X

Ahora proyectan la inflación del año en el 45%

La consultora Eco Go elevó su estimación siete puntos. Elypsis sigue hablando del 38%, pero “con riesgo al alza”. Petróleo y dólar, dos claves. ¿Cómo jugarán los salarios en la previa de los comicios?
Por 30/04/2019 15:12

Lejos de la esperanza oficial de que la inflación comience a mostrar una baja sensible, los precios al consumidor crecerán en abril alrededor del 4%, según confirmaron a Letra P consultoras de referencia. Más allá de eso, la novedad es que al menos una de ellas ya eleva su proyección para 2019 al 45%.

La consultora Eco Go, que a principios de mes había incrementado su proyección anual del 35% al 38%, la corrigió desde entonces al 40% y ahora, al 45%.

De este modo, la estimación de una inflación anual del 23% contenida en el Presupuesto 2019 ya queda más que superada por la realidad, así como las advertencias recientes de algunos analistas sobre un índice del 40%.

Eco Go calcula para abril un aumento de los precios al consumidor del orden del 4% debido al elevado arrastre que dejaron el 4,7% de marzo, las remarcaciones en alimentos y las subas de tarifas de gas, subte y naftas.

 

 

 

Elypsis coincide en el cálculo mensual del 4%. Según explicaron en esa consultora, no se llegó a constatar que la escapada del dólar de la semana pasada, superior al 8% y revertida parcialmente en el comienzo de la actual, haya llegado a las góndolas.

En esa firma señalaron que el incremento de los precios se desaceleró al final del mes y, a diferencia de Eco Go, mantienen por el momento su estimación del 38% para el año. “Sin embargo, hay un riesgo al alza”, advirtieron.

No ayuda, ciertamente, la continua corrección de los precios de los combustibles, que en el último día del mes sumó hasta un 6%, con la posibilidad de que haya otra remarcación en mayo para compensar la evolución reciente del precio internacional del petróleo.

El futuro del dólar es, sin embargo, la principal incógnita para el futuro, así como la definición de las negociaciones salariales en paritarias en el año electoral, debido a la urgencia del gobierno de Mauricio Macri de que las actualizaciones permitan una recuperación del poder de compra de los trabajadores.