X

Atilio Benedetti: “Mientras no haya otra Convención, la UCR está en Cambiemos”

El precandidato a gobernador de Entre Ríos por el oficialismo nacional admite el malestar del campo con las retenciones, pero sostiene que el sector votará por Macri. Prudente distancia del Gobierno.
Por 09/04/2019 13:18

El diputado nacional de la UCR y empresario agropecuario Atilio Benedetti será uno de los protagonistas de la sexta parada provincial del año electoral. Es el precandidato a gobernador de Entre Ríos por Cambiemos, uno de los pocos distritos del interior donde la alianza oficialista logró una lista de unidad entre radicales, macristas y lilitos. Su vice es el intendente de Basavilbaso y titular provincial del PRO, Gustavo Hein. Ambos se medirán con el gobernador Gustavo Bordet, quien, luego de las primarias de este domingo -en las que el peronismo se presentará con todas sus vertientes unidas, incluido el kirchnerismo-, disputará su reelección en las generales del 2 de junio.

A diferencia de los demás postulantes provinciales del oficialismo, Benedetti ya sumó la visita del presidente Mauricio Macri y de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, entre el jueves y el lunes pasado. En diálogo con Letra P, el titular de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados se calza el traje de candidato. Admite las críticas a las retenciones que escucha en sus recorridos proselitistas por el campo y critica a Bordet para provincializar la disputa y alejarse del desgaste que afronta el Gobierno Nacional y que padecen sus candidatos territoriales. De larga militancia en el radicalismo, reivindica al gobernador mendocino Alfredo Cornejo, presidente del Comité Nacional del partido y uno de los principales críticos de la política tarifaria de Macri. Forma parte del grupo de dirigentes de la UCR que ya votó por la permanencia del partido en Cambiemos, pero en su versión provincial. Falta la decisión nacional de la UCR, que todavía no tiene fecha, pero considera que las últimas reuniones de su conducción con la mesa chica del PRO son una señal más importante que definir un candidato a vice que acompañe al Presidente en el operativo reelección.

 

BIO. Atilio Francisco Salvador Benedetti nació en Larroque, provincia de Entre Ríos, el 1 de enero de 1955. Tiene 64 años. Es el mayor de cinco hermanos y padre de tres hijos. Comenzó a militar en la UCR en 1972, a los 17. En el 78 se graduó como licenciado en Bromatología en la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER). Es empresario agropecuario, fue electo diputado nacional por el período 2017-2021 y preside la Comisión de Agricultura y Ganadería de la cámara. 

 

 

-La visita que hizo el Presidente a Gualeguaychú fue el primer respaldo en persona que hizo a favor de un candidato de Cambiemos desde que arrancaron las elecciones primarias y ejecutivas provinciales. También fue interpretado como una señal hacia el radicalismo, porque estuvo en el mismo lugar en el que se realizó la Convención Nacional de marzo de 2015, donde la UCR aceptó formar parte de Cambiemos. ¿Cree que habrá Convención este año?

-Es significativo que cuatro años después de esa Convención Nacional, el Presidente visite la misma ciudad donde decidimos orgánicamente en la UCR formar parte de Cambiemos y constituir la alianza. Me parece que la visita pone nuevamente en valor lo que significa Cambiemos para esta instancia política que vive el país. Pero hay algo tanto o más importante, que son los acercamientos que se han desarrollado en el plano nacional en estos días, como la reunión con los gobernadores radicales del jueves (de la semana pasada) por la noche. Lo digo porque habla de una voluntad de consolidar Cambiemos y de resolver algunas cuestiones que siempre están latentes en el partido.

-¿A qué se refiere cuando habla de "cuestiones latentes"?

-A la necesidad de una mayor articulación y participación de mi partido en las decisiones del Gobierno. Me parece auspicioso que en ese contexto haya visitado Gualeguaychú y que apoye nuestra fórmula.

-Hay otro tema latente entre la UCR y el PRO, como es la posibilidad de que Macri sea acompañado por un candidato a vice radical. ¿Cree que es posible?

-Creo que ese tema que se definirá más adelante, pero ya ha desatado todo tipo de especulaciones. Lo que me parece más importante que eso es que haya un mejoramiento del sistema de participación dentro de Cambiemos para las decisiones del Gobierno nacional. Por eso valoro mucho que en estos días se hayan dado esos pasos significativos con esas reuniones. Y lo destaco con independencia de la posibilidad de que el radicalismo acompañe al Presidente en la fórmula por su reelección. Pero también lo digo recordando que en Entre Ríos estamos aportando nuestro antecedente, porque la Convención provincial del radicalismo consideró que la mejor forma de expresar Cambiemos es una formula integrada por la UCR y el PRO, que en la fórmula que encabezo está representado por mi candidato a vice, que es Gustavo Hein, el titular del PRO entrerriano.

"Lo más importante es que haya un mejoramiento del sistema de participación dentro de Cambiemos para las decisiones del Gobierno nacional".

-Fuera de la experiencia de su provincia, todavía no hay fecha para la Convención Nacional e incluso hay dudas de que se realice. ¿Cuál es su punto de vista al respecto? ¿Se equivoca la conducción del partido en demorar esa definición?

-Desearía que haya una Convención Nacional pronto. Sin dudas que se tiene que realizar, pero me habría gustado que se realizara en forma previa al adelantamiento de las elecciones provinciales. Por supuesto que en el radicalismo de Entre Ríos hay voces disonantes sobre Cambiemos, pero la mayor parte de la dirigencia está decidida a seguir integrando la coalición. Ya lo demostramos en nuestro Congreso partidario y personalmente sigo pensando que la mayoría del radicalismo está decidida a continuar con Cambiemos.

 

 

-Es la primera vez en cuatro años, desde la Convención de 2015, que surge un sector que reclama abiertamente salir de Cambiemos y que promueve que haya “libertad de acción”. ¿Usted lo interpreta como un planteo interno producto de la crisis económica o como un efecto de la precandidatura del ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, que ya fue aliado del radicalismo en 2007 junto a Gerardo Morales?

-Creo que cuando hay dificultades por supuesto se acentúan las opiniones y eso es valioso. Pero, en lo particular, nuestro partido es uno solo y toma decisiones orgánicamente. Quienes no acaten las decisiones del partido actuarán a título personal y eso no se lo podemos negar a nadie. Lo más valioso que tiene la UCR es la posibilidad de expresar distintos puntos de vista, de debatirlos, pero también de la mano de esto definir el funcionamiento de los mecanismos institucionales para definir un rumbo. Mientras no haya otra Convención Nacional, el radicalismo está dentro de Cambiemos. Si esa decisión de 2015 necesita ser revisada, bueno, que se realice otra convención.

-Este domingo se realizarán las primarias de su provincia. Además de su militancia radical, usted es reconocido como empresario y productor agropecuario. ¿Qué significa para su candidatura defender al Gobierno en medio de la discusión que tiene con el agro respecto a la nueva aplicación de retenciones a las exportaciones? ¿Qué le dicen sus colegas de la actividad sobre este esquema fiscal?

-Por supuesto que hay múltiples dificultades en los sectores productivos y los conozco por mi actividad productiva, que realicé toda mi vida. En el sector hay mucha preocupación con respecto a la carga impositiva y a los temas de financiamiento, pero percibo que continúa el sólido apoyo de los sectores de la producción a Cambiemos y, más concretamente, en la elección entrerriana.

 

 

-¿En qué percibe esa diferencia? 

-Vale la pena volver a insistir con esto: el gobernador Gustavo Bordet decidió separar las discusiones provinciales de las nacionales. Los temas nacionales, como la marcha de la economía y la evaluación del Gobierno nacional, quedarán para agosto y octubre. Hoy en Entre Ríos estamos hablando de los temas de Entre Ríos. Eso es lo que será puesto en consideración el próximo domingo y en las generales de 9 de junio. Aceptamos, por supuesto, este desafío de preguntarnos qué nos pasa a los entrerrianos y por qué nuestra provincia no se ha desarrollado como otras de la región Centro.

"El gobernador Bordet decidió separar las discusiones provinciales de las nacionales. Los temas nacionales, como la marcha de la economía y la evaluación del Gobierno nacional, quedarán para agosto y octubre".

-Esa aclaración deja una inquietud: ¿se siente representante del Gobierno nacional en las elecciones de Entre Ríos?

-Cambiemos es federal. Yo soy además diputado nacional y por lo tanto estoy enmarcado en Cambiemos a nivel nacional. Lo que le quiero expresar es que represento a Cambiemos nacional y también a Cambiemos en Entre Ríos, pero que hoy estamos convocados a hablar de los temas que les importan a los entrerrianos y a cada municipio donde se va a discutir quién nos va a conducir. Fue el gobernador Bordet quien decidió separar las conversaciones. Hoy estamos conversando sobre por qué razón, bajo un mismo cielo político, nuestra provincia no ha desarrollado su potencialidad como se esperaba. También nos preguntamos qué cosas ocurren en Entre Ríos, con independencia de la coyuntura nacional. Por ejemplo, tenemos una de las energías eléctricas más caras del país siendo que el costo de la energía es la misma para todas las provincias. Lo mismo con la red vial. Esos son los temas que estamos discutiendo.

 

 

-Pero a partir de su experiencia como precandidato, ¿usted siente que el electorado logra diferenciar la agenda nacional de la provincial? ¿Qué le dice al público cuando le hablan de la política nacional y usted les menciona la situación local? ¿La crisis le permite separar ambas agendas?

-La coyuntura es compleja y con esto no le digo ninguna novedad. Creo que las personas lo entienden mejor que los sectores productivos. Yo soy consciente de las dificultades y estoy convencido de que el camino que estamos transitando es el camino posible. No estoy de acuerdo con la pesadísima carga impositiva que se está aplicando a las distintas actividades productivas, pero entiendo que es una necesidad impuesta por la crisis. También le digo que bajo estas mismas condiciones, por ejemplo, en los últimos diez años, Córdoba desarrolló 50 mil puestos de empleo privado, Santa Fe 45 mil y nosotros no llegamos a 15 mil. En Entre Ríos hay una gestión política que, más allá de la coyuntura, no ha estado a la altura de las circunstancias.

 

 

-¿Ha recibido críticas de sus colegas productores sobre el mantenimiento de las retenciones?

-No hay ningún sector productivo que esté conforme con haber vuelto a las retenciones. Pero los distintos sectores productivos de Entre Ríos nos reunimos con el presidente Macri en Gualeguaychú y entienden que es una necesidad de la coyuntura para poner en caja los números presupuestarios, aunque estén siendo afectados todos. Hay un fuerte reclamo para que esta medida sea transitoria.

-Como precandidato a gobernador, ¿considera que durante un eventual segundo mandato de Macri terminarán las retenciones o van a continuar?

-Yo deseo profundamente que las retenciones se terminen y, en todo caso, que la medida no sea renovada en 2020

-Todo parece indicar que serán renovadas. ¿Qué haría en ese caso?

-Si las retenciones son renovadas en 2020, esperamos que sean renovadas sólo en un 50%. Para ser realistas, nosotros necesitamos que las distintas actividades puedan desarrollarse, que este país pueda aprovechar esta nueva inserción en el mundo, para que las economías regionales, como la entrerriana, puedan desarrollarse, desplegar sus velas y generar más empleo privado. Entre Ríos no resiste más empleo público. La provincia está desbalanceada porque se ha generado más empleo público que privado. Hay dos opciones en Entre Ríos. Una es continuar con el mismo grupo político que se unificó para estas elecciones, con Bordet al frente, que arregló con su antecesor (Sergio) Uribarri y con el kirchnerismo, y se ha convertido en una propuesta para continuar gobernando Entre Ríos. Frente a ellos, el elector tiene el antecedente de los últimos 15 años. Y lo que estamos proponiendo desde Cambiemos es un nuevo cambio político con una nueva dinámica para potenciar las posibilidades de Entre Ríos.

 

 

-Ha recibido la visita del Presidente y de otros dirigentes del PRO. Elisa Carrió lo apoyó públicamente y lo invitó a su casa en Buenos Aires, pero no ha ido a Entre Ríos. ¿Espera su visita?

-Me gustaría mucho que Carrió nos acompañe en Entre Ríos. Ella integra Cambiemos y nosotros le hemos dado un espacio en nuestra lista de legisladores. Por supuesto me agradaría mucho que dirigentes que están demostrando una capacidad de gestionar distintas provincias nos acompañen y no me refiero solamente a Horacio Rodríguez Larreta y a María Eugenia Vidal, sino a nuestros gobernadores radicales, como Morales, mi vecino (Gustavo) Valdés y también a Alfredo Cornejo, que está haciendo una gobernación extraordinaria en Mendoza.

 

 

-¿Cuál es su opinión sobre el tironeo que mantiene Cornejo, como titular del Comité Nacional, con Macri a partir de las críticas públicas que ha pronunciado sobre el impacto de la política energética y económica en las clases medias urbanas, en las que está la mayoría de los votantes de Cambiemos?

-Me parece que Cornejo está desempeñándose muy bien como presidente del partido y desde su experiencia de gobierno. Vale la pena que puedan darse una vuelta por esa provincia para ver el funcionamiento del estado mendocino. Cornejo tiene mucho para aportar y las reuniones de estos últimos días van a posibilitar que sus distintos puntos de vista puedan ser considerados. No a través de los medios, sino con una conversación franca que enriquezca las propuestas y las posibilidades gobierno nacional de Cambiemos del cual formamos parte.

 

"Deseo profundamente que las retenciones se terminen y, en todo caso, que la medida no sea renovada en 2020".

 

-Si usted no hubiera sellado la unidad con el PRO en la lista entrerriana de Cambiemos ¿el Presidente lo habría visitado?

-La visita del presidente Mauricio Macri también fue al sur entrerriano. Estuvo en Gualeguay y también Gualeguaychú, pero con distintas actividades. Esas visitas también significan un apoyo al trabajo que hemos realizado en Entre Ríos para representar a Cambiemos en la provincia. La verdad es que tuvimos un importante trabajo previo dentro de cada fuerza política y, luego, en conjunto, para ofrecer una alternativa que tenga representatividad y potencia electoral para disputar la conducción de nuestra provincia que hace casi 16 años está en manos de un mismo grupo político. La resultante de estos 16 años es que Entre Ríos está estancada y ha perdido la carrera en una comparación relativa respecto a otras provincias que tienen las mismas particularidades que la nuestra.