X
El candidato peronista ponderó la “forma de concebir el desarrollo social en esta economía globalizada” que platean en España y Portugal, donde realiza su gira.
Redacción 07/09/2019 10:36

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, sostuvo este sábado que la crisis argentina no se resuelve "a costa de más miseria" y subrayó que "no es verdad que la economía exija solo ajuste". En ese sentido, ponderó “forma de concebir el desarrollo social en esta economía globalizada” que platean en España y Portugal, donde desarrolla su gira.

"No es verdad que la economía exija solo ajuste, condene a la marginalidad a millones de personas y permita la concentración de la riqueza en unos pocos. Esa es una forma de ver las cosas", enfatizó para argumentar: "Hay que entender que la mejor forma es que los que invierten, inviertan y den trabajo, arriesguen capital, ganen con su inversión y permitan dar trabajo y progresar al conjunto".

"No existe un capitalismo donde no exista demanda. En una sociedad de pobreza, hay vivos que ganan plata a costa de los otros", enfatizó en diálogo con Radio 10. De ese modo, indicó: "Esta forma de ver las cosas no es, como tratan de vender en la Argentina, una mirada retrógrada, de retroceso, de mentira".
 


"Es una forma de concebir el desarrollo social en esta economía globalizada. Decían `estos son unos locos kirchneristas`. Ahí tienen a los socialistas portugueses o a los españoles queriendo hacer lo mismo. No somos marginales en el mundo planteando locura. Ahí tienen resultados", apuntó. .

Desde España, Fernández sostuvo los empresarios de ese país "quisieron hablar" con él al igual que los "fondos de inversión ingleses y norteamericanos". El ex funcionario remarcó que buscaban "hablar y entender qué es lo que está pasando en la Argentina".

Además, puntualizó: "Soy de los que creen que América Latina mira a Europa como un mundo cercano" y señaló que su intención es "tratar de hacer esa integración teniendo en cuenta las asimetrías económicas que existen".
 


A la vez, antes de tomar el vuelo que lo traerá de regreso a la Argentina para retomar la campaña electoral de cara a las generales del 27 de octubre, el postulante opositor pidió dejarse de "embromar" con la "historia de los `demonios` de La Cámpora", ya que resaltó que los integrantes de esa agrupación "es gente que, como todos los argentinos, quieren vivir en un país mejor".

el dirigente peronista subrayó su viaje por la Península Ibérica y destacó que llegó "con una expectativa" y se va "con otra", tras sus encuentros con el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez; el primer ministro de Portugal, Antonio Costa; empresarios; y representantes de fondos de inversión de distintos países: "Fue muy productivo, muy interesante, muy importante todo esto".

"He advertido que todos son muy conscientes del estado de situación de la economía argentina y lo único que percibí de ellos es el deseo de trabajar juntos para sacar a la Argentina del problema. Son muy conscientes del nivel de crisis que tiene la Argentina y tomaron dimensión de eso por las últimas medidas que ha tomado el Gobierno de (Mauricio) Macri", explicó.

"También se dan cuenta de que en nosotros puede haber una solución al problema y no una profundización de la crisis, que es algo que se pregonó durante mucho tiempo por el Gobierno y que están advirtiendo que es una falacia", remarcó.