X

El “mandato de transición” anunciado por la gobernadora sacudió los cimientos del partido provincial. Qué opinan en el FdT y Juntos por el Cambio.

Por 18/10/2020 9:52

Arabela Carreras sacudió la modorra de Juntos Somos Río Negro y la política provincial en la previa del último fin de semana. El reconocimiento de no tener la ambición de una reelección puso al descubierto que Alberto Weretilneck, si es necesario, volvería a competir en 2023. Al menos eso se plantea en el seno del gabinete, que así codifica el mensaje de la jefa provincial. “No era el momento, aunque es lo que sabemos”, advirtió una voz de notable protagonismo en el Gobierno rionegrino. En la oposición se tomó con recelo e incredulidad y se mantienen a la expectativa.

 

 

El “no tengo vocación de repetir” fue una muestra de cómo es el manejo de poder en una jefatura de dos grandes figuras, con fuerte pertenencia al líder espiritual. “No es lo ideal, pero expresó la realidad”, se sinceró un importante funcionario a Letra P. El integrante del gabinete se plegó al análisis que circuló en la semana, y demostró que Carreras sigue condicionada por la sombra de su antecesor, Weretilneck, que desde el segundo mandato afianzó a JSRN con intendentes, mayoría en la legislatura y representación en el Congreso, con una banca en el Senado. Y buscará otra en Diputados, en 2021.

Fue Luis Di Giácomo, exministro de Gobierno, el que rompió el hielo de las voces en off. “Lo que dijo no me sorprendió, lo mismo planteó Weretilneck en su momento”, razonó el diputado nacional, en alusión a los días más convulsionados de la provincia cuando fue asesinado Carlos Soria. “Hay posibilidad de continuar desde un proyecto, que es Juntos Somos Río Negro. Tenemos la obligación de madurar como partido, generar nueva dirigencia y seguir creciendo en la representación nacional”, analizó en declaraciones a FM VyP, de Viedma.

Llegado el momento –continuó Di Giácomo–, “a su pesar” y “si le dan los números”, Carreras “va a tener que continuar” por el bien de ese proyecto provincialista a imagen del Movimiento Popular Neuquino (MPN).  

 

 

Del otro lado, en el Frente de Todos, las declaraciones fueron tomadas con absoluta calma. Si bien entienden que hasta parecen fuera de tiempo, la dinámica de la gestión condiciona la frase que sorprendió a propios y ajenos. Por eso, las primeras reacciones fueron de recelo e incredulidad.

Por estos días, el peronismo inicia el camino que desembocará en la lista de diputados nacionales. Río Negro, renovará en 2021 dos bancas en la Cámara baja que dejarán Lorena Matzen y Ayelén Spósito. Esta parada electoral definirá, en cierta forma, qué sector tiene mayor peso en la coalición nacional. Como contó Letra P, desde su derrota, Martín Soria se apartó de la conducción del Partido Justicialista (PJ) y mantiene un silencio llamativo sobre el Frente de Todos provincial.

Martín Doñate, actual senador, cara visible del ala dialoguista con el gobierno provincial, es la otra figura preponderante en el peronismo que el sector moderado intenta apuntalar para que compita, en tres años, por la gobernación. Por ahora, no hubo manifestaciones del camporista al respecto.

Del lado de Juntos por el Cambio, la compleja realidad interna del PRO y de la UCR ocupan a la dirigencia en resolver los problemas domésticos. Al ser consultados por este medio, le restaron importancia a las declaraciones.