X

Con el voto Vidal garantizado, la UCR y el PRO pulsean por encabezar listas

La mandataria sigue con buena imagen en el interior y la alianza gobernante aspira a renovar tres bancas. Las posibles mudanzas de Lordén y Mosca. El factor Angelici. Azul y Olavarría, vedettes.
Por 18/03/2019 14:01

La gobernadora María Eugenia Vidal mantiene una sólida intención de votos en la Séptima sección electoral y esa condición se convierte en un factor importante para la definición de candidatos y candidatas por Cambiemos, ya que hay varios pedidos y la mayoría con chances de acceder a cargos electivos. A meses de los comicios, es un hecho que los intendentes oficialistas irán por una reelección, que la Unión Cívica Radical (UCR) buscará quedarse con la cabeza de lista de diputados provinciales, como pasó en la elección 2017, si es que su favorita, la diputada Alejandra Lordén, no emigra a una lista nacional. Además, los distritos de Azul y Olavarría, los que mayor peso electoral tienen, buscarán ser compensados. En el medio, hay un diputado que responde al presidente de Boca Juniors y operador judicial del PRO, Daniel Angelici, que quiere renovar su banca en la Legislatura y Manuel Mosca no escapa de la negociación.

Cambiemos se hace fuerte en el interior y la Séptima sección electoral es una muestra de ello. En 2015, el oficialismo logró ingresar tres de los seis lugares en juego en la Cámara de Diputados provincial. En 2017, metió los tres senadores bonaerenses en juego. Este año, el oficialismo estima que conseguirá más de 40 puntos y que renovarán las tres bancas en la Cámara baja. La discusión que se avecina, entonces, es por ocupar los lugares.

 

Mosca tiene una opción femenina de peso para la lista seccional. Puede pedir por la actual secretaria legislativa de la Cámara de Diputados, Cristina Tabolaro. También está Sandra Santos, actual jefa de la UDAI Anses de Bolívar, de donde es el legislador. Pero Tabolaro, de extrema confianza del vidalista, es la que más chances tiene. Santos, en cambio, puede dar una pelea en el orden local en la interna de Cambiemos.  En la intimidad, el hoy presidente de la Cámara pretende tener un descanso legislativo, aunque -insisten en su entorno- actuará acorde a la estrategia de Vidal.

 

La actual diputada bonaerense por el radicalismo Alejandra Lordén tiene dos caminos. Ir en una lista nacional o repetir cuatro años más en la Cámara baja provincial. La continuidad, con sede en La Plata, es la que más pesa en la balanza y cuando se armen listas podría encabezar la nómina. Siempre y cuando el presidente de la Cámara de Diputados, el bolivarense Manuel Mosca, no renueve. Su suerte dependerá de lo que defina Vidal. 

La chance de que Lorden integre la lista de diputados nacionales depende de otros factores: es la única mujer bonaerense que integra la comisión nacional del partido. Y su inclusión o no depende del lugar que los armadores de la nómina nacional de Cambiemos le den a la UCR. La paridad es otro factor que puede pesar para que integre la lista. Si es candidata a diputada provincial, entonces encabezaría. Salvo que al actual presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Manuel Mosca, le pidan que otra vez sea candidato seccional o elija a alguien para encabezar.  

Mosca hará lo que le pida la gobernadora. Desde principios del año pasado corre la versión de que continuará en el Ejecutivo provincial si Cambiemos gana la elección. “Me encantaría estar en el lugar que defina la gobernadora. Un lugar que me permita contribuir para seguir poniendo de pie esta provincia”, le dijo a Letra P días atrás, cuando se le consultó si le gustaría ser ministro de Seguridad, en lugar de Cristian Ritondo

 

 

CIUDADES V. En la Séptima sección electoral, la elección pasará entonces por dos localidades: Azul y Olavarría. En la primera, gobernada por el intendente ex peronista y desde hace algunos años vidalista, Hernán Bertellys, asoma un manto de incertidumbre: no de que pierda Vidal, sino de que gane Bertellys. En el PRO provincial dicen que lo apoyarán. Pero hay un dirigente que aguarda: el ex intendente y diputado nacional margarito Omar Duclós, quien hoy ocupa un cargo en el OCEBA, el organismo que controla a las empresas de energía de la Provincia. Es un plan b que los armadores de Cambiemos no desatienden. 

En la elección legislativa de 2017, al intendente de Azul no le dieron lugares de peso en las listas seccionales. Cuatro fuentes consultadas por Letra P coinciden en que en este tramo “habrá que pagarle” a Azul. Allí, el jefe de Gabinete, Alejandro Vieyra, insiste en poner un nombre: el suyo o el de su esposa, Lucrecia Egger, que ya fue como candidata a senadora suplente. Pero los números de Bertellys hoy no convencen del todo. El cierre de Fanazul (Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos de Azul) impactó de lleno en la imagen de Bertellys, sobre todo porque fue una decisión del Gobierno nacional, espacio al que defiende el jefe comunal tras haber ganado la elección por el peronismo. Sin embargo, a Bertellys no le soltarán la mano.

 

 

Olavarría es el otro municipio que ostenta peso electoral. Los armadores provinciales creen que el intendente Ezequiel Galli renovará su mandato, pese a los vaivenes de su primera gestión y el recordado recital del Indio Solari, del que por ahora sale ileso judicialmente. En 2017, el entonces Jefe de Gabinete del municipio, Dalton Jáuregui, fue tercero en la lista a senadores provinciales e ingresó. Pese a que el legislador tiene línea directa con el Jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, su inclusión en aquella lista fue un pedido de Galli. Un poco para premiarlo y otro tanto para que no le haga sombra. Es que, apenas llegó al Gabinete, Jaúregui tendió los lazos con la oposición que hasta ese momento, tras el recital de Solari, estaban rotos. Olavarría define buena parte de la elección y por ello Galli podría pedir un lugar en esa lista que cada vez tiene más postulantes y menos espacios. El nombre del intendente aún no está. 

En las localidades de Saladillo y General Alvear, Cambiemos no debería tener problemas para ganar la elección. Incluso, en una encuesta hecha en el primero de los dos municipios hasta el presidente Mauricio Macri supera los 40 puntos de intención de votos. El interior de María Eugenia es poderoso si de elecciones se trata.
 


Vidal en General Alvear junto al senador provincial, Alejandro Cellillo 

 

En el resto de los municipios –Tapalqué, 25 de Mayo y Roque Pérez-, Cambiemos cree que mantendrá el caudal de votos de la elección del 2017. No hay un fuerte entusiasmo en ganar la elección, salvo en Roque Pérez. Allí creen que el postulante propio Juancho Cravero podría hacer una buena elección y meter el batacazo, siempre y cuando el peronismo no juegue con la renovación del intendente Juan Carlos "Chinchu" Gasparini, hoy en licencia en sus funciones por cuestiones de salud. Gasparini es garantía de votos para el peronismo en ese distrito del interior bonaerense. 

Tras perder el gobierno en 2105, en 25 de Mayo no descartan una interna en el oficialismo. "Para ordenar", dice un armador de la sección. En el tramo provincial, en la elección 2017, 25 de Mayo obtuvo una banca en el senado provincial, la de Carolina Tironi. Fue un gesto hacia la Coalición Cívica, que tiene poca y nada de injerencia en la discusión seccional. 

No todo es armonía en Cambiemos. En Bolívar hay una fuerte interna que solo le da más chances al actual intendente Marcos Pisano de renovar su mandato, quien además mantiene la buena imagen de gestión que dejó el hoy diputado nacional peronista Eduardo "Bali" Bucca. De Bolívar es Mosca, pero el titular de la Cámara baja no se meterá en la interna de la ciudad de Marcelo Tinelli, que actualmente tiene -además de Santos- al radical José Gabriel Erreca, a Ricardo Criado y al ex diputado naicional -apartado de la Coalición Cívica- Juan Carlos Morán con intenciones de pelear candidaturas locales. Allí podrían ir a una interna para definir el candidato local. Hoy, las chances de ganar la intendencia son escasas.

 

 

EL PIE FORÁNEO DE ANGELICI. Eduardo “Changui” Barragán es el tercer diputado por Cambiemos que entró en 2015, además de Mosca y Lordén. Por mérito propio su suerte de renovar es un misterio. En la Séptima lo ven más afuera que adentro. Salvo que llame Daniel Angelici. También podría ir por otra sección. Barragán reporta el presidente de Boca. El año pasado, fue el único diputado oficialista que hizo pública su voz de oponerse a la ley que le reducía gradualmente el fondo que la Provincia le da a la actividad hípica. El proyecto, anunciado por la propia Vidal, había sido aprobado en el Senado, pero cuando llegó a la Cámara baja se trabó y nunca se votó. 

El legislador es de Mar Chiquita, la Quinta sección electoral. Y su inclusión en la lista es algo propio de la política en general. En la Séptima, tanto el massismo como el sciolismo han puesto candidatos en esa sección que ni siquiera conocían el territorio. El Frente Renovador de Sergio Massa lo hizo, vía el entonces intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, en 2013, con Alfonso Coll Areco, y el sciolismo con el quilmeño Alberto De Fazio en la elección del 2015. Ninguno militó en la sección.

El radicalismo logró poner el primer candidato a senador provincial en la Séptima sección electoral en 2017. Fue la única sección donde la UCR encabezó con la postulación del entonces intendente de General Alvear, Alejandro Celillo. La séptima siempre fue y es una sección con fuerte impronta radical. Los boina blanca esperan repetir la tendencia.

Con el voto Vidal garantizado, la UCR y el PRO pulsean por encabezar listas

La mandataria sigue con buena imagen en el interior y la alianza gobernante aspira a renovar tres bancas. Las posibles mudanzas de Lordén y Mosca. El factor Angelici. Azul y Olavarría, vedettes.

La gobernadora María Eugenia Vidal mantiene una sólida intención de votos en la Séptima sección electoral y esa condición se convierte en un factor importante para la definición de candidatos y candidatas por Cambiemos, ya que hay varios pedidos y la mayoría con chances de acceder a cargos electivos. A meses de los comicios, es un hecho que los intendentes oficialistas irán por una reelección, que la Unión Cívica Radical (UCR) buscará quedarse con la cabeza de lista de diputados provinciales, como pasó en la elección 2017, si es que su favorita, la diputada Alejandra Lordén, no emigra a una lista nacional. Además, los distritos de Azul y Olavarría, los que mayor peso electoral tienen, buscarán ser compensados. En el medio, hay un diputado que responde al presidente de Boca Juniors y operador judicial del PRO, Daniel Angelici, que quiere renovar su banca en la Legislatura y Manuel Mosca no escapa de la negociación.

Cambiemos se hace fuerte en el interior y la Séptima sección electoral es una muestra de ello. En 2015, el oficialismo logró ingresar tres de los seis lugares en juego en la Cámara de Diputados provincial. En 2017, metió los tres senadores bonaerenses en juego. Este año, el oficialismo estima que conseguirá más de 40 puntos y que renovarán las tres bancas en la Cámara baja. La discusión que se avecina, entonces, es por ocupar los lugares.

 

Mosca tiene una opción femenina de peso para la lista seccional. Puede pedir por la actual secretaria legislativa de la Cámara de Diputados, Cristina Tabolaro. También está Sandra Santos, actual jefa de la UDAI Anses de Bolívar, de donde es el legislador. Pero Tabolaro, de extrema confianza del vidalista, es la que más chances tiene. Santos, en cambio, puede dar una pelea en el orden local en la interna de Cambiemos.  En la intimidad, el hoy presidente de la Cámara pretende tener un descanso legislativo, aunque -insisten en su entorno- actuará acorde a la estrategia de Vidal.

 

La actual diputada bonaerense por el radicalismo Alejandra Lordén tiene dos caminos. Ir en una lista nacional o repetir cuatro años más en la Cámara baja provincial. La continuidad, con sede en La Plata, es la que más pesa en la balanza y cuando se armen listas podría encabezar la nómina. Siempre y cuando el presidente de la Cámara de Diputados, el bolivarense Manuel Mosca, no renueve. Su suerte dependerá de lo que defina Vidal. 

La chance de que Lorden integre la lista de diputados nacionales depende de otros factores: es la única mujer bonaerense que integra la comisión nacional del partido. Y su inclusión o no depende del lugar que los armadores de la nómina nacional de Cambiemos le den a la UCR. La paridad es otro factor que puede pesar para que integre la lista. Si es candidata a diputada provincial, entonces encabezaría. Salvo que al actual presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Manuel Mosca, le pidan que otra vez sea candidato seccional o elija a alguien para encabezar.  

Mosca hará lo que le pida la gobernadora. Desde principios del año pasado corre la versión de que continuará en el Ejecutivo provincial si Cambiemos gana la elección. “Me encantaría estar en el lugar que defina la gobernadora. Un lugar que me permita contribuir para seguir poniendo de pie esta provincia”, le dijo a Letra P días atrás, cuando se le consultó si le gustaría ser ministro de Seguridad, en lugar de Cristian Ritondo

 

 

CIUDADES V. En la Séptima sección electoral, la elección pasará entonces por dos localidades: Azul y Olavarría. En la primera, gobernada por el intendente ex peronista y desde hace algunos años vidalista, Hernán Bertellys, asoma un manto de incertidumbre: no de que pierda Vidal, sino de que gane Bertellys. En el PRO provincial dicen que lo apoyarán. Pero hay un dirigente que aguarda: el ex intendente y diputado nacional margarito Omar Duclós, quien hoy ocupa un cargo en el OCEBA, el organismo que controla a las empresas de energía de la Provincia. Es un plan b que los armadores de Cambiemos no desatienden. 

En la elección legislativa de 2017, al intendente de Azul no le dieron lugares de peso en las listas seccionales. Cuatro fuentes consultadas por Letra P coinciden en que en este tramo “habrá que pagarle” a Azul. Allí, el jefe de Gabinete, Alejandro Vieyra, insiste en poner un nombre: el suyo o el de su esposa, Lucrecia Egger, que ya fue como candidata a senadora suplente. Pero los números de Bertellys hoy no convencen del todo. El cierre de Fanazul (Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos de Azul) impactó de lleno en la imagen de Bertellys, sobre todo porque fue una decisión del Gobierno nacional, espacio al que defiende el jefe comunal tras haber ganado la elección por el peronismo. Sin embargo, a Bertellys no le soltarán la mano.

 

 

Olavarría es el otro municipio que ostenta peso electoral. Los armadores provinciales creen que el intendente Ezequiel Galli renovará su mandato, pese a los vaivenes de su primera gestión y el recordado recital del Indio Solari, del que por ahora sale ileso judicialmente. En 2017, el entonces Jefe de Gabinete del municipio, Dalton Jáuregui, fue tercero en la lista a senadores provinciales e ingresó. Pese a que el legislador tiene línea directa con el Jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, su inclusión en aquella lista fue un pedido de Galli. Un poco para premiarlo y otro tanto para que no le haga sombra. Es que, apenas llegó al Gabinete, Jaúregui tendió los lazos con la oposición que hasta ese momento, tras el recital de Solari, estaban rotos. Olavarría define buena parte de la elección y por ello Galli podría pedir un lugar en esa lista que cada vez tiene más postulantes y menos espacios. El nombre del intendente aún no está. 

En las localidades de Saladillo y General Alvear, Cambiemos no debería tener problemas para ganar la elección. Incluso, en una encuesta hecha en el primero de los dos municipios hasta el presidente Mauricio Macri supera los 40 puntos de intención de votos. El interior de María Eugenia es poderoso si de elecciones se trata.
 


Vidal en General Alvear junto al senador provincial, Alejandro Cellillo 

 

En el resto de los municipios –Tapalqué, 25 de Mayo y Roque Pérez-, Cambiemos cree que mantendrá el caudal de votos de la elección del 2017. No hay un fuerte entusiasmo en ganar la elección, salvo en Roque Pérez. Allí creen que el postulante propio Juancho Cravero podría hacer una buena elección y meter el batacazo, siempre y cuando el peronismo no juegue con la renovación del intendente Juan Carlos "Chinchu" Gasparini, hoy en licencia en sus funciones por cuestiones de salud. Gasparini es garantía de votos para el peronismo en ese distrito del interior bonaerense. 

Tras perder el gobierno en 2105, en 25 de Mayo no descartan una interna en el oficialismo. "Para ordenar", dice un armador de la sección. En el tramo provincial, en la elección 2017, 25 de Mayo obtuvo una banca en el senado provincial, la de Carolina Tironi. Fue un gesto hacia la Coalición Cívica, que tiene poca y nada de injerencia en la discusión seccional. 

No todo es armonía en Cambiemos. En Bolívar hay una fuerte interna que solo le da más chances al actual intendente Marcos Pisano de renovar su mandato, quien además mantiene la buena imagen de gestión que dejó el hoy diputado nacional peronista Eduardo "Bali" Bucca. De Bolívar es Mosca, pero el titular de la Cámara baja no se meterá en la interna de la ciudad de Marcelo Tinelli, que actualmente tiene -además de Santos- al radical José Gabriel Erreca, a Ricardo Criado y al ex diputado naicional -apartado de la Coalición Cívica- Juan Carlos Morán con intenciones de pelear candidaturas locales. Allí podrían ir a una interna para definir el candidato local. Hoy, las chances de ganar la intendencia son escasas.

 

 

EL PIE FORÁNEO DE ANGELICI. Eduardo “Changui” Barragán es el tercer diputado por Cambiemos que entró en 2015, además de Mosca y Lordén. Por mérito propio su suerte de renovar es un misterio. En la Séptima lo ven más afuera que adentro. Salvo que llame Daniel Angelici. También podría ir por otra sección. Barragán reporta el presidente de Boca. El año pasado, fue el único diputado oficialista que hizo pública su voz de oponerse a la ley que le reducía gradualmente el fondo que la Provincia le da a la actividad hípica. El proyecto, anunciado por la propia Vidal, había sido aprobado en el Senado, pero cuando llegó a la Cámara baja se trabó y nunca se votó. 

El legislador es de Mar Chiquita, la Quinta sección electoral. Y su inclusión en la lista es algo propio de la política en general. En la Séptima, tanto el massismo como el sciolismo han puesto candidatos en esa sección que ni siquiera conocían el territorio. El Frente Renovador de Sergio Massa lo hizo, vía el entonces intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, en 2013, con Alfonso Coll Areco, y el sciolismo con el quilmeño Alberto De Fazio en la elección del 2015. Ninguno militó en la sección.

El radicalismo logró poner el primer candidato a senador provincial en la Séptima sección electoral en 2017. Fue la única sección donde la UCR encabezó con la postulación del entonces intendente de General Alvear, Alejandro Celillo. La séptima siempre fue y es una sección con fuerte impronta radical. Los boina blanca esperan repetir la tendencia.