienda electoral “no es sustentable”, porque, dijo “siempre han sido un gasto, pero se ha entendido que la contraprestación es la participación de la gente”.

 

“El propio Presidente (Alberto Fernández) advierte que el año que viene la economía va a mejorar y se supone que para agosto ya se habrá vacunado a una gran parte de la población. Entonces, ni la cuestión económica ni la sanitaria son argumentos válidos para avanzar con una suspensión”, completó.