X

"Si paga el 95% de los afiliados, en la Caja no estamos tan equivocados"

El titular de la Caja de Odontólogos responde a dirigentes opositores que afirman que la Caja es "un elefante blanco". Inversiones millonarias para hacer trabajar el dinero. El fiasco inmobiliario.
Por 08/04/2019 15:25

Las autoridades de la Caja de Previsión Social para Odontólogos de la provincia de Buenos Aires rechazó las imputaciones por el manejo de fondos de la entidad y de la obra social del sector administrada por la Fundación Co.Me.I (Cobertura Médica Integral) efectuadas por dirigentes de Odontólogos en Lucha (OEL), una agrupación política que nació hace tres años y ganó elecciones en varios distritos bonaerenses. “Si paga el 95% de los afiliados, no estamos tan equivocados”, respondieron ante las acusaciones de los dirigentes de OEL quienes dijeron que la Caja es “un elefante blanco”.

Los integrantes de OEL quieren terminar con la obligatoriedad de afiliación a la Co.Me.I y para ello motorizan un cambio en el marco legal que es materia de debate en la legislatura bonaerense.

En diálogo con Letra P, el titular de la caja de odontólogos, Pedro Enrique Domínguez, rechazó, tal como están planteadas, las modificaciones al marco legal de funcionamiento de la obra social del sector. Resaltó que en el año 2001 la entidad se quedó sin fondos y tuvo que empezar “de cero”.

Acompañado por los integrantes de la Mesa Directiva, explicó que, además de jubilaciones, la entidad da otras prestaciones como subsidios por nacimiento, préstamos personales, especiales y solidarios, entre otros beneficios.

Domínguez destacó además los “beneficios impositivos” que tiene la figura jurídica de una fundación para el manejo de la obra social y sostuvo que la obligatoriedad hace solidario al sistema, que es rechazado por un sector disidente de los profesionales de la salud bucal.

En la extensa charla con este medio estuvo acompañado del vicepresidente de la entidad, Walter Girolano (Distrito 1 - La Plata); la secretaria Adriana Camiletti (Distrito 4, integrado por General San Martín, San Fernando, San Isidro, Vicente López, Tigre, Tres de Febrero, San Miguel, José C. Paz, Malvinas Argentinas) y la tesorera Rosana Asensio (Distrito 7, compuesto por Bragado, Nueve de Julio, Alberti, Pellegrini, Trenque Lauquen, General Villegas, Rivadavia, Pehuajó, 25 de Mayo, Carlos Casares, General Pintos, General Viamonte, Lincoln, Carlos Tejedor, Daireaux, Hipólito Yrigoyen, Salliqueló, Florentino Ameghino, Tres Lomas).

 

BIO. Pedro Enrique Domínguez tiene 53 años de edad, nació en Berisso, se recibió en la Universidad Nacional de La Plata y ejerce en Mar del Plata. También es el titular del Distrito 9 del Colegio de Odontólogos que abarca Mar del Plata y su zona de influencia. Está casado, se define como “un gran tenista” y el resto de su ocio lo reparte entre la familia y mirar partidos de Boca Juniors.

 

-¿Qué responden a las críticas sobre la obligatoriedad de la obra social?

-Hay 16.400 personas en la provincia de Buenos Aires que han confiado en la Fundación Co.Me.I como parte de su sistema de salud. Más allá de que pueda existir una opinión distinta, nos parece extraño. El sistema no tiene gran déficit prestacional. Con este funcionamiento solidario logramos hacer un sistema perdurable. La mayoría de los afiliados no nos cuestionan, sólo lo hacen estos muchachos. Si la mitad no pagara, seguro estaría equivocado, pero si paga el 95% es porque no estamos tan equivocados. Yo creo que se confunden cosas. El colegio profesional está para velar por la cobertura del odontólogo. Velar es una cosa, cambiar es otra.

 

"Si el actual sistema estaría agota no habría solo el 6% de morosidad, si está agotado no paga el 50% de la gente, no tendríamos el nivel de prestadores que tenemos. O está agotado o hay que aggiornarlo, una de dos, hay algo que no me cierra."Pedro Domínguez

 

-¿Qué lectura hacen del intento de modificación de la ley previsional del sector?

-Asistimos a un intento de modificación sin ningún tipo de fundamento, hasta el legislador no sabe qué hacer con los jubilados. ¿Qué van a hacer, los va a tomar IOMA, van a sacar plata de la previsión para cubrirlo? Los afiliados de más de 40 años de edad no se quieren ir, pagan una cuota muy ventajosa que no existe en el mercado. Co.Me.I nunca tuvo un aporte estatal o alguna ayuda de la Legislatura o de los gobiernos, siempre se manejó con datos. Presentamos en la Legislatura un listado con los 30 casos más costosos y no vamos corriendo a pedir ayuda al Estado. Los cubrimos con un buen manejo de los números, sino no tendríamos chance. Me parece que de manera irresponsable se pregonan cambios en el aire y para esto nosotros estamos considerando hacerlos pero dentro de los números precisos, teniendo en cuenta la realidad de la Caja de hoy. Escucho proyectos en los que no dan la solución al futuro de los jubilados, los pensionados, los activos que tienen más de 40 años de edad.

-¿Puede funcionar un sistema voluntario?

-Un desfinanciamiento de la Caja por el sistema voluntario llevará a una crisis. Se desconoce la judicialización de la salud, nos llegan requerimientos que antes no existían y la Caja los tiene que cubrir. Hay muchos jubilados que se quedan sin familia y tenemos que cubrir el geriátrico, todas las Cajas tienen el mismo problema se está discutiendo a nivel nacional ese problema.

-¿Cómo está conformado el universo sanitario al que llegan?

-Nosotros tenemos una realidad que son las personas que forman parte del sistema, están los odontólogos activos, sus adherentes y los pasivos, jubilados y pensionados. No se puede desconocer esa realidad para cambiar un sistema, no se los puede sacar del sistema o financiarlos de otra manera. Nosotros no tenemos las ventajas que tienen las obras sociales sindicales que a los 65 años pasan a PAMI, nosotros los sostenemos hasta el último día de su vida y no estamos preocupados por eso, es más, creemos que tienen que tener una atención como corresponde.

-¿Por qué sostienen el sistema obligatorio y solidario de la obra social?

-Lo que te permite tener un sistema solidario es que hoy un jubilado tenga una cuota realmente beneficiosa de lo que es el mercado. Hoy los jubilados (de la Caja de Odontólogos) pagan una cuota totalmente favorable. También un chico que recién se inicia en la profesión también tiene su cuota subsidiada del 50%. Creemos que la única manera de sostener este sistema es de manera obligatoria, como lo tiene la provincia de Buenos Aires con IOMA. La justicia presentó una causa para dejar la obligatoriedad de IOMA y fue rechazada.

-¿Deben estar  inscriptos en la Superintendencia de Salud?

-No, somos una fundación. Eso les corresponde a las obras sociales sindicales y hay un anexo a la Superintendencia que toma a las prepagas. Si bien nos regula el PMO (Plan Médico Obligatorio) y a partir de mayo a junio cubriremos la parte odontológica también para los activos, será una cobertura más dentro de Co.Me.I. Los jubilados ya están cubiertos sin costo adicional.

-¿Por qué se utiliza la figura de una Fundación para dar la prestación de salud?

-Tiene muchísimos beneficios impositivos que no se lo trasladamos en la cuota al socio. Impuestos como ganancias, ingresos brutos, IVA. Gracias a eso podemos tener la cuota que tenemos. Los descuentos en medicamentos llegan al 75%, no sé cuántas obras sociales lo tienen en el país.

 

 

-Otras de las críticas de odontólogos son los gastos de la Caja en personal y cantidad de sedes. ¿Qué tiene para decir al respecto?

-Brindamos salud en todos los distritos de la provincia de Buenos Aires, por ende tenemos una delegación en cada uno de los distritos. En el año 2000 había 146 personas hoy no llegamos a 100 empleados. Consideramos que la prestación que tenemos es muy buena. En el año 2001, la Caja quedó sin el acumulado previsional de 27 años producto de malas inversiones: tengo 30 años de profesión y solo 17 de aporte, lo otro lo perdí, como otros odontólgos. Esa es la realidad. Se viene capitalizando desde esa fecha hasta ahora, hoy contamos con un monto que es positivo pero insuficiente, sabemos que la jubilación no alcanza, pero no se puede tener una jubilación si no aportamos lo que corresponde.

-¿Cómo desaparecieron?

-Por malos manejos, malas administraciones, malas inversiones, esto no es casualidad sino que es causalidad, nos faltan 27 años de aportes. Perdimos un edificio, los únicos que invirtieron en ladrillos fuimos nosotros. Hay causas civiles y comerciales y expedientes penales, pero lamentablemente la justicia hasta ahora no dio respuestas.

-¿Cómo se conforma el aporte jubilatorio?

-El aporte promedio jubilatorio durante todo el transcurso de la vida del odontólogo no supera los cuatro mil pesos, en 30 años, es 8,5 módulos promedios en el transcurso de toda la profesión. Cada módulo es de $430. Nosotros tenemos una escala de módulos, los recién matriculados abonan dos módulos, yo que estoy medio veterano abono 13 módulos, que es el máximo, ahora empieza a descender en la escala

-¿Qué controles tienen?

-Esta Caja tiene absolutamente todos los controles institucionales que nos tienen que fiscalizar: Consejo Profesional de Ciencias Económicas; balances aprobados y certificados presentados en la Dirección de Personerías Jurídicas; auditorías externas y en el Consejo siempre nos basamos en la opinión de un actuario que es quien nos marca el rumbo previsional que debe tener la caja, esa dirección la mantenemos hace 15 años.

 

 

-¿Cómo es gestionar recursos en un contexto inflacionario como el actual?

-Totalmente dificultoso. La crítica yo la acepto, pero todos sabemos la crisis que estamos pasando los odontólogos, los abogados, los médicos, los periodistas, todos. Vemos la crisis y por eso este directorio implementó para este año un bono para los jubilados producto de los buenos resultados económicos de las inversiones. Dimos $9.000 extras a los jubilados porque consideramos importante estar al lado del colega.

-¿Qué estrategias se dan para cuidar los recursos económicos?

-La Caja está asesorada por empresas que se dedican a las finanzas, todo se explica en el directorio de nuestra entidad. Los afiliados pueden ver las actas aprobadas, no se oculta nada. Los directores explican en todos los colegios qué es lo que sucede.

-¿Cómo hacen para incrementar la masa de dinero?

-Tenemos un equipo de inversores externos que nos marcan dónde invertir, tenemos que pensar para adelante, para defender el aporte. Nosotros tenemos 17 años de historia, no 45, sería más fácil y demagogo duplicar la jubilación pero nos fundimos. Tenemos un cálculo actuarial que hacen todas las cajas con proyecciones a 35 y 100 años, la idea es llegar a un equilibrio actuarial donde hoy la jubilación sea 100% otorgable de acuerdo al aporte.

-¿Trabajan con la generación secundaria de moneda?

- Si, todo lo que haya en el mercado lo analizamos. La Caja tiene una torta de inversiones, menos inversiones inmobiliarias por la mala experiencia que tuvimos, pero que se queden tranquilos que tenemos todo lo que anda dando vuelta. Nos asesoramos porque somos “odontólogos de sillón”.

-¿Este año habrá incrementos en las jubilaciones?

-Sí, todos los años hay aumentos en las jubilaciones. Ahora elevamos el monto a $15mil y como las inversiones de las que le hablé fueron redituables pudimos hacerlo además del bono que se otorgó. Ese dinero que se generó a partir del año 2001 se hizo desde cero, tenemos jubilados del año 1974. Hoy ese jubilado y todos los anteriores están cobrando una jubilación que no la aportaron, se la estamos sacando a los afiliados actuales en actividad; no corresponde, muchos creen que pagamos jubilaciones bajas porque somos malos y no es así. Tenemos que ser prudentes con el jubilado de hoy pero más todavía con los que hay que generarle una jubilación a futuro y no podemos repartir a mansalva la plata que tenemos porque es la que nos genera recursos a futuro.

 

 

Otras definiciones. Durante el transcurso de la entrevista con Domínguez, el titular de la entidad, sus compañeros de gestión hicieron sus aportes sobre todos los temas abordados durante el encuentro.

Las y los entrevistados sentados alrededor del escritorio principal de la previsión social de los odontólogos bonaerenses reclamaron mayor compromiso de los profesionales y los invitaron a que se acerquen a sus colegios profesionales distritales donde pueden recabar toda la información contable de la caja de previsión social del sector.
 

Walter Girolano – Vicepresidente

  • “Hay elecciones democráticas en todos los distritos con total transparencia. La Junta Electoral había impugnado las listas en dos distritos y esta comisión directiva en una reunión extraordinaria, por votación mayoritaria, levantó la impugnación.”
  • “Yo no puedo pretender ganar $40mil de jubilación si estoy aportando $2.400, es una escala que si se hubiera reformado no estaríamos en esta situación.”
  • “Muchas veces se quejan de que ‘ocultamos’ pero lo que falta es participación de los odontólogos. Si yo lo digo y nos no estás, no voy a tu casa a explicarte las cosas. Todos los directores damos informes bimestrales en los colegios profesionales, es pública para cualquier odontólogo.”
  • “Para pagar una jubilación de $20mil tenemos que ahorcar al odontólogo activo, es muy difícil lograr ese equilibrio.”
     

Adriana Camiletti – Secretaria

  • “Si se presenta una lista no es culpa de ese directorio.”
  • “Del Estado no tenemos controles porque los delegó en la Dirección de Entidades Profesionales.”
  • “En toda la provincia hay 11 distritos, los directores estamos en todas las delegaciones, los balances están en todas las delegaciones a disposición de los afiliados.”
  • “Un jubilado que estuvo exceptuado de Co.Me.I toda su vida, cuando se jubila, puede ingresar a la obra social.”
     

Rosana Asensio – Tesorera

  • “En los demás distritos en los que no hubo elecciones, que no haya una lista opositora creo que está avalando la buena gestión.”
  • “El principal problemas que tenemos es que en el año 2000 había cero pesos.”
  • “El jubilado entiende que la jubilación no alcanza y no es la óptima, pero también entiende que lo más necesario para su momento es la cobertura social.”
  • “Por un lado hay desconocimiento y por otro la omnipotencia de creer que nunca te va a pasar nada.”

"Si paga el 95% de los afiliados, en la Caja no estamos tan equivocados"

El titular de la Caja de Odontólogos responde a dirigentes opositores que afirman que la Caja es "un elefante blanco". Inversiones millonarias para hacer trabajar el dinero. El fiasco inmobiliario.

Las autoridades de la Caja de Previsión Social para Odontólogos de la provincia de Buenos Aires rechazó las imputaciones por el manejo de fondos de la entidad y de la obra social del sector administrada por la Fundación Co.Me.I (Cobertura Médica Integral) efectuadas por dirigentes de Odontólogos en Lucha (OEL), una agrupación política que nació hace tres años y ganó elecciones en varios distritos bonaerenses. “Si paga el 95% de los afiliados, no estamos tan equivocados”, respondieron ante las acusaciones de los dirigentes de OEL quienes dijeron que la Caja es “un elefante blanco”.

Los integrantes de OEL quieren terminar con la obligatoriedad de afiliación a la Co.Me.I y para ello motorizan un cambio en el marco legal que es materia de debate en la legislatura bonaerense.

En diálogo con Letra P, el titular de la caja de odontólogos, Pedro Enrique Domínguez, rechazó, tal como están planteadas, las modificaciones al marco legal de funcionamiento de la obra social del sector. Resaltó que en el año 2001 la entidad se quedó sin fondos y tuvo que empezar “de cero”.

Acompañado por los integrantes de la Mesa Directiva, explicó que, además de jubilaciones, la entidad da otras prestaciones como subsidios por nacimiento, préstamos personales, especiales y solidarios, entre otros beneficios.

Domínguez destacó además los “beneficios impositivos” que tiene la figura jurídica de una fundación para el manejo de la obra social y sostuvo que la obligatoriedad hace solidario al sistema, que es rechazado por un sector disidente de los profesionales de la salud bucal.

En la extensa charla con este medio estuvo acompañado del vicepresidente de la entidad, Walter Girolano (Distrito 1 - La Plata); la secretaria Adriana Camiletti (Distrito 4, integrado por General San Martín, San Fernando, San Isidro, Vicente López, Tigre, Tres de Febrero, San Miguel, José C. Paz, Malvinas Argentinas) y la tesorera Rosana Asensio (Distrito 7, compuesto por Bragado, Nueve de Julio, Alberti, Pellegrini, Trenque Lauquen, General Villegas, Rivadavia, Pehuajó, 25 de Mayo, Carlos Casares, General Pintos, General Viamonte, Lincoln, Carlos Tejedor, Daireaux, Hipólito Yrigoyen, Salliqueló, Florentino Ameghino, Tres Lomas).

 

BIO. Pedro Enrique Domínguez tiene 53 años de edad, nació en Berisso, se recibió en la Universidad Nacional de La Plata y ejerce en Mar del Plata. También es el titular del Distrito 9 del Colegio de Odontólogos que abarca Mar del Plata y su zona de influencia. Está casado, se define como “un gran tenista” y el resto de su ocio lo reparte entre la familia y mirar partidos de Boca Juniors.

 

-¿Qué responden a las críticas sobre la obligatoriedad de la obra social?

-Hay 16.400 personas en la provincia de Buenos Aires que han confiado en la Fundación Co.Me.I como parte de su sistema de salud. Más allá de que pueda existir una opinión distinta, nos parece extraño. El sistema no tiene gran déficit prestacional. Con este funcionamiento solidario logramos hacer un sistema perdurable. La mayoría de los afiliados no nos cuestionan, sólo lo hacen estos muchachos. Si la mitad no pagara, seguro estaría equivocado, pero si paga el 95% es porque no estamos tan equivocados. Yo creo que se confunden cosas. El colegio profesional está para velar por la cobertura del odontólogo. Velar es una cosa, cambiar es otra.

 

"Si el actual sistema estaría agota no habría solo el 6% de morosidad, si está agotado no paga el 50% de la gente, no tendríamos el nivel de prestadores que tenemos. O está agotado o hay que aggiornarlo, una de dos, hay algo que no me cierra."Pedro Domínguez

 

-¿Qué lectura hacen del intento de modificación de la ley previsional del sector?

-Asistimos a un intento de modificación sin ningún tipo de fundamento, hasta el legislador no sabe qué hacer con los jubilados. ¿Qué van a hacer, los va a tomar IOMA, van a sacar plata de la previsión para cubrirlo? Los afiliados de más de 40 años de edad no se quieren ir, pagan una cuota muy ventajosa que no existe en el mercado. Co.Me.I nunca tuvo un aporte estatal o alguna ayuda de la Legislatura o de los gobiernos, siempre se manejó con datos. Presentamos en la Legislatura un listado con los 30 casos más costosos y no vamos corriendo a pedir ayuda al Estado. Los cubrimos con un buen manejo de los números, sino no tendríamos chance. Me parece que de manera irresponsable se pregonan cambios en el aire y para esto nosotros estamos considerando hacerlos pero dentro de los números precisos, teniendo en cuenta la realidad de la Caja de hoy. Escucho proyectos en los que no dan la solución al futuro de los jubilados, los pensionados, los activos que tienen más de 40 años de edad.

-¿Puede funcionar un sistema voluntario?

-Un desfinanciamiento de la Caja por el sistema voluntario llevará a una crisis. Se desconoce la judicialización de la salud, nos llegan requerimientos que antes no existían y la Caja los tiene que cubrir. Hay muchos jubilados que se quedan sin familia y tenemos que cubrir el geriátrico, todas las Cajas tienen el mismo problema se está discutiendo a nivel nacional ese problema.

-¿Cómo está conformado el universo sanitario al que llegan?

-Nosotros tenemos una realidad que son las personas que forman parte del sistema, están los odontólogos activos, sus adherentes y los pasivos, jubilados y pensionados. No se puede desconocer esa realidad para cambiar un sistema, no se los puede sacar del sistema o financiarlos de otra manera. Nosotros no tenemos las ventajas que tienen las obras sociales sindicales que a los 65 años pasan a PAMI, nosotros los sostenemos hasta el último día de su vida y no estamos preocupados por eso, es más, creemos que tienen que tener una atención como corresponde.

-¿Por qué sostienen el sistema obligatorio y solidario de la obra social?

-Lo que te permite tener un sistema solidario es que hoy un jubilado tenga una cuota realmente beneficiosa de lo que es el mercado. Hoy los jubilados (de la Caja de Odontólogos) pagan una cuota totalmente favorable. También un chico que recién se inicia en la profesión también tiene su cuota subsidiada del 50%. Creemos que la única manera de sostener este sistema es de manera obligatoria, como lo tiene la provincia de Buenos Aires con IOMA. La justicia presentó una causa para dejar la obligatoriedad de IOMA y fue rechazada.

-¿Deben estar  inscriptos en la Superintendencia de Salud?

-No, somos una fundación. Eso les corresponde a las obras sociales sindicales y hay un anexo a la Superintendencia que toma a las prepagas. Si bien nos regula el PMO (Plan Médico Obligatorio) y a partir de mayo a junio cubriremos la parte odontológica también para los activos, será una cobertura más dentro de Co.Me.I. Los jubilados ya están cubiertos sin costo adicional.

-¿Por qué se utiliza la figura de una Fundación para dar la prestación de salud?

-Tiene muchísimos beneficios impositivos que no se lo trasladamos en la cuota al socio. Impuestos como ganancias, ingresos brutos, IVA. Gracias a eso podemos tener la cuota que tenemos. Los descuentos en medicamentos llegan al 75%, no sé cuántas obras sociales lo tienen en el país.

 

 

-Otras de las críticas de odontólogos son los gastos de la Caja en personal y cantidad de sedes. ¿Qué tiene para decir al respecto?

-Brindamos salud en todos los distritos de la provincia de Buenos Aires, por ende tenemos una delegación en cada uno de los distritos. En el año 2000 había 146 personas hoy no llegamos a 100 empleados. Consideramos que la prestación que tenemos es muy buena. En el año 2001, la Caja quedó sin el acumulado previsional de 27 años producto de malas inversiones: tengo 30 años de profesión y solo 17 de aporte, lo otro lo perdí, como otros odontólgos. Esa es la realidad. Se viene capitalizando desde esa fecha hasta ahora, hoy contamos con un monto que es positivo pero insuficiente, sabemos que la jubilación no alcanza, pero no se puede tener una jubilación si no aportamos lo que corresponde.

-¿Cómo desaparecieron?

-Por malos manejos, malas administraciones, malas inversiones, esto no es casualidad sino que es causalidad, nos faltan 27 años de aportes. Perdimos un edificio, los únicos que invirtieron en ladrillos fuimos nosotros. Hay causas civiles y comerciales y expedientes penales, pero lamentablemente la justicia hasta ahora no dio respuestas.

-¿Cómo se conforma el aporte jubilatorio?

-El aporte promedio jubilatorio durante todo el transcurso de la vida del odontólogo no supera los cuatro mil pesos, en 30 años, es 8,5 módulos promedios en el transcurso de toda la profesión. Cada módulo es de $430. Nosotros tenemos una escala de módulos, los recién matriculados abonan dos módulos, yo que estoy medio veterano abono 13 módulos, que es el máximo, ahora empieza a descender en la escala

-¿Qué controles tienen?

-Esta Caja tiene absolutamente todos los controles institucionales que nos tienen que fiscalizar: Consejo Profesional de Ciencias Económicas; balances aprobados y certificados presentados en la Dirección de Personerías Jurídicas; auditorías externas y en el Consejo siempre nos basamos en la opinión de un actuario que es quien nos marca el rumbo previsional que debe tener la caja, esa dirección la mantenemos hace 15 años.

 

 

-¿Cómo es gestionar recursos en un contexto inflacionario como el actual?

-Totalmente dificultoso. La crítica yo la acepto, pero todos sabemos la crisis que estamos pasando los odontólogos, los abogados, los médicos, los periodistas, todos. Vemos la crisis y por eso este directorio implementó para este año un bono para los jubilados producto de los buenos resultados económicos de las inversiones. Dimos $9.000 extras a los jubilados porque consideramos importante estar al lado del colega.

-¿Qué estrategias se dan para cuidar los recursos económicos?

-La Caja está asesorada por empresas que se dedican a las finanzas, todo se explica en el directorio de nuestra entidad. Los afiliados pueden ver las actas aprobadas, no se oculta nada. Los directores explican en todos los colegios qué es lo que sucede.

-¿Cómo hacen para incrementar la masa de dinero?

-Tenemos un equipo de inversores externos que nos marcan dónde invertir, tenemos que pensar para adelante, para defender el aporte. Nosotros tenemos 17 años de historia, no 45, sería más fácil y demagogo duplicar la jubilación pero nos fundimos. Tenemos un cálculo actuarial que hacen todas las cajas con proyecciones a 35 y 100 años, la idea es llegar a un equilibrio actuarial donde hoy la jubilación sea 100% otorgable de acuerdo al aporte.

-¿Trabajan con la generación secundaria de moneda?

- Si, todo lo que haya en el mercado lo analizamos. La Caja tiene una torta de inversiones, menos inversiones inmobiliarias por la mala experiencia que tuvimos, pero que se queden tranquilos que tenemos todo lo que anda dando vuelta. Nos asesoramos porque somos “odontólogos de sillón”.

-¿Este año habrá incrementos en las jubilaciones?

-Sí, todos los años hay aumentos en las jubilaciones. Ahora elevamos el monto a $15mil y como las inversiones de las que le hablé fueron redituables pudimos hacerlo además del bono que se otorgó. Ese dinero que se generó a partir del año 2001 se hizo desde cero, tenemos jubilados del año 1974. Hoy ese jubilado y todos los anteriores están cobrando una jubilación que no la aportaron, se la estamos sacando a los afiliados actuales en actividad; no corresponde, muchos creen que pagamos jubilaciones bajas porque somos malos y no es así. Tenemos que ser prudentes con el jubilado de hoy pero más todavía con los que hay que generarle una jubilación a futuro y no podemos repartir a mansalva la plata que tenemos porque es la que nos genera recursos a futuro.

 

 

Otras definiciones. Durante el transcurso de la entrevista con Domínguez, el titular de la entidad, sus compañeros de gestión hicieron sus aportes sobre todos los temas abordados durante el encuentro.

Las y los entrevistados sentados alrededor del escritorio principal de la previsión social de los odontólogos bonaerenses reclamaron mayor compromiso de los profesionales y los invitaron a que se acerquen a sus colegios profesionales distritales donde pueden recabar toda la información contable de la caja de previsión social del sector.
 

Walter Girolano – Vicepresidente

  • “Hay elecciones democráticas en todos los distritos con total transparencia. La Junta Electoral había impugnado las listas en dos distritos y esta comisión directiva en una reunión extraordinaria, por votación mayoritaria, levantó la impugnación.”
  • “Yo no puedo pretender ganar $40mil de jubilación si estoy aportando $2.400, es una escala que si se hubiera reformado no estaríamos en esta situación.”
  • “Muchas veces se quejan de que ‘ocultamos’ pero lo que falta es participación de los odontólogos. Si yo lo digo y nos no estás, no voy a tu casa a explicarte las cosas. Todos los directores damos informes bimestrales en los colegios profesionales, es pública para cualquier odontólogo.”
  • “Para pagar una jubilación de $20mil tenemos que ahorcar al odontólogo activo, es muy difícil lograr ese equilibrio.”
     

Adriana Camiletti – Secretaria

  • “Si se presenta una lista no es culpa de ese directorio.”
  • “Del Estado no tenemos controles porque los delegó en la Dirección de Entidades Profesionales.”
  • “En toda la provincia hay 11 distritos, los directores estamos en todas las delegaciones, los balances están en todas las delegaciones a disposición de los afiliados.”
  • “Un jubilado que estuvo exceptuado de Co.Me.I toda su vida, cuando se jubila, puede ingresar a la obra social.”
     

Rosana Asensio – Tesorera

  • “En los demás distritos en los que no hubo elecciones, que no haya una lista opositora creo que está avalando la buena gestión.”
  • “El principal problemas que tenemos es que en el año 2000 había cero pesos.”
  • “El jubilado entiende que la jubilación no alcanza y no es la óptima, pero también entiende que lo más necesario para su momento es la cobertura social.”
  • “Por un lado hay desconocimiento y por otro la omnipotencia de creer que nunca te va a pasar nada.”