X
Luciano Di Nápoli reporta para La Cámpora. Recuperó para el peronismo la ciudad más imporante de la provincia. El jefe comunal, Altolaguirre, buscaba la reelección.
Por 19/05/2019 22:47

LA PAMPA (Corresponsal) El peronismo de La Pampa logró recuperar la intendencia de la ciudad capital, Santa Rosa, hoy en manos del radicalismo. Luciano Di Nápoli, hombre de la La Cámpora que compitió con el sello del Frente Justicialista Pampeano (FREJUPA), fue el gran ganador al ganarle la pulseada al actual mandatario Leandro Altolaguirre, de Cambiemos, quien iba por su reelección.

El resultado obtenido por Di Nápoli arrimó votos clave a Sergio Ziliotto, el dirigente que sucederá en el cargo al gobernador Carlos Verna tras lograr un aplastante triunfo sobre radical en Cambiemos Daniel Kroneberger.

El nuevo intendente es un abogado de 39 años, casado y padre de 3 hijos, proveniente de una familia radical. Su padre, Emir Di Nápoli, ya fallecido, era un dirigente de reconocida trayectoria en la UCR de La Pampa.

 

 

Pese a esos orígenes, la etapa estudiantil lo llevó a militar en la Juventud Peronista y luego abrazó el kirchnerismo, junto a María Luz Alonso, otra joven de la Cámpora que fue diputada nacional.

Di Nápoli, que le ganó una dura interna a Jorge Lezcano, bendecido por Carlos Verna, es el fiel representante de la organización liderada por Máximo Kirchner y ojos del entorno de Cristina Fernández. De a poco, consiguió la fuerza -luego ratificada en las urnas- para salir a jugar en una elección en la que se pusieron en juego 36 años de modelo pejotista.

Altolaguirre reconoció rápidamente la derrota. “Ya habrá tiempo de analizar el resultado, pero ahora se dio el resultado y ahí está... no hay otra explicación. Las urnas son las que hablan”, sostuvo el actual jefe comunal de la capital pampeana.

El mandatario local indicó que hizo “todo lo que se podía hacer desde la gestión”, y explicó la derrota en la pasada gestión: “Encontramos una ciudad destruída, fundida y ponerla en condiciones no es tarea fácil”, sostuvo Altolaguirre en la sede del partido radical al mismo tiempo que reconocía la derrota.