04|9|2021

Huérfanos provida creen que el PRO sedujo a Granata para que pegara el portazo

26 de noviembre de 2019

26 de noviembre de 2019

Pidieron a la diputada electa que revea la decisión y se lamentaron que se los comunicara mediante una gacetilla. Buscan formar un interbloque. Hoy, cuatro legisladores por un lado y dos por el otro.

El portazo del bloque provida que dio Amalia Granata a diez días de la asunción como legisladora santafesina sorprendió pero no tanto al resto de los diputados electos. Si bien lograron acercamientos para reparar el vínculo, entienden que hubo influencia de otras fuerzas políticas que, de a poco, terminó gestando la ruptura. Le piden que recapacite y, al menos, se una a un interbloque.

 

“Nos agarró de sorpresa porque veníamos comenzando a dialogar, pero ella rompió. Veníamos dialogando para cerrar la conformación de un interbloque y salió con esto”, explicó a poco de conocerse la noticia Walter Ghione, el pastor evangélico que asumirá una de las bancas y terminará conformando bloque junto al profesor de teología Juan Domingo Argañaraz y dos personas vinculadas al catolicismo: el abogado Nicolás Mayoraz y Natalia Armas. La fonoaudióloga Betina Florito partirá junto a Granata. Cuatro por un lado, dos por el otro.

 

 

Las elecciones del 16 de junio convirtieron a la lista de diputados Unite por la vida y la familia en la tercera más votada, logrando colocar seis legisladores. Granata fue la cabeza del grupo promovido por la campaña del pañuelo celeste, en contra de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo y de fuerte sesgo religioso.

 

Sin embargo, desde hace unas semanas, los movimientos unilaterales de Granata no cayeron muy bien al resto de sus compañeros, sobre todo el “coqueteo” con el sector del PRO encabezado por Roy López Molina. El propio concejal sostuvo a Letra P que hubo un “acercamiento con la referente que sacó 300 mil votos”. En junio, Granata se reunió en la quinta de Olivos con el presidente Mauricio Macri, un gesto nada menor si se tiene en cuenta que fue a los pocos días de ser electa diputada. Luego publicó en Twitter un pedido de compromiso al presidente e hizo un comentario sobre su trabajo legislativo. 

 

 

 

 

Ahora deslizan que hacer un bloque propio fue la manera más prolija para tender puentes con otros espacios, los cuales incidieron en algún punto en la decisión. “Si tiene cuatro patas, mueve la cola y hace guau…”, soltaron desde el grupo huérfano. Un bloque propio también otorga autonomía en las decisiones y en los recursos asignados. 

 

La lectura pública la anunciaron en un comunicado de prensa: “Lamentamos que Amalia Granata nos comunicara a través de una gacetilla de prensa y no en forma personal su decisión de conformar un bloque aparte con la diputada electa Betina Florito”.

 

 

 

Si bien le propusieron que revea la situación y conforme un interbloque “que permita una dinámica de trabajo que potencia la tarea común de ambos bloques”, la situación de Amalia parece definitiva.

 

“Nuestra misión no se limita al trabajo legislativo (…) y ello no se logra con exposiciones mediáticas, sino con el trabajo personal y directo con todas las agrupaciones y líderes de la sociedad que hicieron posible el resultado electoral”, sostiene el comunicado.