X

"A esta Argentina derrumbada la vamos a curar como siempre hizo el peronismo: sin odio"

Lo dijo el Presidente en el acto central por el Día de la Lealtad, que se desarrolló en la CGT. Y destacó la figura de CFK, ausente.

Redacción 17/10/2020 16:51

En el acto central por el Día de la Lealtad, el presidente Alberto Fernández aseguró que su gobierno "está al frente de la recuperación" de una Argentina "derrumbada" y afirmó que pondrá de pie al país "sin odio" tal como lo hizo el peronismo. 

"Vamos a terminar con esa Argentina del odio, vamos a construir otro país con todos y todas, con los que piensan como nosotros y los que tienen diferencias. Nosotros creemos en la diversidad; una sociedad con discurso único no es una buena sociedad ", dijo el jefe de Estado, único orador del acto que se realizó en la sede de la CGT.

 

 

En ese contexto, destacó la figura de la vicepresidenta Cristina Fernández, quien estuvo ausente en el acto: "Otorgó derechos a las minorías como nunca nadie lo hizo", señaló. "Perón y Evita fueron leales cuando a su pueblo le dieron los derechos para ser parte de la sociedad, que les negaban un lugar. Néstor vino años después y su lealtad les permitió recuperarse después del 2002y después vino Cristina", agregó.

Tras un repaso histórico desde el nacimiento del peronismo, Fernández agradeció a todas las personas que participaban de la celebración, aunque aseguró que "hubiera esperado que se quedaran en sus casas". 

Al momento de hablar de la pandemia y ante la atenta mirada de los gobernadores e intendentes, el Presidente afirmó que el peronismo y los mandatarios provinciales debieron "poner de pie el sistema de salud que destruyeron otros".

“Hoy el gobernador (Sergio) Ziliotto me decía: 'Dios debe ser peronista, porque menos mal que el peronismo está gobernando a la Argentina en este momento'”, agregó Fernández, mientras el mandatario pampeano participaba del acto de manera virtual.

 

 

 

"Dicen que esto es un anti-banderazo. Nosotros sentimos solo amor por nuestro pueblo: acá no hay rencor ni odios; acá hay ganas de poner de pie de una vez y para siempre a la Argentina", gritó Fernández en el cierre de su discurso, el único momento en el que levantó el tono de su voz en un discurso breve que terminó con la marcha peronista.