X

Implosión con tendal de heridos en la consultora que alentó la esperanza PRO

Levy Yeyati volvió a Elypsis y cambió todo su equipo. Mucho más que un sondeo: una pelea de negocios. Servidores bloqueados y guerra interna. Las explicaciones del saliente Luciano Cohan a Letra P.
Por 15/08/2019 13:52

La divulgación de una encuesta el viernes previo a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que daba ganador por mínimo margen a Mauricio Macri generó un terremoto en una de las consultoras líderes del mercado, Elypsis, responsable del estudio. Su fundador, Eduardo Levy Yeyati, retomó las riendas y anunció la salida del hasta ahora socio Luciano Cohan y de quien era economista jefe, Gabriel Zelpo, además de otros técnicos. Sin embargo, la ruptura reconoce una historia que va bastante más allá de esa anécdota e implica una pelea fuerte por la marca y el negocio.

“Queridos clientes: nos complace informarles que, después de 12 meses de licencia, Eduardo Levy Yeyati retoma completamente las actividades en la compañía y que desde ahora liderará el equipo de investigadores y las conversaciones y encuentros con clientes”, dijo un comunicado de Elypsis.

 

 

“También nos complace dar la bienvenida a cuatro nuevos miembros del equipo: Victoria Giarrizzo, como nueva directora ejecutiva; Martín Kalos, como nuestro nuevo economista jefe, y Lucía Pezzarini y Juan Martín Solá, ambos analistas senior”, continuó.

El comunicado, de hecho, implica la salida de Cohan y de Zelpo, a los que se suman siete personas más. La razzia se llevó puesta incluso a una secretaria y solo dejó en su puesto a Juan Solá, supo Letra P.

Los tiempos son tan vertiginosos para Elypsis que, pasado el mediodía de este jueves, los cambios todavía no estaban reflejados en la página web institucional.

 

 

El sondeo de la discordia, filtrado después de una conference call en esa jornada de expectativa, fue una de las causas principales de un impactante rally en el mercado accionario de casi el 8% e hizo que muchos inversores quedaran comprados al cierre. Eso amplificó el efecto “puerta 12” el lunes, jornada en la que la Bolsa registró una caída histórica del 37%, cuando ya era un hecho la victoria de Alberto Fernández por una diferencia de 15 puntos porcentuales.

El abogado de Levy Yeyati recomendó iniciar acciones legales contra Cohan, pero no hay todavía una decisión al respecto.

La encuesta de la polémica había indicado que Macri superaba a Fernández por 38% a 37% y que se impondría en un eventual ballotage por cinco puntos porcentuales. Respecto de las PASO, con todo, aclaraba que una participación ciudadana menor que la esperada podría recortar en dos o tres puntos la cosecha de Macri, lo que podía dejar a Fernández arriba por mínimo margen. Incluso este último escenario era soñado por los inversores, dado que abría la puerta a una fácil remontada del macrismo.

Cohan, ex subsecretario de Programación Macroeconómica, hizo su mea culpa en Twitter el mismo domingo 11, cuando el resultado ya desmentía categóricamente el sondeo de Elypsis.

 

 

Y el lunes mostró su estado de ánimo por la misma vía.

 

 

Cohan aceptó hacer su descargo en diálogo con Letra P. “Estoy leyendo disparates. Es claro que nosotros, como la gran mayoría de los colegas, usamos la metodología habitual y que en la elección anterior había sido exitosa. Esta vez falló”.

“De hecho, es la misma que en 2015 nos permitió ser los únicos que acertamos el resultado de la primera vuelta”, agregó.

-¿Por qué salió tan mal esta vez? ¿Cómo lo justifica? –preguntó Letra P.

-La respuesta más honesta es que no lo tenemos claro. Solo tenemos algunas hipótesis que estamos investigando –respondió Cohan.

“Lo que pasó demuestra las deficiencias de una metodología que cada vez sirve menos. Usamos encuestas telefónicas (IVR) y on line y las dos nos daban prácticamente lo mismo, lo que consideramos una muestra de que la metodología era robusta”, siguió Cohan con su descargo.

 

 

“Nuestros números estaban cerca del consenso, que indicaba que Alberto ganaba por dos puntos”, explicó.

-En realidad, ustedes hablaron de una victoria de Macri y de la posibilidad de que una menor afluencia de votantes hiciera bajar la cosecha del Presidente –le recordó este medio.

-Claro, pero eso se dijo en la conference call. Además, todo lo que hicimos y publicamos fue con los clientes, no nos pueden atribuir más que eso. Y una aclaración importante: nuestros números los difundimos el jueves, no el viernes. ¿Por qué nos atribuyen a nosotros la suba del viernes cuando en verdad hubo un montón de consultoras que difundieron datos? –señaló.

 

La pelea  va bastante más allá de una encuesta fallida y se vincula con una disputa de negocios.

 

Lo que dice Cohan es cierto en alguna medida. Otros sondeos, que daban una derrota por la mínima de Macri, también alentaron al mercado. Pero el de Elypsis fue el único que habló de la posibilidad de una victoria y resultó el más influyente dado su historial de confiabilidad.

La pelea, sin embargo, va bastante más allá de una encuesta fallida y se vincula con una disputa de negocios.

Según pudo reconstruir Letra P, dos semanas antes de las PASO, Cohan le planteó a Levy Yeyati, que aún estaba de licencia, su intención de desvincularse junto al resto del staff. Los roces venían de lejos, justamente, por desacuerdos sobre las metodologías usadas en la recolección de los datos.

Levy se negó a ceder la marca y le respondió que Elypsis era de él, por lo cual, si los profesionales que la componían se iban, era su potestad cerrarla o armar otro equipo. En otras palabras, no cedería los clientes.

Levy Yeyati no se quedó de brazos cruzados y el mismo viernes se puso en contacto con clientes para despegarse de la encuesta y para advertirles que él manejaba números que le daban la victoria a la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner.

Luego se precipitó la difusión de la encuesta previa a las primarias, que, según Levy Yeyati, estuvo elaborada en base a una metodología errónea pero que Cohan defendió en base a los mismos argumentos que señaló en diálogo con este portal.

El fundador de Elypsis no se quedó de brazos cruzados y el mismo viernes se puso en contacto con clientes para despegarse de la encuesta y para advertirles que él manejaba números que le daban la victoria a la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner.

Ya estaba pactado que el viernes fuera el último día del equipo saliente, pero miembros del staff entrante se quejan de que no pudieron hasta este jueves acceder a las bases de datos ni a las claves de los servidores.

Desde ahora, Elypsis lucha por recuperar una credibilidad que sale dañada de este entuerto. Apuesta para eso a economistas como Giarrizo y Kalos, caras nuevas para la etapa que se abre.

Giarrizo, ex periodista del diario Ámbito Financiero, es doctora en Economía de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigadora. Tras abandonar el periodismo, pasó por el Banco Central entre 2003 y 2008 y ha asesorado a empresas y organizaciones internacionales en los últimos diez años.

Kalos, por su parte, también es doctor en Economía de la UBA y, según la presentación de Elypsis, “tiene una amplia experiencia en consultoría para empresas, sindicatos, organizaciones internacionales y gobiernos subnacionales”. Fue funcionario del Ministerio de Agricultura.