X
A cinco días de las PASO, Macri renovó sus críticas al kirchnerismo y aseguró que necesita "del apoyo de todos" para "cambiar la Argentina para siempre". El Topo Gigio de Román.
Por 06/08/2019 13:28

El presidente Mauricio Macri cerró este martes la campaña porteña en el microestadio de Ferro, donde pidió "convencer" a los votantes "enojados"con su gobierno y pidió perdón a quienes esperaban cambios más rápidos. "Tenemos que convencer al que está enojado, pídanle perdón en mi nombre", arengó. 

En ese contexto, embistió contra el Frente de Todos al asegurar que “no hay futuro en el pasado”  y afirmó que “hoy, más que nunca”, necesita "del apoyo de todos" para "cambiar la Argentina para siempre".

"Sabemos que falta, pero también sabemos que en lo que hemos hechos tenemos que encontrar la esperanza para encarar la segunda etapa", sostuvo durante su discurso en el barrio porteño de Caballito.

 

 

A pocos días de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el mandatario nacional, que busca mantenerse en el cargo, aseguró que le "duele que los argentinos la estén pasando mal", pero ratificó que "los cambios de raíz llevan su tiempo".

Además, hizo referencia a la gestiones previas en territorio bonaerense: "No vieron durante 28 años las cosas que no estaban en la provincia de Buenos Aires y ahora dicen que las van a resolver".

En un escenario 360°, como es habitual en el PRO, el jefe de Estado reiteró que en las PASO del 11 de agosto "se define si seguimos hacia al futuro o volvemos al pasado" y si seguimos "peleando contra el narcotráfico, las mafias, la delincuencia y la corrupción".

Al borde de las lágrimas, recordó cómo fueron sus primeros años al frente de la Ciudad de Buenos Aires y puso el acento en las obras del Metrobus en la avenida 9 de Julio y el intubamiento del arroyo Maldonado. "¡No se inunda más, carajo!", gritó.

 

 

También, afirmó que le duele que haya argentinos "que la están pasando mal" por la crisis. "Quiero agradecerles de corazón por bancar y estar. Estamos bancando un mundo complicado, que no regala nada. Estamos haciendo todo lo que tenemos que hacer", aseveró.

Macri estuvo acompañado por el alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la gobernadora María Eugenia Vidal, y el resto de los candidatos porteños de Juntos Por el Cambio, entre ellos el primer postulante a senador nacional, Martín Lousteau; el de diputados, Maxi Ferraro; y el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, entre otros.

También estuvieron la vicepresidenta Gabriela Michetti, el jefe de Gabinete Marcos Peña, el secretario general de la Presidencia Fernando De Andreis y otros dirigentes oficialistas de todo el país.