X

La grieta moral: Weretilneck plantea una pelea entre buenas y malas personas

En Cipolletti, su ciudad, presentó la fórmula oficialista. Fuertes críticas a Soria, su rival, abriendo un escenario de polarización. "Superamos dos presidentes distintos y ninguno nos quebró", dijo.
En Cipolletti, su ciudad, presentó la fórmula oficialista. Fuertes críticas a Soria, su rival, abriendo un escenario de polarización. "Superamos dos presidentes distintos y ninguno nos quebró", dijo.
Por 06/02/2019 9:20

En Cipolletti, la ciudad que manejó dos períodos como intendente, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, presentó su lista y se mostró por primera vez con la flamante candidata a vicegobernadora, la ministra de Turismo, Arabela Carreras. En el escenario lo acompañó el actual presidente de la Legislatura, Pedro Pesatti. De esta forma, como informó Letra P, la oposición prepara diversas acciones judiciales para impedir que el patagónico se postule por tercera vez consecutiva en una elección de este tipo.

En ese marco, Weretilneck lanzó una campaña de polarización absoluta con la oposición a partir de una grieta moral. "La diferencia entre nosotros y nuestros adversarios, es que nosotros somos buena gente", sostuvo el gobernador. "El 7 de abril se vota entre previsibilidad o improvisación, diálogo o autoritarismo, humildad o soberbia, paz o violencia. Se elige orgullo rionegrino o vergüenza, crecimiento o la parálisis", completó.

 

 

“La garantía de que la provincia siga creciendo es Juntos Somos Río Negro (JSRN). Hay que defender lo logrado para no volver al pasado. Hay que seguir, la gente necesita este camino”. Así cerró Weretilneck el breve acto en el círculo italiano cipoleño, en el que se destacaron logros de gestión, el rol de la mujer y una cruda comparación con sus opositores, a los que nunca nombró. Al igual que Pesatti y Carreras, quienes fueron los que inauguraron el acto, enalteció el trabajo para “reconstruir” la identidad rionegrina. "¿Para qué cambiar de gobernador?", preguntaron los dos primeros oradores.

Con gradas donde se sentaron los candidatos a legisladores provinciales, una pantalla gigante -de color verde- que anunciaba la fórmula Weretilneck-Carreras, bajo un extenso cartel con la leyenda “Alberto gobernador”, el líder de JSRN anunció que se presentará una vez más a competir para “seguir creciendo”.  “Estamos con alegría y orgullo, presentándoles a los 750 mil rionegrinos nuestra propuesta de mujeres y hombres que tendremos la responsabilidad de gobernar los próximos cuatro años”, festejó sin alejarse de la bandera de Río Negro en todo el acto.

 “Quiero una provincia para todos, no para pocos. No quiero un Río Negro aislado a las vecinas provincias patagónicas y el gobierno nacional. Quiero que defendamos lo que somos, y no que nos quieran cambiar”, sostuvo el gobernador. 

 

 

Desde que asumió en lugar de Carlos Soria, en enero del 2012, Weretilneck transitó siete años enfrentado a Martín Soria, hijo del ex jefe de la SIDE y actual candidato del Frente para la Victoria (FpV). Este martes, sin nombrarlo, comparó proyectos y estilos. “La fundamental diferencia entre Juntos y nuestros opositores, es que somos buena gente. Las cosas importantes de la vida, la buena gente, las resuelve desde el corazón”.

Luego de agradecerle a diputados, intendentes, y funcionarios, se tomó un tiempo para enviarle un mensaje a Mauricio Macri y a Cristina Fernández de Kirchner. "Superamos dos presidentes distintos y ninguno de los dos nos quebró", gritó -en el final- entre aplausos.

Como publicó Letra P, la decisión de competir será judicializada ni bien presente la lista. El plazo límite para eso será el próximo 15 de febrero, en el tribunal electoral de Viedma. Como se espera, oficialmente, el gobernador lo hará al filo de lo estipulado y desde ese momento comenzará una cruda batalla judicial.

La grieta moral: Weretilneck plantea una pelea entre buenas y malas personas

En Cipolletti, su ciudad, presentó la fórmula oficialista. Fuertes críticas a Soria, su rival, abriendo un escenario de polarización. "Superamos dos presidentes distintos y ninguno nos quebró", dijo.

En Cipolletti, la ciudad que manejó dos períodos como intendente, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, presentó su lista y se mostró por primera vez con la flamante candidata a vicegobernadora, la ministra de Turismo, Arabela Carreras. En el escenario lo acompañó el actual presidente de la Legislatura, Pedro Pesatti. De esta forma, como informó Letra P, la oposición prepara diversas acciones judiciales para impedir que el patagónico se postule por tercera vez consecutiva en una elección de este tipo.

En ese marco, Weretilneck lanzó una campaña de polarización absoluta con la oposición a partir de una grieta moral. "La diferencia entre nosotros y nuestros adversarios, es que nosotros somos buena gente", sostuvo el gobernador. "El 7 de abril se vota entre previsibilidad o improvisación, diálogo o autoritarismo, humildad o soberbia, paz o violencia. Se elige orgullo rionegrino o vergüenza, crecimiento o la parálisis", completó.

 

 

“La garantía de que la provincia siga creciendo es Juntos Somos Río Negro (JSRN). Hay que defender lo logrado para no volver al pasado. Hay que seguir, la gente necesita este camino”. Así cerró Weretilneck el breve acto en el círculo italiano cipoleño, en el que se destacaron logros de gestión, el rol de la mujer y una cruda comparación con sus opositores, a los que nunca nombró. Al igual que Pesatti y Carreras, quienes fueron los que inauguraron el acto, enalteció el trabajo para “reconstruir” la identidad rionegrina. "¿Para qué cambiar de gobernador?", preguntaron los dos primeros oradores.

Con gradas donde se sentaron los candidatos a legisladores provinciales, una pantalla gigante -de color verde- que anunciaba la fórmula Weretilneck-Carreras, bajo un extenso cartel con la leyenda “Alberto gobernador”, el líder de JSRN anunció que se presentará una vez más a competir para “seguir creciendo”.  “Estamos con alegría y orgullo, presentándoles a los 750 mil rionegrinos nuestra propuesta de mujeres y hombres que tendremos la responsabilidad de gobernar los próximos cuatro años”, festejó sin alejarse de la bandera de Río Negro en todo el acto.

 “Quiero una provincia para todos, no para pocos. No quiero un Río Negro aislado a las vecinas provincias patagónicas y el gobierno nacional. Quiero que defendamos lo que somos, y no que nos quieran cambiar”, sostuvo el gobernador. 

 

 

Desde que asumió en lugar de Carlos Soria, en enero del 2012, Weretilneck transitó siete años enfrentado a Martín Soria, hijo del ex jefe de la SIDE y actual candidato del Frente para la Victoria (FpV). Este martes, sin nombrarlo, comparó proyectos y estilos. “La fundamental diferencia entre Juntos y nuestros opositores, es que somos buena gente. Las cosas importantes de la vida, la buena gente, las resuelve desde el corazón”.

Luego de agradecerle a diputados, intendentes, y funcionarios, se tomó un tiempo para enviarle un mensaje a Mauricio Macri y a Cristina Fernández de Kirchner. "Superamos dos presidentes distintos y ninguno de los dos nos quebró", gritó -en el final- entre aplausos.

Como publicó Letra P, la decisión de competir será judicializada ni bien presente la lista. El plazo límite para eso será el próximo 15 de febrero, en el tribunal electoral de Viedma. Como se espera, oficialmente, el gobernador lo hará al filo de lo estipulado y desde ese momento comenzará una cruda batalla judicial.