X

En el debate por la vicegobernación, el Senado le hace un guiño a Salvador

El intendente de Junín lo corrió de la fórmula y pidió por Jorge Macri. Al radical lo bancan los jefes comunales del interior. Además, en la Cámara alta apuestan a que siga él.
Por 08/02/2019 18:13

Mientras una línea de intendentes del PRO tiene el deseo de que el compañero de fórmula de la gobernadora María Eugenia Vidal sea el jefe comunal de Vicente López, Jorge Macri, en detrimento del actual vicegobernador, Daniel Salvador, el radical se blinda con los integrantes del bloque oficialista en la Cámara que preside. Sin involucrarse demasiado, los senadores creen que el líder de la UCR provincial continuaría en sus funciones si la gobernadora fuese reelecta. 
 

 

“Si la gente me elige”, dijo Vidal cuando el diario La Nación le consultó si quería ser gobernadora por cuatro años más. Lo concreto es que la mandataria irá por la reelección. Esa certeza, sin embargo, no se traslada para el cargo a la vicegobernación, donde los intendentes del PRO anhelan -por lo bajo- que sea Jorge Macri el compañero de fórmula de la gobernadora. 

Esa decisión altera la estrategia del radicalismo, que pone todas sus fichas en Salvador. Incluso el propio vice ya manifestó que debe ser un radical el candidato, ante la también amenaza de que el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, lo desplace. Pero, además de los intendentes, Salvador tiene el visto de los senadores por Cambiemos. 

Si bien los legisladores no tienen poder de decisión en esta discusión, en los más de tres años de gestión, el vicegobernador sembró lo que hoy cosecha en ese ámbito del poder legislativo. Tiene una buena relación con las diferentes vertientes de Cambiemos y nadie lo ve fuera de la vicegobernación, aunque todos coinciden en que “la decisión final será de María Eugenia”.
 

 


“No veo una ola ni movimiento que prediga que no va ser Salvador, lo veo a Daniel siguiendo en ese mismo lugar. Veo una continuidad”, le dijo a Letra P un senador del PRO con peso dentro del bloque 

Otro legislador –también del PRO- aclaró antes este medio que “es una decisión de María Eugenia quién la acompañará en la fórmula”. Al ser consultado por los dichos de Petrecca, dijo que “es lógico, Jorge (Macri) es su padrino político”.

El vicegobernador preside el Senado. Por eso, la futura decisión sobre el compañero de fórmula de Vidal también es mirada con atención por los legisladores. Sucede que los acuerdos puertas adentro de la Cámara alta provincial implican el vínculo –en este caso- con Salvador. 

Semanas atrás, intendentes de la UCR se reunieron en Saladillo y pidieron, en un comunicado escrito con buenos modales, que la fórmula de Cambiemos para la provincia de Buenos Aires en las próximas elecciones sea Vidal – Salvador. La teoría de que equipo que gana no se toca pesa. 

Fueron más de 30 intendentes boinas blancas los que empujaron esta idea de continuidad de Salvador. Sin embargo, se trata de mandatarios de distritos con poco peso electoral, algo que saben los del PRO. No en vano, el jefe comunal de Bahía Blanca, Héctor Gay, le dijo a Letra P, una vez finalizado el foro de intendentes en Vicente López, que “el radicalismo tiene más intendencias, pero el PRO tiene las más importantes”.

En el debate por la vicegobernación, el Senado le hace un guiño a Salvador

El intendente de Junín lo corrió de la fórmula y pidió por Jorge Macri. Al radical lo bancan los jefes comunales del interior. Además, en la Cámara alta apuestan a que siga él. 

Mientras una línea de intendentes del PRO tiene el deseo de que el compañero de fórmula de la gobernadora María Eugenia Vidal sea el jefe comunal de Vicente López, Jorge Macri, en detrimento del actual vicegobernador, Daniel Salvador, el radical se blinda con los integrantes del bloque oficialista en la Cámara que preside. Sin involucrarse demasiado, los senadores creen que el líder de la UCR provincial continuaría en sus funciones si la gobernadora fuese reelecta. 
 

 

“Si la gente me elige”, dijo Vidal cuando el diario La Nación le consultó si quería ser gobernadora por cuatro años más. Lo concreto es que la mandataria irá por la reelección. Esa certeza, sin embargo, no se traslada para el cargo a la vicegobernación, donde los intendentes del PRO anhelan -por lo bajo- que sea Jorge Macri el compañero de fórmula de la gobernadora. 

Esa decisión altera la estrategia del radicalismo, que pone todas sus fichas en Salvador. Incluso el propio vice ya manifestó que debe ser un radical el candidato, ante la también amenaza de que el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, lo desplace. Pero, además de los intendentes, Salvador tiene el visto de los senadores por Cambiemos. 

Si bien los legisladores no tienen poder de decisión en esta discusión, en los más de tres años de gestión, el vicegobernador sembró lo que hoy cosecha en ese ámbito del poder legislativo. Tiene una buena relación con las diferentes vertientes de Cambiemos y nadie lo ve fuera de la vicegobernación, aunque todos coinciden en que “la decisión final será de María Eugenia”.
 

 


“No veo una ola ni movimiento que prediga que no va ser Salvador, lo veo a Daniel siguiendo en ese mismo lugar. Veo una continuidad”, le dijo a Letra P un senador del PRO con peso dentro del bloque 

Otro legislador –también del PRO- aclaró antes este medio que “es una decisión de María Eugenia quién la acompañará en la fórmula”. Al ser consultado por los dichos de Petrecca, dijo que “es lógico, Jorge (Macri) es su padrino político”.

El vicegobernador preside el Senado. Por eso, la futura decisión sobre el compañero de fórmula de Vidal también es mirada con atención por los legisladores. Sucede que los acuerdos puertas adentro de la Cámara alta provincial implican el vínculo –en este caso- con Salvador. 

Semanas atrás, intendentes de la UCR se reunieron en Saladillo y pidieron, en un comunicado escrito con buenos modales, que la fórmula de Cambiemos para la provincia de Buenos Aires en las próximas elecciones sea Vidal – Salvador. La teoría de que equipo que gana no se toca pesa. 

Fueron más de 30 intendentes boinas blancas los que empujaron esta idea de continuidad de Salvador. Sin embargo, se trata de mandatarios de distritos con poco peso electoral, algo que saben los del PRO. No en vano, el jefe comunal de Bahía Blanca, Héctor Gay, le dijo a Letra P, una vez finalizado el foro de intendentes en Vicente López, que “el radicalismo tiene más intendencias, pero el PRO tiene las más importantes”.