X
Antes del cierre con CFK en Rosario, el precandidato presidencial reforzó sus críticas hacia la gestión de Cambiemos y recalcó que su objetivo es “dar certezas y recuperar valores”.
Por 07/08/2019 13:19

ROSARIO (Corresponsal) En la previa del cierre de campaña en Rosario, el precandidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, arremetió contra su rival Mauricio Macri al asegurar que durante la gestión de Cambiemos “la corrupción se llama conflicto de interés” y recordó los negocios familiares del jefe de Estado.  

“En los tiempos de Macri, la corrupción se llama conflicto de intereses, es lo mismo. Hemos visto cómo ha entregado las empresas energéticas a sus amigos y cómo su familia ha comprado campos eólicos”, señaló durante una conferencia de prensa en la Asociación Empresaria Rosario.

 

 

Junto al gobernador electo Omar Perotti, Fernández remarcó que su objetivo es “dar certezas” a los argentinos y “recuperar los valores”. “La Argentina no sabe a dónde está yendo”, señaló el ex jefe de Gabinete en alusión al rumbo económico del Gobierno.

"Muchos dicen que lo quiero llevar a Macri al terreno económico porque no tiene cómo defenderse. Macri no tiene como defenderse en nada", disparó a horas del acto que compartirá con su compañera de fórmula, Cristina Kirchner, en el Monumento a la Bandera.

 

 

En otro orden, se refirió a las Letras de Liquidez y dijo que el Gobierno "puso una bomba que en cualquier momento explota". "Estornuda China y ya vimos ayer", agregó en referencia a los movimientos que experimentó el mercado este martes.

Antes del encuentro con los empresarios rosarinos, Fernández conversó con Radio 2 y dijo que “la solución no es un presidente que grita enloquecido”, en referencia al eufórico discurso que brindó este martes Macri en el microestadio de Ferro.

“Creo que la Argentina ha padecido mucho estos cuatro años y la solución no es encontrar a un presidente que grita encloquecido. Hay que recuperar un horizonte”, señaló.

Además, defendió la alianza que alcanzó con los dirigentes Sergio Massa y Felipe Solá, quienes lo acompañaron también en su recorrida por la ciudad. “Necesitábamos unir una fuerza que haga frente a un gobierno que lo que hizo siempre fue desunirnos. La Argentina tiene otra alternativa, el gobierno propone hacer lo mismo y lo que hizo fue construir 4 millones de pobres”, agregó.