23|1|2021

El massismo pone la frontwoman del aborto: por qué Moreau

24 de noviembre de 2020

24 de noviembre de 2020

Tiene origen radical, viene del Frente Renovador y goza de la confianza de Sergio Massa, pero también tiene buena relación con el kirchnerismo. 

La joven diputada massista Cecilia Moreau, vicepresidenta la bancada del Frente de Todos, tendrá en sus manos la conducción del plenario de las cuatro comisiones que llevarán adelante el debate del nuevo proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), que esta vez lleva la firma del presidente Alberto Fernández. Encabeza la comisión de Legislación General, que será la cabecera de la iniciativa y, por esa razón, tendrá la responsabilidad de conducir un tratamiento que, de acuerdo a los cálculos del oficialismo, debería originar un dictamen dentro de dos o tres semanas para que el proyecto llegue al recinto antes de fin de año. 

 

Hace dos años, cuando la iniciativa anterior prosperó en Diputados y luego fue frenada en el Senado, el debate en la Cámara baja estuvo en manos de Daniel Lipovetzky, que por entonces presidía la Comisión de Legislación General. Ahora estará en manos de la diputada del Frente Renovador, que transita su segundo mandato y goza de una relación de confianza con el titular del cuerpo, Sergio Massa, y también con el jefe de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner.

 

 

 

Dentro del bloque de 119 voluntades, las fuentes consultadas consideran que Moreau le aporta una "mayor dosis de ecuanimidad" al debate frente a la posibilidad de que la comisión de cabecera fuera Mujer, que está en manos de Mónica Macha (Nuevo Encuentro). Ambas mantienen un largo compromiso con la lucha para legalizar el aborto y tuvieron un rol clave en 2018, aunque Moreau ahora está al frente de una comisión que, por tradición, cuenta con los atributos técnicos para ser la cabecera otra vez y funciona como "embudo" para temas de este tipo.

 

 

 

"No estuvo mal que en 2018 condujera un hombre, pero me parece que es hora de que las mujeres hablen de los cuerpos de las mujeres", opinó una alta fuente de la Cámara para resltar el rol que tendrá Moreau.

 

En este año de pandemia, no será el primer plenario de comisiones que le tocará encabezar. Deberá sumarlo al tratamiento de la ley de etiquetado, que ya fue aprobado por el Senado y enfrenta un intrincado debate ante el lobby de las industrias alimenticias que apuestan a frenar la iniciativa o patearla para el año que viene. 

 

 

 

Con 43 años, comenzó su carrera política en el radicalismo, fue diputada bonaerense por la UCR y militó en el Movimiento Democracia Social (MoDeSo), que se identificaba con el expresidente Raúl Alfonsín. Esa fuerza luego se sumó al Frente para la Victoria, aunque Moreau pasó a formar parte del Frente Renovador y en 2015 llegó con esa boleta a la Cámara baja por primera vez. El año pasado, lo hizo por el Frente de Todos y, desde entonces, juega un papel clave dentro de la coalición oficialista. 

 

En junio pasado, durante una entrevista con Letra P, opinó que "en 2021 se podrá debatir el aborto aunque sea un año electoral". Lo dijo ante la posibilidad de que la pandemia se extendiera e impidiera avanzar con el debate este año, pero finalmente el Presidente decidió enviar la iniciativa hace una semana y poner en marcha un nuevo intento histórico.