La crisis del empleo

La empresa que Macri puso como modelo se apresta a despedir 200 trabajadores

Loma Negra podría cerrar su planta de Barker. Los operarios advierten que dos pueblos podrían desaparecer. En marzo, el Presidente había colocado a la firma cementera como ejemplo a seguir.

“En Loma Negra se aferraron fuerte al timón y no cambiaron el rumbo”, ponderó en marzo pasado el presidente Mauricio Macri en su visita a la planta de Olavarría de la firma cementera, para exaltar así que la empresa ligada a la familia Fortabat siguió invirtiendo en tiempos de crisis. Allí, el jefe de Estado también auguró un futuro auspicioso: “Con 921 toneladas de cemento vendidas, éste fue el febrero de mayor volumen, con 17% que en enero. Marzo ya viene mejor que en febrero. Vamos hacia una lenta recuperación”, dijo.

 

A menos de dos meses de aquellas palabras, Loma Negra se apresta a despedir a 200 trabajadores de su planta ubicada en la localidad de Barker, en el distrito bonaerense de Benito Juárez, lo cual significaría el virtual cierre de ese complejo.

 

Barker es una de las nueve cementeras que posee Loma Negra en el país. Inaugurada en 1956 junto a la estación ferroviaria, Barker y Villa Cacique crecieron a su lado, por lo que ambas localidades están en riesgo bajo el actual escenario: “Con esta decisión destruyen dos pueblos y los convierten en pueblos fantasmas. Ya nos pasó en 2001", dijo este miércoles a El Destape Radio Martin Isasmendi, trabajador de Loma Negra Barker y secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) en esa localidad.
 

 


El operario advirtió que "en 2001 Loma Negra hizo lo mismo que está haciendo ahora. Ahí sí había crisis y todo hizo que nuestro pueblo quedara abandonado".

 

A diferencia de aquel año crítico, Isasmendi observó que los presentes despidos tienen otra raíz: “En 2015 hubo record de venta de cemento. Hoy está cerca de esos niveles, no está en crisis. Sergio Faifman, el CEO de Loma Negra, fue el empresario que más ganó. La industria del cemento no está en crisis. La razón de los 200 despidos es la construcción de una nueva planta en Olavarría que destruye los puestos de trabajo".

 

Recientemente, en un comunicado, la firma cementera confirmó que trabaja en un proceso de "reducción de empleados" en la planta de Barker y señaló que esto se da "como consecuencia de la readecuación de su capacidad productiva a la realidad actual y futura del mercado de cemento" sumado a que la decisión "se toma en un contexto en el cual la compañía tiene sobrecapacidad, sumado a los altos costos de producción y a los costos logísticos que insume el funcionamiento de esa fábrica".

 

Axel Kicillof logró reunir en Rosario a las distintas tribus del peronismo, pero también a aliados extrapartidarios como Juan Monteverde.
Victoria Villarruel junto al gobernador y al obispo de San Luis

También te puede interesar