X

Sergio Ziliotto: “Macri tiene 80% de imagen negativa en La Pampa”

El candidato del PJ habló con Letra P y justificó su plan de gobierno. Elogios a la “pampaneidad” y a la unidad peronista. “Debe suceder a nivel nacional”, reclamó.
Por 16/05/2019 11:02

SANTA ROSA (Corresponsal) Sergio Ziliotto, el elegido del gobernador Carlos Verna para sucederlo en La Pampa, sigue de recorrida por la provincia a pocos días de la elección. En un breve descanso a su gira por las localidades de una provincia que se divide entre los campos de la opulencia ganadera, el oeste desértico y la región petrolera, en contacto con Letra P el actual diputado nacional llamó a profundizar “el proyecto Verna”. “Uno de los ejes de gobierno serán la vivienda y la educación”, prometió Ziliotto. “También apuntamos a garantizar la igualdad en materia de conectividad”, justificó el candidato del Frente Justicialista Pampeano (Frejupa), a poco del anuncio de la creación de una empresa provincial de telecomunicaciones.

-¿Qué otros serían pilar de su gestión si gana?

-En las recorridas que realizamos por la provincia vemos que la mayor inquietud de los pampeanos es el trabajo. Vamos a seguir poniendo todo el esfuerzo en generar empleo a partir de la diversificación e industrialización de nuestras producciones primarias. Con los recursos que nos adeuda Nación y que están avalados por fallo de la Corte Suprema, generaremos dos fideicomisos, uno para financiar inversiones para todas las actividades económicas y el otro se destinará a la obra pública, especialmente a la construcción de viviendas, que es una de las mayores generadoras de trabajo directo e indirecto. La construcción de viviendas será una de las políticas de Estado que impulsaremos fuertemente. Macri no hizo viviendas en La Pampa. Aduciendo que no tenemos villas miserias, nos castigó por ser eficientes.

Vamos a fortalecer lo que nosotros llamamos “pampeanidad”, que no es ni más ni menos que defender la soberanía económica y política de los pampeanos. Para nosotros, primero estarán los pampeanos, segundo los pampeanos y tercero, los pampeanos. Bajo esa lógica continuaremos con la defensa de nuestros ríos, porque sabemos que el agua en La Pampa es sinónimo de producción y trabajo.

 

 

-¿Por qué los pampeanos deben elegir la continuidad del PJ en el poder? En Cambiemos dicen que el modelo se agotó.

-Porque las opciones son claras, se elige entre dos modelos. Por un lado, el modelo del justicialismo pampeano, con un Estado presente que presta servicios de calidad, que tiene como eje de todas sus políticas públicas el bienestar de los pampeanos y que interviene en la economía a favor de la gente. La otra opción es Macri y el modelo Cambiemos, sinónimo de desocupación, pobreza y hambre. El contraste es claro, y a la luz de lo que pasó estos últimos años con el gobierno de Cambiemos no nos queda duda de que la gente va a seguir acompañando nuestro modelo.

-¿Es un riesgo desdoblar las elecciones provinciales?

-Para nada. La decisión del gobernador Carlos Verna de anticipar las elecciones nos permitió, por un lado, enfocarnos en la unificación local del peronismo, y por el otro, nos dio la posibilidad de plebiscitar una vez más las gestiones que el justicialismo lleva adelante en la provincia desde hace 36 años. En La Pampa nosotros no escondemos nuestro pasado, todo lo contrario, lo mostramos orgullosamente y cada cuatro años lo ponemos a consideración de los pampeanos que, elección tras elección, nos siguen acompañando.

-¿Qué será más determinante en el resultado de la elección: la gestión Verna o la mala imagen del presidente Macri?

-La gente contrapone dos modelos diametralmente opuestos y saca conclusiones. En La Pampa, Verna tiene una imagen positiva del 80 %, mientras que Macri llega al mismo escalón, pero de imagen negativa. El gobernador tiene historia en defender los derechos de los pampeanos ante todos los gobiernos, cualquiera haya sido su color político. No le tembló el pulso cuando tuvo que demandar para que Nación nos reconozca deudas previsionales o por mala liquidación de coparticipación. Estas acciones los pampeanos las conocen y las valoran.

Del otro lado está la figura de Macri que discriminó a La Pampa durante toda su gestión. No destinó ninguna obra de magnitud para nuestra provincia. Construyó tan solo 60 viviendas sociales en tres años cuando históricamente se hacían 1.000 en el mismo período de tiempo; abandonó las rutas nacionales y en la provincia se tuvo que hacer alteos para superar los cortes que generaron las inundaciones; prometió construir cuatro jardines de infantes, los abandonó, y ahora la provincia se va a hacer cargo de terminarlos. Nos perjudicó en la lucha que los pampeanos llevamos adelante en defensa de nuestros derechos hídricos y fue incapaz de terciar en el levantamiento de la barrera “comercial” que les impide a los productores ganaderos de nuestra provincia comercializar su producto al sur del rio Colorado. Los pampeanos hemos sufrido la gestión de Macri y creo que eso va a ser tomado en cuenta al momento de la elección.

 

 

-¿Qué mensaje se le deja al peronismo nacional con el cierre de listas en La Pampa? ¿El candidato a presidente del peronismo debe salir de una interna?

-Creo que es momento para que la oposición apele a la grandeza de sus dirigentes, se privilegie un proyecto de país y la dignidad de los argentinos. Nosotros tenemos en claro que el país necesita que vuelva a gobernar el justicialismo y el principal objetivo es que los dirigentes se junten dejando de lado los egos, los enconos anteriores, armar un acuerdo programático, y después dejar que la gente elija, en una gran PASO, el candidato o la candidata que mejor impronta tenga para llevar adelante ese proyecto. Eso es lo que la ciudadanía nos pide: que nos unamos a favor de la gente y que dejemos de lado las rencillas personales.

-¿El peronismo de La Pampa tiene un presidenciable favorito?

-No es momento de nombres propios. Es momento de buscar un acuerdo programático que saque al país de la crisis económica. Estamos convencidos que La Pampa marcó un norte que confiamos se va a replicar en el país. Nosotros logramos una unidad que consideramos invaluable para blindar la provincia de las políticas de inflación, desocupación y pobreza que Macri y Cambiemos instalaron en toda la Argentina. Lo que vemos en el contacto diario con los pampeanos es que mayoritariamente quieren que el 9 de diciembre sea el último día de Macri en la Casa Rosada.