X

El ministro de Seguridad de Perotti explicó que el Estado ha sido “endeble” con los “tiratiros” que se enfrentan en un sector pequeño de Rosario.

Por 28/10/2020 12:33

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain, dio una reflexión sin filtro acerca del abordaje de la violenta disputa del narcomenudeo en Rosario: “Soy partidario de cagarlos a tiros a todos”. Entiende que el Estado ha sido “endeble” sobre una porción mínima del territorio donde se multiplican los enfrentamientos armados entre segundas y terceras líneas que reemplazan a los líderes hoy encarcelados. 

El costado académico y progresista de Sain no lo convierte en un tipo blando, tal como lo dejó en claro al ser consultado en Sí 98.9 sobre el abordaje de los constantes ataques con arma de fuego: “Yo soy partidario de cagarlos a tiros a todos, porque veo que al frente no hay un Estado que corresponda. No estoy alentado el gatillo fácil, lo que digo es que ha habido un Estado endeble en frente”. 

La atomización de los enfrentamientos es uno de los fundamentos que dio el funcionario que tiene todo el respaldo del gobernador Omar Perotti: “Las balaceras están concentradas en un 13% del territorio en Rosario y en un 7% en Santa Fe. Están bien limitadas a un espacio determinado, que es el espacio de disputa de los mercados ilegales de droga”.

 

 

Luego detalló la fisonomía actual del escenario narco rosarino donde las “organizaciones están esmeriladas en su primer y segunda línea, la mayoría de los grandes referentes están presos y manejan desde la cárcel”. El ministro explicó que en Rosario priman “más los tiratiros, la tiranía del gatillo” a partir de “gerentes de los territorios que son muy rústicos, muy violentos, gente que no conoce la negociación, ni con el Estado ni con otros sectores criminales”.

“Si disputás un barrio y le matás dos y te matan dos, no se puede consolidar el dominio, dos sujetos racionales negociarían. Esa racionalidad primaba con el (Claudio) Pájaro Cantero y Luis Medina, y hoy no está presente”, se refirió respecto a dos narcos asesinados, el primero, exlíder de Los Monos. También aclaró que “las grandes organizaciones narcos fueron desarticuladas por la Justicia Provincial y por fuerzas policiales y organismos de investigación provinciales y no federales”.

“Nosotros no negociamos con nadie, no tenemos acuerdo con ningún sector policial ni criminal. Por eso somos una gestión molesta.” (Marcelo Sain)

Sain impulsó una reforma policial estructural en la Legislatura que entiende como la condición sine qua non para evitar el autogobierno de la fuerza que, a su entender, ha sido uno de los graves problemas de la expansión del narcotráfico en Rosario. Además, promueve un abordaje de distintas áreas para combatir la violencia, no sólo el área de seguridad, sino también social, para bajar los niveles de desigualdad.