X
Las principales causas que esgrimió son el cuidado del medio ambiente y la protección de los agricultores locales. La Cancillería argentina minimizó la decisión y la vinculó a la política interna.
Redacción 19/09/2019 13:34

El Parlamento austríaco aprobó una moción que obliga a su gobierno a vetar ante el Consejo Europeo la aprobación del tratado comercial entre la Unión Europea (UE) y Mercosur.

La propuesta tuvo el apoyo de todos los partidos con representación parlamentaria (socialdemócratas, democristianos, ultranacionalistas e izquierdistas), con la excepción del liberal NEOS, que apoya el acuerdo aunque reclama algunas modificaciones.

El partido ecologista Los Verdes esgrimió que los incendios en la Amazonia,especialmente intensos en Brasil en el ultimo tiempo, se produjeron para ampliar las tierras de pastoreo con el fin de aumentar la exportación de carne hacia Europa. De esta manera, rechazan el acuerdo porque es nocivo para el medioambiente.

Austria celebrará el próximo 29 de septiembre elecciones generales anticipadas, de las que saldrán un nuevo Parlamento y un nuevo Ejecutivo, que sustituirá al actual gabinete de expertos, en el poder desde el pasado junio tras una crisis política que acabó con la coalición entre conservadores y ultranacionalistas.

El nuevo gobierno estará obligado a aplicar este veto en el Consejo Europeo, donde están representados todos los países de la UE y que debe ratificar el acuerdo, junto con el Parlamento Europeo y los Estados miembros.

Austria no es el primer miembro de la Unión Europea que le da la espalda al acuerdo bilateral. De hecho, ya ocurrió con Irlanda y aún está pendiente la estrategia de Emmanuel Macron, que presiona a Jair Bolsonaro por su política de relajamiento de los controles ambientales en la Amazonia y sus dudas sobre el Acuerdo de Cambio Climático de París.

Desde la Cancillería argentina minimizaron la decisión al afirmar que el veto de Austria tiene que ver con la dinámica política interna de ese país ante la inminencia de comicios y en un intento de congraciarse con sectores agrícolas locales.

Las fuentes indicaron que "ante las presiones políticas recibidas y en pleno período electoral, ya que en diez días habrá elecciones parlamentarias para la elección de un nuevo Ejecutivo, el partido con mayores posibilidades de ganar la elección, pero con la necesidad de formar una coalición de gobierno, terminó apoyando la moción y posibilitando" el veto al acuerdo UE-Mercosur.

Por último, las fuentes indicaron que "los estados miembros fueron informados en todo momento del estado de las negociaciones”. “Actitudes como la del Parlamento austríaco podrían ser intentos de cambiar algunas cláusulas post cierre de las negociaciones como ya sucedió en el caso del acuerdo con Canadá”, completaron.