X
A la espera de la discusión con Trotta, el Gobierno porteño activó la cláusula gatillo. Dos gremios rechazaron el incremento y piden reunión con la ministra de Educación.
Por 22/01/2020 12:19

La convocatoria a la paritaria nacional docente que activó el gobierno de Alberto Fernández aceleró el pedido de los docentes porteños para encontrarse cara a cara con la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, y comenzar la discusión salarial 2020.

Desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y Ademys, vinculado a la izquierda porteña, salieron a respaldar la convocatoria a los gremios nacionales por parte del ministro Nicolás Trotta y se movieron en tándem para reclamar la reunión de mesa salarial con el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

 

 

El primer desafío de paritarias para el Gobierno porteño arrancó en un clima álgido: Rodríguez Larreta giró un aumento del 16% producto de la cláusula gatillo, pero los sindicatos rechazaron el incremento y exigieron un retroactivo por la pérdida de los últimos meses de 2019. “Como hemos denunciado a lo largo del año, esta mal llamada ´cláusula gatillo´ que rechazamos en el mes de marzo, llega tarde y mal, ya que se paga sin ningún tipo de retroactivos y con el agravante de que la inflación en alimentos es muy superior a la general”, remarcó el gremio que conduce Eduardo López.

En rigor, el larretismo esperaba la convocatoria de Trotta para discutir con los docentes porteños. Aún se espera la posibilidad de que el Gobierno fije un techo al incremento salarial. Con la vuelta de la paritaria nacional, las jurisdicciones tendrán que acomodarse al mínimo que se fije en la negociación nacional y, a partir de ese base, lograr un acuerdo con sus docentes.

Cuando Acuña convoque, los gremios pedirán un retroactivo y el Gobierno porteño responerá que cumplió con el 45% que prometió a principios de 2019. "La cláusula gatillo se implementó solo en junio y enero. Es cierto que completan el 45%, pero hubo pérdida durante todo el año", cuestionan los sindicatos.

"Los aumentos mes a mes estuvieron muy por debajo de la inflación", señalan desde UTE con respecto a las paritarias de 2019. “Reclamamos la urgente convocatoria a la mesa salarial para garantizar que el aumento del 2020 no esté por debajo de la inflación, recuperar lo perdido en el gobierno de Macri-Larreta y recomponer de manera inmediata las asignaciones familiares congeladas desde hace siete años en la Ciudad de Buenos Aíres”, señalaron.