X
Mario Secco está acusado de invadir el recinto mientras exhibía cartuchos de postas de goma y de gases lacrimógenos arrojados por policías que reprimieron a trabajadores del Banco Provincia.
Por 23/04/2019 15:08

El intendente de Ensenada, el peronista Mario Secco, fue enviado a juicio oral acusado de “coacción agravada” entre otros presuntos delitos, que habría cometido el 14 de diciembre de 2017 al irrumpir durante una sesión de la Legislatura bonaerense para denunciar la represión policial contra trabajadores que marcharon por el centro de La Plata en esa lluviosa jornada. La decisión judicial se da luego de la denuncia por espionaje que realizó la diputada provincial de Unidad Ciudadana, Susana González, la espada del alcalde en la cámara baja provincial.

Secco está procesado de los delitos de "coacción agravada, intimidación pública y entorpecimiento de la labor legislativa", en la causa que comenzó a instruir el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta y que posteriormente recayó en su par Marcelo Romero, pero quien fue apartado del expediente cuando estaba a punto de pedir la detención del jefe comunal. Finalmente, quedó en manos de la fiscal Ana Medina.

A fines de 2018 los fiscales solicitaron el pedido de juicio oral que fue avalado por el juez de Garantías Federico Guillermo Atencio. La medida no está firme ya que las defensas llevarán sus quejas ante la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata que deberá definir los planteos.

 

 

Junto al intendente fueron enviados a juicio su hijo Nicolás Secco, Braian Yoel Taborda, Esteban Gonzalo Spivak, Luis Matías Emanuel Calcagno y Mario César Maza, por los delitos de “coacción agravada, resistencia a la autoridad y perturbación al ejercicio de funciones públicas”.

En tanto, fueron sobreseídos Gerónimo Ángel Mareco, Marcos Ezequiel Martínez y Kevin Nicolás Toledo Spalleti, quienes finalmente no fueron acusados por los fiscales, quienes pidieron sean desvinculados de la investigación y el juez Atencio también compartió el criterio.

La resolución judicial dictada este martes 23 de abril se da luego de la denuncia realizada por la diputada provincial kirchnerista Susana González, sobre que efectivos policiales identificaron a agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) mientras operaban en la ciudad de Ensenada.

 

 

La legisladora también aseguró que confirmaron la radicación de una “oficina trucha” en el distrito que comanda Secco. “Esto deja en evidencia que hay una operación contra el intendente”, dijo.

La causa. El 14 de diciembre de 2017, mientras se desarrollaba la sesión en la Legislatura provincial, trabajadores del Banco Provincia marcharon en rechazo a la sanción de la reforma jubilatoria para los empleados de la entidad, que figuraba en el temario de proyectos a tratar.

En ese marco los manifestantes fueron reprimidos por personal policial. Secco, que estaba en la marcha, intentó detener el ataque, junto cartuchos detonados e ingresó al recinto agitando entre sus manos los proyectiles de posta de goma y gases lacrimógenos disparados contra los trabajadores.

 

 

Ese incidente del intendente generó la apertura de la causa en 2017. Tras ser imputado, Secco brindó una conferencia de prensa en la que acusó al oficialismo de pretender "llevarse puesto a un intendente que ganó con el 60 por ciento de los votos".

Ese día el alcalde ensenadense insistió en que se trata de "una causa armada" en su contra y que "la gobernadora" María Eugenia Vidal quiere verlo "preso" para "mandarle un mensaje a todos los intendentes peronistas".

"Están tratando de disciplinar a la dirigencia", aseveró el jefe comunal, quien reconoció, no obstante, no haber entrado quizás "de una manera correcta" al recinto de sesiones de la Legislatura provincial.

"Es mentira que yo rompí una reja, tal vez no entré de una manera correcta; los diputados me invitaron a entrar a la legislatura y yo entré rodeado de los legisladores", detalló el intendente kirchnerista.

En este sentido, remarcó que, "evidentemente, es una causa armada, algo que no sucedió" porque -según explicó- él no interrumpió sesión "sino que los legisladores estaban en cuarto intermedio".

"Lo que quieren es meter preso a un intendente; quieren llevarse puesto a un intendente que ganó con el 60 por ciento de los votos", disparó Secco.

"La gobernadora no me puede disciplinar, no me puede condicionar. Lo mío es ideológico. No me pudieron ganar en las urnas. No me pudieron encontrar nada, me hicieron más auditorías que al Banco Nación, y ahora esto", aseveró entonces.