X
Carlos Washington Palacios fue destituido del Poder Judicial por irregularidades en la investigación penal del robo ocurrido a mediados de 2013 en la casa del líder del Frente Renovador.
Por 02/12/2019 12:09

No hubo grietas. Tampoco dudas. Fue en bloque, sin fisuras y por unanimidad. Un jurado de enjuiciamiento de magistrados destituyó de su cargo al fiscal de Pilar Carlos Washington Palacios, acusado de cometer irregularidades en la investigación penal por el robo que sufrió Sergio Massa en su vivienda familiar a mediados del año 2013. Dos legisladores que en 2016 se opusieron a la suspensión finalmente cambiaron de postura y uno de ellos le generó un dolor de cabeza a Elisa Carrió, quien resultó la otra gran perdedora de la jornada.

Fuentes de la magistratura confirmaron a Letra P que el jurado encabezado por el titular de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Eduardo Néstor de Lázzari, dictó la condena de manera unánime en un caso que mantuvo en turbulencia permanente al líder del Frente Renovador y a una de las fundadoras de Cambiemos.

El jurado estaba integrado por los conjueces abogados Hernán Colli, Abraham Waismann, Graciela Amione y Pablo Perrino. El lote de legisladores lo integraron los diputados Santiago Révora (Unidad Ciudadana), Hugo Oroño (Juntos por el Cambio) y Guillermo Castello (Juntos por el Cambio) y los senadores Marcelo Julio Di Leo (UCR - Juntos por el Cambio) y Juan Pablo Allan (Juntos por el Cambio).

 

 

Uno de los datos llamativos de la votación fue la adhesión del diputado Castello, quien supo ser aliado de Carrió ya que la diputada nacional fue una ferviente defensora de la labor del fiscal apartado, tal como este medio informó en ediciones anteriores. Otro dato curioso es que durante la instrucción del sumario judicial, el camporista Révora y Castello se habían negado a la suspensión de Palacios (paso previo a la destitución), pero tras el juicio político cerraron filas con los abogados y el resto de los legisladores para expulsar al ahora ex magistrado.

Carrió defendió siempre a Palacios y planteó que fue Massa el único interesado en un jury en su contra, debido a que en su propiedad se robó más dinero del que el entonces candidato había declarado. Con este desplazamiento, el tigrense le ganó la pulseada a la legisladora que prometió renunciar a su banca en marzo de 2020.

Palacios fue suspendido en sus funciones en marzo de 2016. Se lo encontró culpable de ejecutar maniobras para desviar la investigación con la intención de encubrir al prefecto Alcides Díaz Gorgonio, quien finalmente fue encontrado culpable del delito en cuestión y sentenciado a 18 años de prisión.

 

 

El asalto a la casa de Massa fue cometido en la tarde del 20 de julio de 2013, cuando el ladrón armado irrumpió en la casa del entonces intendente de Tigre y disparó contra una cámara de seguridad, sin advertir que era grabado por otra. El hecho ocurrió pocos días antes de las elecciones PASO de aquel año en las que Massa resultó ganador en la provincia de Buenos Aires y significó la irrupción del Frente Renovador en el mapa político nacional.

El caso generó todo tipo de suspicacias que luego fueron saldadas en el tiempo. El líder del Frente Renovador fue el primero en apuntar los dardos contra el fiscal y promover a través de sus legisladores provinciales un juicio para el entonces funcionario del Ministerio Público.