X
Fue en la noche de este jueves en un restaurante porteño. Del encuentro participaron Vidal, Rodríguez Larreta, Peña, Frigerio, Cornejo y Morales. Cambiemos es un polvorín.
Redacción 05/04/2019 8:04

Dirigentes del PRO y de la UCR mantuvieron este jueves por la noche un encuentro sigiloso, casi secreto, para buscar coincidencias luego de que aumentaran las tensiones en la coalición oficialista.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del, Interior Rogelio Frigerio; el gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, y el mandatario de Jujuy, Gerardo Morales, participaron de la reunión.

 

 

Según publicó el portal Infobae, en el encuentro realizado en un conocido restaurante ubicado detrás del Museo Nacional de Bellas Artes y frente a la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, en el barrio porteño de Recoleta, los dirigentes habrían acordado una toma de decisiones conjunta de cara a la próxima campaña electoral.

De esa forma, los gobernadores radicales pasarían a ser informados y consultados de las principales decisiones de la Casa Rosada.

El oficialismo también podría analizar que el compañero de fórmula de Mauricio Macri de cara a la reeleción sea un dirigente radical.

En los últimos días crecieron las críticas de dirigentes radicales al rumbo de la economía y al funcionamiento de la coalición oficialista.

La presión aumentó cuando Enrique "Coti" Nosiglia pasó por Casa Rosada para exigir mayor espacio en la toma de decisiones. El histórico operador radical se reunió por separado con Marcos Peña, y luego con Rogelio Frigerio.

La semana pasada, el dirigente Federico Storani admitió que "no es una locura pensar que la UCR se vaya de Cambiemos". Por su parte, Ricardo Alfonsín cuestionó a los radicales que "le dicen todo que sí" al Gobierno y les advirtió: "Van a tener que rendir cuentas".

Sigilosa cumbre PRO-UCR para bajar la tensión en la alianza

Fue en la noche de este jueves en un restaurante porteño. Del encuentro participaron Vidal, Rodríguez Larreta, Peña, Frigerio, Cornejo y Morales. Cambiemos es un polvorín.

Dirigentes del PRO y de la UCR mantuvieron este jueves por la noche un encuentro sigiloso, casi secreto, para buscar coincidencias luego de que aumentaran las tensiones en la coalición oficialista.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del, Interior Rogelio Frigerio; el gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, y el mandatario de Jujuy, Gerardo Morales, participaron de la reunión.

 

 

Según publicó el portal Infobae, en el encuentro realizado en un conocido restaurante ubicado detrás del Museo Nacional de Bellas Artes y frente a la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, en el barrio porteño de Recoleta, los dirigentes habrían acordado una toma de decisiones conjunta de cara a la próxima campaña electoral.

De esa forma, los gobernadores radicales pasarían a ser informados y consultados de las principales decisiones de la Casa Rosada.

El oficialismo también podría analizar que el compañero de fórmula de Mauricio Macri de cara a la reeleción sea un dirigente radical.

En los últimos días crecieron las críticas de dirigentes radicales al rumbo de la economía y al funcionamiento de la coalición oficialista.

La presión aumentó cuando Enrique "Coti" Nosiglia pasó por Casa Rosada para exigir mayor espacio en la toma de decisiones. El histórico operador radical se reunió por separado con Marcos Peña, y luego con Rogelio Frigerio.

La semana pasada, el dirigente Federico Storani admitió que "no es una locura pensar que la UCR se vaya de Cambiemos". Por su parte, Ricardo Alfonsín cuestionó a los radicales que "le dicen todo que sí" al Gobierno y les advirtió: "Van a tener que rendir cuentas".