X
Tras el acuerdo entre Massa y el PJ, los jefes comunales del Frente Renovador respiraron aliviados. Se retiraron de las oficinas de Libertador sabiendo que irán en unidad por sus reelecciones.
Por 12/06/2019 9:23

Los intendentes del Frente Renovador salieron fortalecidos del encuentro entre Sergio Massa y el PJ de este martes en el que se planteó avanzar en un frente electoral. Si bien se puso sobre la mesa un plan de bases programáticas -en las que hubo coincidencia entre dirigentes peronistas, renovadores, gobernadores y sindicalistas- y poco se discutió en lo que hace a la negociación fina de lugares, sí sobrevoló un acuerdo tácito y es que en las comunas que gobierna el massismo (9 intendencias), a la fuerza de Massa le respetarían la identidad y el PJ no jugaría con candidatos propios.
 


“Fue un encuentro positivo en el que todos estamos de acuerdo en mantener la identidad y saber que de las diferencias va a salir lo mejor. Si usted se junta con los que piensan lo mismo que usted no vas a sacar nada más amplio. Hay autocrítica y también pensar que la gente nos está pidiendo que hagamos este acuerdo para sacar a la Argentina adelante y ponerla de pie. No nos perdonaría que por mezquindades o falta de voluntad vuelva a ganar Macri”, le dijo a Letra P el intendente de General Alvarado, Germán Di Cesare, quien participó del encuentro de este martes en las oficinas que Massa tiene en Avenida del Libertador.

Como venía informando Letra P, la unidad era una necesidad, también, de los intendentes massistas. Sabían que con Massa jugando por fuera del PJ se complejizaba sus performances electorales. En cambio, si iban con la boleta de Fernández y CFK o bien con Massa dentro de ese espacio tenían seguro casi firmado de supervivencia.

Los intendentes massistas habían llegado al congreso del Frente Renovador, el 30 de mayo último, con ese plan bajo el brazo. Acordar con los Fernández y el peronismo.
 


Este martes, además de Di Cesare los intendentes de General Pinto (Alexis Guerrera) y San Fernando (Luis Andreotti) participaron de las reuniones en las oficinas de su líder político con los dirigentes peronistas.

Ahora resta saber cómo seguirá la negociación micro. Lo que le importaba a Massa es asegurarse un lugar por cada sección electoral con chances de acceso en las listas a diputados y senadores provinciales. Este martes no hubo avances en este sentido, pero –a priori- hay acuerdo en no disputarse territorio.

No está resuelto aún el factor Tigre. El jefe comunal de ese distrito, Julio Zamora, le dijo a Letra P que el FR quería proscribirlo. Es que la concejal Malena Galmarini quiere pelear por la intendencia. Zamora dijo que no tenía problemas en ir a una interna contra la esposa de su ex jefe político Massa. Sin embargo, el ex diputado nacional no estaría dispuesto a eso y quiere su esposa sea la candidata a intendenta. Es un punto aún no resuelto y que se definirá al filo del 22 de junio, cando sea el cierre de listas.

Optimismo de intendentes renovadores: no enfrentarían rivales peronistas

Tras el acuerdo entre Massa y el PJ, los jefes comunales del Frente Renovador respiraron aliviados. Se retiraron de las oficinas de Libertador sabiendo que irán en unidad por sus reelecciones.

Los intendentes del Frente Renovador salieron fortalecidos del encuentro entre Sergio Massa y el PJ de este martes en el que se planteó avanzar en un frente electoral. Si bien se puso sobre la mesa un plan de bases programáticas -en las que hubo coincidencia entre dirigentes peronistas, renovadores, gobernadores y sindicalistas- y poco se discutió en lo que hace a la negociación fina de lugares, sí sobrevoló un acuerdo tácito y es que en las comunas que gobierna el massismo (9 intendencias), a la fuerza de Massa le respetarían la identidad y el PJ no jugaría con candidatos propios.
 


“Fue un encuentro positivo en el que todos estamos de acuerdo en mantener la identidad y saber que de las diferencias va a salir lo mejor. Si usted se junta con los que piensan lo mismo que usted no vas a sacar nada más amplio. Hay autocrítica y también pensar que la gente nos está pidiendo que hagamos este acuerdo para sacar a la Argentina adelante y ponerla de pie. No nos perdonaría que por mezquindades o falta de voluntad vuelva a ganar Macri”, le dijo a Letra P el intendente de General Alvarado, Germán Di Cesare, quien participó del encuentro de este martes en las oficinas que Massa tiene en Avenida del Libertador.

Como venía informando Letra P, la unidad era una necesidad, también, de los intendentes massistas. Sabían que con Massa jugando por fuera del PJ se complejizaba sus performances electorales. En cambio, si iban con la boleta de Fernández y CFK o bien con Massa dentro de ese espacio tenían seguro casi firmado de supervivencia.

Los intendentes massistas habían llegado al congreso del Frente Renovador, el 30 de mayo último, con ese plan bajo el brazo. Acordar con los Fernández y el peronismo.
 


Este martes, además de Di Cesare los intendentes de General Pinto (Alexis Guerrera) y San Fernando (Luis Andreotti) participaron de las reuniones en las oficinas de su líder político con los dirigentes peronistas.

Ahora resta saber cómo seguirá la negociación micro. Lo que le importaba a Massa es asegurarse un lugar por cada sección electoral con chances de acceso en las listas a diputados y senadores provinciales. Este martes no hubo avances en este sentido, pero –a priori- hay acuerdo en no disputarse territorio.

No está resuelto aún el factor Tigre. El jefe comunal de ese distrito, Julio Zamora, le dijo a Letra P que el FR quería proscribirlo. Es que la concejal Malena Galmarini quiere pelear por la intendencia. Zamora dijo que no tenía problemas en ir a una interna contra la esposa de su ex jefe político Massa. Sin embargo, el ex diputado nacional no estaría dispuesto a eso y quiere su esposa sea la candidata a intendenta. Es un punto aún no resuelto y que se definirá al filo del 22 de junio, cando sea el cierre de listas.