X
Viajó para festejar la victoria de un seguidor fiel que era el único candidato. Comienza la instalación de Alternativa Federal en la provincia luego de la derrota de Soria en manos de Weretilneck.
Por 15/04/2019 18:21

El senador Miguel Ángel Pichetto regresó a Río Negro. Esta vez, la vuelta se dio para festejar una victoria anticipada del hoy legislador rionegrino Ariel Rivero, quien fue el único candidato a intendente de Campo Grande, un pequeño municipio del Alto Valle oeste. Con la impronta del justicialismo ortodoxo, comenzará a moldear en su provincia el espacio que tiene a algunos gobernadores y viejos funcionarios del kirchnerismo -como Roberto Lavagna- de referentes nacionales. Al igual que en Pomona y Darwin, localidades que ratificaron oficialismos este domingo, las autoridades mantienen una buena relación con el gobernador Alberto Weretilneck.  

 

 

La visita que el propio Rivero confirmó a Letra P al inicio de la última semana abrió una senda que parece fracturar al peronismo que por estos días conduce el intendente de General Roca, Martín Soria. Aunque buena parte de los afiliados que responden a Pichetto intentarán desplazarlo de la conducción partidaria, parece difícil unificar criterios para los procesos electorales que se vienen.

"El gobierno de Ariel (Rivero) cambió la historia de Campo Grande", celebró Pichetto. "De lo que pasó (con la derrota de Soria), ya lo dije. De cara a octubre, estará Alternativa Federal en la provincia. En este plano, hay que trabajar para construir la opción federal y estamos trabajando cerca de Roberto Lavagna. En Río Negro, tendremos una estructura diferencial al FpV. No hay posibilidad de unidad en este distrito", explicó. 

"El gobierno de Ariel Rivero cambió la historia de Campo Grande", celebró Pichetto.

Aunque Pichetto busca meterse en la discusión presidencial, a fin de año vence su mandato como senador nacional. Eso, claramente, es un condicionante para la tropa rionegrina que pretende volver a dar un paso al frente dentro de un partido que terminó golpeado tras el avasallante triunfo de Arabela Carreras.

El dato llamativo es que Rivero no tuvo competencia y fue con lista del Frente para la Victoria (FpV). Del padrón, que tiene casi 4.500 votantes, fue a votar algo más del 70 por ciento.

ALIADOS. Este domingo, también fueron a votar los vecinos de Pomona y Darwin. En ambas localidades del Valle Medio, se impusieron los oficialismos. Justamente, Miguel Ángel Jara (PJ) y Víctor “Curi” Mansilla (UCR) son aliados del gobernador Weretilneck.

Curi Mansilla alcanzó el 70 por ciento y Jara, el 80 por ciento.   

 

 

Un triunfo inevitable en un pueblo repatrió a Pichetto a Río Negro

Viajó para festejar la victoria de un seguidor fiel que era el único candidato. Comienza la instalación de Alternativa Federal en la provincia luego de la derrota de Soria en manos de Weretilneck.

El senador Miguel Ángel Pichetto regresó a Río Negro. Esta vez, la vuelta se dio para festejar una victoria anticipada del hoy legislador rionegrino Ariel Rivero, quien fue el único candidato a intendente de Campo Grande, un pequeño municipio del Alto Valle oeste. Con la impronta del justicialismo ortodoxo, comenzará a moldear en su provincia el espacio que tiene a algunos gobernadores y viejos funcionarios del kirchnerismo -como Roberto Lavagna- de referentes nacionales. Al igual que en Pomona y Darwin, localidades que ratificaron oficialismos este domingo, las autoridades mantienen una buena relación con el gobernador Alberto Weretilneck.  

 

 

La visita que el propio Rivero confirmó a Letra P al inicio de la última semana abrió una senda que parece fracturar al peronismo que por estos días conduce el intendente de General Roca, Martín Soria. Aunque buena parte de los afiliados que responden a Pichetto intentarán desplazarlo de la conducción partidaria, parece difícil unificar criterios para los procesos electorales que se vienen.

"El gobierno de Ariel (Rivero) cambió la historia de Campo Grande", celebró Pichetto. "De lo que pasó (con la derrota de Soria), ya lo dije. De cara a octubre, estará Alternativa Federal en la provincia. En este plano, hay que trabajar para construir la opción federal y estamos trabajando cerca de Roberto Lavagna. En Río Negro, tendremos una estructura diferencial al FpV. No hay posibilidad de unidad en este distrito", explicó. 

"El gobierno de Ariel Rivero cambió la historia de Campo Grande", celebró Pichetto.

Aunque Pichetto busca meterse en la discusión presidencial, a fin de año vence su mandato como senador nacional. Eso, claramente, es un condicionante para la tropa rionegrina que pretende volver a dar un paso al frente dentro de un partido que terminó golpeado tras el avasallante triunfo de Arabela Carreras.

El dato llamativo es que Rivero no tuvo competencia y fue con lista del Frente para la Victoria (FpV). Del padrón, que tiene casi 4.500 votantes, fue a votar algo más del 70 por ciento.

ALIADOS. Este domingo, también fueron a votar los vecinos de Pomona y Darwin. En ambas localidades del Valle Medio, se impusieron los oficialismos. Justamente, Miguel Ángel Jara (PJ) y Víctor “Curi” Mansilla (UCR) son aliados del gobernador Weretilneck.

Curi Mansilla alcanzó el 70 por ciento y Jara, el 80 por ciento.