X
El vice de la Federación Económica provincial dio cuenta de una serie de incrementos y habló de “desconfianza e incertidumbre”. Piden que la Provincia suspenda los juicios y embargos a pymes.
Redacción 16/08/2019 8:58

Tras la fuerte devaluación del pasado lunes, la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA) alertó que en territorio bonaerense ya se registran aumentos de precios de hasta el 40% en una serie de productos. Así lo puso de manifiesto el vicepresidente de la entidad, Carlos Cappelletti, quien reclamó también por medidas del gobierno de María Eugenia Vidal, como la suspensión de juicios y embargos por 180 días para las pymes y por una moratoria más amplia para ARBA.

En declaraciones a La Verdad de Junín, el vice de FEBA habló de “desconfianza e incertidumbre” y que las medidas recientemente anunciadas por el presidente Mauricio Macri “llegan tarde y son insuficientes”, en un contexto donde se aguardan anuncios en esa sintonia de la mandataria provincial.

“Hasta hace unos días atrás, la situación era de caída en la actividad económica. Esta semana se ha producido una situación totalmente anormal que modifica el escenario totalmente”, enfatizó el empresario para marcar que con la disparada del dólar aparecieron “aumentos de precios que van en el orden del 12 al 40%: las librerías, vidrios y aluminio sufrieron un aumento del 20%; materiales de construcción entre el 12 y el 40%; en consumo masivo, marcas como Adidas, Arcor, Marolio y Poxipol 15%; Granix, 13%; Chevrolet, 23 %; Nike, 27%; farmacias, 12%; fotografías, 30%; artículos del hogar, de 20 a 27%, esto según un relevamiento que se hizo en la Federación Económica para tener un panorama de la situación”.
 


En esa línea, apuntó que bajo el actual estado de cosas “las palabras claves en son desconfianza e incertidumbre”.

Ante eso, en la FEBA se reunieron recientemente con la directora de Comercio bonaerense, Sabrina Solnicki, a quien le entregaron un petitorio para que eleve al ministro de Producción, Javier Tizado, por la suspensión de juicios y embargos por 180 días y por una moratoria más amplia para ARBA. “La Provincia debiera acompañar en esta situación tan crítica”, enfatizó Cappelletti.

Aunque marcó que “las medidas tomadas por la Nación son una bocanada de oxígeno”, sostuvo que “siempre llegan tarde y son insuficientes”, por lo que  “siempre vamos corriendo desde atrás”.

“Ahora hay que esperar que la situación se estabilice, con un nuevo piso en el tipo de cambio y empezar a reconstruir el entramado. No hay un solo índice positivo para la industria y el comercio, son todos negativos hasta el momento. Hay que cambiar el rumbo y apuntar a la producción”, puntualizó.