X
El intendente radical de Berisso dijo a Letra P que “la cuestión nacional” incidió en lo distrital. Para octubre, campaña municipal como “estrategia para valorar lo que se ha hecho a nivel local”.
Por 22/08/2019 12:30

Los intendentes de Cambiemos comienzan a trazar una campaña de cara a octubre con un marcado acento en lo municipal y desprovista de la imagen del presidente Mauricio Macri. Muchos son los jefes comunales que, en voz baja, apuntan a la Casa Rosada por la merma de votos en sus distritos en un contexto de crisis económica y resaltan con pesar el hecho de que no se haya concretado el desdoblamiento de la elección bonaerense de la nacional.

Pero también están los que comienzan a manifestar a viva voz expresiones de ese tenor. Tal es el caso del intendente radical de Berisso, Jorge Nedela, quien, en diálogo con Letra P, recalcó que desdoblar los comicios “era una muy buena alternativa” para fortalecer a posteriori la campaña nacional ya que, aseguró, “claramente hubiese sido un triunfo contundente de María Eugenia Vidal”.

Luego de una dura derrota en agosto, donde obtuvo el 23% de los votos contra el 60% del total de la interna del Frente de Todos, Nedela analizó que “la cuestión local estuvo subsumida por la cuestión nacional”, por lo que, con vistas a las generales, admitió que poner énfasis en la campaña municipal “puede ser una estrategia” para “valorar lo que se ha hecho a nivel local”.

 

 

“Fue una elección muy sorpresiva, no esperábamos estos resultados claramente y hay que buscar la mejor estrategia para revertirla, creo que en algunos casos es posible”, subrayó el jefe comunal berissense, que también hizo un pedido hacia las esferas superiores: “Hay que tratar también de que se calme este panorama nacional para que la gente llegue lo mejor posible para las elecciones de octubre, que podamos llegar también ordenadamente desde el punto de vista institucional al 10 de diciembre, así que queda mucho por trabajar y en eso tenemos responsabilidades todos, los que tenemos responsabilidad de gobernar, los que tienen responsabilidad de ser oposición y en pos de la mejora de toda la gente”.

En esa línea, marcó: “Hay que escuchar el mensaje de la gente, hay que tener muy en cuenta qué es lo que nos ha querido decir la gente a través del voto, en un contexto muy difícil”.

-¿Cuál es el mensaje que no se escuchó de la gente?

-No sé si hubo un mensaje que no se escuchó, sino escuchar este mensaje a través del voto. La situación social y económica es clave y de hecho se están tomando medidas que tal vez para algunos pueden llegar a ser tarde pero que había que tomarlas. Hay que reafirmar algunas estrategias para generar fuentes de trabajo, que la economía termine de funcionar, que es lo que estamos esperando desde hace mucho tiempo y pareciera que no termina de arrancar, pero la clave está en eso: lo social y en la cuestión económica, cómo repercute en el bolsillo de cada uno de los ciudadanos, que fue lo que se puso como prioridad en estas elecciones. Había otros temas importantes, pero frente a una situación tan compleja desde lo económico y social, se priorizó eso.

 


-Intendentes que van por la reelección, como en su caso, ¿se han visto arrastrados por la situación económica nacional?

-Nosotros hacemos campaña de manera conjunta y con las ventajas y desventajas que puede tener esto. Somos parte de un equipo, pero creo que la cuestión local estuvo subsumida por la cuestión nacional y esta realidad económica tan compleja que están viviendo los argentinos.

-Ante eso, ¿se va a trabajar de cara a octubre con foco en lo local?

-Sí, creo que esa sería una estrategia para valorar lo que se ha hecho a nivel local que ha sido también con el acompañamiento del gobierno de la Nación y de la provincia, pero claramente puede ser una estrategia esa.

-En retrospectiva, ¿fue un error no haber desdoblado la elección?

-Yo estaba convencido que era una muy buena alternativa, que nos iba a fortalecer en la provincia de Buenos Aires y que eso después también le iba a permitir al presidente de la Nación la fortaleza de una provincia que hubiese sido triunfante, porque claramente hubiese sido un triunfo contundente de María Eugenia Vidal.